Carlos A. Aguilera: ·Meterle al ‘stop’ poco a poco·

La tarde es más para libros o conversar o pasear por el barrio un rato. También para algún vinito o ron. A la noche llega casi siempre alguna película. Generalmente una donde una especie de Travis Bickle —el loquito de Taxi Driver— mata a todos y después se sienta a comérselos. Uno a uno. Con ropa y chancletas y bigote y todo. No voy a negar que ante el espectáculo escatológico siento —siempre— cierto regocijo. La felicidad tiene a veces el tamaño de una buena mordida. Para seguir leyendo…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s