Bela Lámar: ·Anatomía de un acto de repudio·

Si bien no todos los días encontramos muertos en las calle en Cuba, hay una violencia psicológica que afecta severamente no solo a la persona en sí sino a la comunidad. El asesinato de reputación, la investigación, las detenciones arbitrarias, la amenaza perenne: todo esto comulga con un estatus dictatorial que agrede de manera lenta pero constante hasta destruirte como persona y como ciudadano. Ese acto de repudio a los que piensan distinto, termina al final por cancelar lo distinto en aras de una homogeneidad ideológica y discursiva que mantenga uniformados los estratos sociales en una parquedad económica y de derechos elementales. Para seguir leyendo…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s