Julio Llópiz-Casal: ·La política cultural cubana puede ser integral pero carece de calidad·

Es política del gobierno cubano presumir ante el mundo de que tiene cientos de centros culturales a disposición de los artistas, pero nunca se menciona su mal funcionamiento. A lo largo de los años, estos espacios se han vuelto repugnantes para los artistas y están ocupados en su mayor parte por quienes no tienen mejor opción. Los centros culturales en Cuba son un proyecto político triunfalista que ha sacrificado la calidad del arte, su enseñanza y circulación, equiparando la presencia omnipresente con la ganancia cualitativa para parecer una empresa de justicia social de base amplia. Para seguir leyendo…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s