Miriam Celaya: ·Corresponsales extranjeros en Cuba: la fascinación por la dictadura·

Desde el flechazo experimentado por el periodista Herbert Matthews hacia Fidel Castro en 1957, cuando entrevistó al guerrillero en la Sierra Maestra, muchos reporteros han sucumbido a la mitología (y mitomanía, habría que agregar) de la revolución castrista. Quizás deslumbrados por el color y el calor del trópico, por el alegre desenfado de los cubanos, la belleza de las playas, el refrescante sabor de los mojitos y la comodidad de lo que, más que trabajo de corresponsalía, resulta ser un estado de perennes vacaciones pagadas, lo cierto es que la mayoría de estos reporteros foráneos se muestran más interesados en no disgustar al poder dictatorial cubano que en honrar el compromiso profesional de narrar objetivamente la realidad de lo que acontece en la Isla. Para seguir leyendo…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s