Inés Sanz: ·Edificio Alaska, la joya que el Gobierno cubano terminó derrumbando·

Con cinco plantas y más de cincuenta apartamentos con cuatro o cinco habitaciones, la reparación arquitectónica resultaba imperativa y costosa, a lo que se suma que algunas de las viviendas fueron transformadas en cuarterías y el estilo ecléctico de la construcción. Finalmente, se aprobó el presupuesto requerido en 1978. Llegó el Período Especial en los 90 y algunos moradores fueron alojados en albergues en la parte oriental de la capital y el resto se trasladaron más de una década después, mientras moría el Alaska. Para seguir leyendo…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s