Manuel Pereira: ·Desayuno parisino con Alejo Carpentier·

En abril de 1979, durante un desayuno parisino con Alejo Carpentier, éste me aconsejó: “no se dedique al ensayismo”. Yo era por entonces un joven novelista cansado de ser un joven novelista. Quería ir más lejos. Empezaba a intuir lo que hoy es ya una convicción: que ningún novelista está completo si no escribe ensayos. Desayunamos en el restaurante “La Palette” (ya desaparecido) en Montparnasse. Montañas de papas fritas en bandejas llegaban a nuestra mesa. A los dos nos gustaban mucho: reminiscencias de infancias habaneras. Fue una larga conversación literaria y, a pesar de su consejo, ese día decidí hacerme ensayista sin dejar de ser novelista. Para seguir leyendo…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s