Antonio José Ponte: ·Tortura de la información: el caso Otero Alcántara·

No hay (…) que achacar a falta de profesionalidad de Seguridad del Estado todas esas incongruencias entre un parte médico y otro, entre un video y otro. Por el contrario, tanta chapucería está construida a propósito. Cuando, varias semanas después de meterlo en un hospital, exhiben a un empeorado Otero Alcántara y afirman que recibe esmerada atención, lo hacen para que reparemos en la tremenda incongruencia entre imágenes y palabras, para que una brecha así nos permita sospechar lo terrible, y nos entre miedo. Cuando los esbirros se hacen cargo de la información extienden hasta la audiencia la tortura. Para seguir leyendo… (Imagen: J. Llópiz-Casal).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s