Claudia González Marrero: ·El imaginario instituyente como demiurgo de las políticas culturales·

Cada década respondió a un proceso de prueba y error que propició un set de respuestas coyunturales —tómese como ejemplos el proceso de Institucionalización entre 1970-1980 o el Programa de Rectificación de Errores entre 1986 y 1990. O sea, las políticas de rectificaciones y reorientaciones —que, aunque en su mayoría económicas, conjugaron por igual posiciones culturales afines—, han ido destinadas a enmendar errores de etapas anteriores, mediante el oportuno reacomodo de elementos discursivos epocales y la evocación conjunta de los ideales del movimiento, pilares simbólicos comunes entre etapas. Para seguir leyendo… De propina, la presentación del libro….

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s