Ramón Fernández Larrea: ·Cuidar al pueblo·

El pueblo debería hablar de lo difícil que es ser policía. Tener ganas de estudiar y superarse y no poder hacerlo por el afán de servir al pueblo, de velar por él, de cuidarlo para que no se corrompa o se vaya del país. El policía, como cualquier hijo de vecino, tiene también aspiraciones de viajar y ver mundo para enriquecer su cultura, por ejemplo, aprender cómo usan las tonfas los policías japoneses, o con qué dulzura y suavidad la policía norcoreana desaparece a quienes, muchas veces sin saberlo ellos mismos, disienten y dudan de su sistema. Saber que hay calabozos más humanitarios donde no hay ratas, porque ni las ratas resisten el abandono e inmundicia. Para seguir leyendo…

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s