Cubanet: ·El lado ‘glamuroso’ del castrismo: herederas de Antonio Núñez Jiménez·

En 1994, cuando Núñez Jiménez enfermó y decidió jubilarse, recibió el permiso de Fidel Castro para crear y presidir en su propia casa de Miramar la Fundación de la Naturaleza y el Hombre. Su hija Liliana se había graduado de Historia en la Universidad de La Habana el año anterior, en 1993, y consciente de que la enfermedad lo llevaría pronto a la muerte, se apresuró a acomodarla como “directora” en el “negocio” familiar. Él sería el presidente de la Fundación y su hija más querida, recién terminados los estudios, la directora ejecutiva. Ni siquiera la joven tendría que salir de casa para ganar el sustento. Para seguir leyendo…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s