Rafael Rojas: ·El debate sobre necropolítica en América Latina·

En las redes sociales, algunos funcionarios del gobierno, como la directora del Centro Nacional de Educación Sexual (Cenesex), Mariela Castro, hija de Raúl Castro y diputada, han sostenido que hablar de necropolítica o necropoder en Cuba es calumniar a la Revolución. El argumento es tan superficial como identificar ambos conceptos únicamente con el asesinato de opositores. Supongamos que, en efecto, eso no sucede, pero en un país donde existe la pena de muerte, aunque su aplicación haya disminuido en los últimos años, y donde se producen, en menor escala, feminicidios, asesinatos y crímenes de odio —no hace mucho fue asesinado un joven sudafricano—, las tesis de Mbembe también son válidas. Hay en esa negación a aceptar la necropolítica en Cuba un viejo reflejo de la Guerra Fría que consiste en ubicar la isla, no en su entorno caribeño, sino en un lugar modélico y, por tanto, imaginario. Para seguir leyendo…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s