Edgar Ariel: ·Interviú a Iván de la Nuez y Atelier Morales / Arquitectura y urbanismo en Cuba·

Vamos a tratar esta idea de ficción con cuidado. Yo, por ejemplo, no pienso que muchas edificaciones dadas como reales en el entorno urbano sean menos ficticias que las ciudades que se sueñan en este proyecto. Como tampoco creo que Alamar o Bến Tre porten consigo la “verdad arquitectónica” y no los ejercicios de restauración de Francisco Bedoya o un proyecto para habitar las azoteas. Para mí, es más ficción reverenciar una fortaleza colonial o el Palacio de los Capitanes Generales que darle entidad histórica a las barbacoas u otras alternativas de la arquitectura popular. Si en 1989 titulé el ensayo que escribí sobre este movimiento La arquitectura posible es porque pensaba que, no por estar construida la ciudad en esa escala, no fuera viable y deseable. Para seguir leyendo…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s