María A. Cabrera Arús: ·Una sociedad civil transnacional·

Para facilitar el flujo de recursos y ayuda humanitaria el gobierno debería simplificar los procedimientos migratorios, eliminando los requisitos de visa para los cubanos que abandonaron el país antes de 1971, así como las costosas prórrogas bianuales necesarias para mantener vigente el pasaporte que requiere a quienes emigraron con posterioridad a esa fecha, y cuyo costo varía en dependencia del país de residencia —en el caso de los cubano-americanos, este asciende a $200, para un total de $800 en el período de seis años en que este tiene validez: el pasaporte más caro del mundo—. Para seguir leyendo…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s