Víctor Fernández: ·Sabotaje·

En las protestas, justo a dos cuadras de Malecón, en Galeano, presencié la respuesta revolucionaria. Era un grupo de no más de cien ancianos gritando desesperadamente: ′¡Fidel!, ¡Fidel!′, nadie gritó ¡Díaz Canel!, sin ponerle detrás ′singao′. Ante esa imagen de los viejitos, con la presión alta de tanto gritar rodeados de policías, no se podía hacer otra cosa que mirar y sacar conclusiones. Entonces, hay dos causas para el silencio: 1-la policía; 2-deslumbrarse con lo que queda de este sistema, viejitos enfermos y todo lo que esto significa. Para seguir leyendo… (Imagen: C. Patricia).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s