William Navarrete & Enrique José Varona: ·Una entrevista a Roberto García-York·

Cuando yo vi la obra de la Carrington me di cuenta de que ella ya había hecho lo que yo quería hacer. Me pasó igual que con El Bosco, con lo cual puedo decirles que todo el mundo ha hecho – ¡y mejor! – lo que yo quería hacer. Ese viaje fue también determinante porque al estar ausente dos años (hasta 1962) pude darme cuenta, de vuelta a Cuba, de los cambios tremendos del país: la propaganda, los trabajos voluntarios, la radio que te volvía loco… un verdadero desencanto para alguien que como yo, y como todos, estuvo tan entusiasmado con el triunfo de la revolución. Me di cuenta entonces de que lo mejor era irse. Como yo había salido muchas veces de la isla no me fue difícil conseguir un permiso, de los que daba entonces Martha Arjona, una mujer poderosa perfectamente integrada al gobierno. Así conseguí mi viaje La Habana – Praga – París, en mayo de 1964. Para seguir leyendo…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s