Julio Llópiz-Casal: ·Blanco fiero·

Rafael Blanco es el humorista gráfico que encuentra la risa trazando otro camino. No contó con la popularidad de Eduardo Abela y su Bobo… ni siquiera con la de Torriente y el Liborio. Es el artista que apuesta por la «risa pesada», por el chiste que en realidad persigue lo grave. En pocos trazos hacía un retrato y planteaba una perspectiva. Dominaba la figura humana como el más aplicado de los academicistas (algo que se aprecia, sobre todo, en muchas de sus aguadas), pero con la misma soltura brincaba hacia lo más sintético y de inspiración asiática. Alguno de sus contemporáneos supo ver también lo «alemán», esa especie de churrecito nitzcheano, oscuro y abocado a la sospecha. Para seguir leyendo… (Imagen: “El pueblo sacrificado por la dictadura”, Blanco).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s