Julio Llópiz-Casal: ·Hamlet Lavastida: la habilidad de insistir en lo político·

Hamlet Lavastida asume la cultura cubana como un patinódromo y la recorre de lado a lado, haciendo malabares o impulsándose a toda velocidad para que la poca brisa fresca que sobrevive lo despeine. Su foco fundamental es la jerga politiquera revolucionaria, pero sus conocimientos sobre cultura cubana y universal son un lujo. Se pasea sin prejuicios, y sin establecer jerarquías, por el mundo, tal cual ha aprendido a verlo. Cuando lo conocí (en la primera década de los 2000), el contexto del arte cubano joven estaba polarizado de un modo que hoy me resultaría hasta chistoso, si no fuera por lo macabro y dañino que fue. Los artistas que ventilaban cuestiones políticas y sociales en su obra, del modo que fuera, parecían estar obligados a una uniformidad ramplona: modos de proyectarse muy específicos, lecturas y consumo cultural muy predecibles y puristas. Para seguir leyendo… (Imagen: Gorki).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s