Camila Acosta: ·Electroshocks en Cuba: ¿una herramienta del régimen para reprimir?·

Para proceder con los electrochoques se debe poner anestesia general y se aplican entre cinco y diez sesiones en días alternos y en ambiente controlado. El efecto es un daño psico-orgánico que provoca trastornos en las funciones de síntesis: conciencia, atención, memoria y orientación; así como trastornos cognitivos: sensopercepciones y pensamiento. Las consecuencias pueden llegar a ser peores en caso de aplicarse el tratamiento en pacientes sanos. Para seguir leyendo…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s