TN: ·La joven que no quería ir a la manifestación del 27N de 2020·

Yo había decidido no ir. Conozco las filias de la Seguridad del Estado, sabía que aquello sería un criadero de agentes en estado de hipervigilia, pero sentí que las redes sociales me acusaban con cada noticia. La pasividad del lector es, en algún punto, condenatoria. Algo hermoso se gestaba en mis narices y yo lo dejaba pasar. La incomodidad que se había ido acumulando llegó a su máxima expresión cuando un wasap de mi novio me hacía prometer que, pasara lo que pasara, no saldría de casa. Una foto a las puertas del Ministerio de Cultura fue lo que vi después de aquel mensaje. Luego un video de los que te aprietan el pecho: aplausos, muchos, cientos. Sentí orgullo, miedo, emoción, ganas de gritar. La náusea fue el menor de los problemas. Me levanté, cogí agua, café. Sin avisar atravesé la calle que une mi casa con el Ministerio. Iba temblando y tratando de entender. Para seguir leyendo…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s