Kelly Martínez Grandal: ·Aquí hay que hacer lo que sea·

Me dan ganas de decirle que no, que todavía su mujer no le dice papi; confesarle que, aunque yo insista en negarlo, estoy enamorada de Alejandro y Alejandro no va a mirarme, no va a distraerse con mis piernas. Es una época terrible para los románticos, ¿sabe? Una época cínica. El amor es cosa demodé. Me dan ganas de contarle sobre el camión robado, sobre semejante incongruencia, y mi falta de comprensión del mundo que me rodea. Decirle que tal vez el camión solo tenía que morirse y los camioneros eran su muerte; que todo esto pasa por el cementerio tequesta, pero me freno. En silencio, lo ayudo a amarrar sus cartones. Para seguir leyendo…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s