Abel Sierra Madero: ·Las exhumaciones de Fidel Castro. Necrofilia y necropolítica·

La política del cuerpo muerto no es nueva en Cuba. La Revolución fue también un proyecto necrofílico. Desde 1959, a la mayoría de las instituciones y calles del país les fue asignado el nombre de un mártir. De este modo se construía una nueva tradición, que rompía simbólicamente con el pasado republicano, y se imponía lo que Elizabeth Freeman ha llamado “crononormatividad”. Se trata de una estrategia ideológica encaminada a que el tiempo se use como dispositivo de control, para organizar cuerpos humanos. Para seguir leyendo… (Imagen: Raychel Carrión).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s