NDDV: ·Alberto Navarro: ¿celestina o interventor?·

Cuba podrá hacer todas las revoluciones que le dé la gana, pero de los españoles no se librará jamás. Dimos una vuelta completa para recaer en España, e imagino que eso es lo que nuestros descubridores llaman “revolución”. Da lo mismo Martínez Campos que el embajador Alberto Navarro, Pablo Iglesias que Emilio Castelar, las relaciones de Cuba y la vieja metrópolis son un diálogo de sordos que dura cinco siglos. Ya en el año 1881, José Martí, el neoyorquino, se divertía con la paradoja de que una revista se llamara La España Moderna y llevara el título en letras góticas: “Alrededor no hay mozos robustos, con la cara al cielo y un libro y un arado, sino más como dragones, de pico y voluta; con la cola de mucho recoveco, y los remates flor de lis”. Para seguir leyendo…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s