Javier Peña: ·En los 60´s me mandaban a la zafra·

No hay lugar para el superhéroe individual dentro de la narrativa marxista; los protagonistas siempre son el Obrero Anónimo, el Heroico Miliciano, El Pueblo (Así, con mayúsculas) sin identidad ni rostro, una masa anónima dedicada absolutamente a un ideal colectivo. El héroe perfecto de la CCCP sería un campeón del trabajador común, peleando una batalla sin fin por Stalin, el Socialismo y la expansión internacional del pacto de Varsovia. Un Superhombre que les demuestra a sus enemigos que solo existe una superpotencia ahora. Para seguir leyendo…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s