Margarita Mateo Palmer: ·De mi barrio y sus más de treinta avatares·

¿Cómo vive un escritor privado de su trabajo, el que garantiza sus necesidades elementales, ya sea editor, profesor, promotor cultural, periodista, especialista en una cátedra de la EICTV, en fin, impedido de realizar la labor que lo ayuda a sortear sus necesidades básicas? ¿Cómo seguir viviendo en un país donde pierdes el trabajo por expresar opiniones políticas consideradas no correctas? ¿Puente de zinc o de plata para el exilio? ¿Cómo vive cuando sus libros no se publican porque no hay papel, o cuando, a la hora de escribir —lo que es más grave—, comienza a cogerle miedo a sus propias palabras, a temer su propio pensamiento, una de las tantas formas de castrar el espíritu y ahogar el talento? ¿O cuando la asfixia se resuelve en delirio o en suicidio? Para seguir leyendo…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s