Adrian Fundora García: ·Nitza Villapol y la cultura de la invención·

Durante los años sesenta, Cocina al minuto fue el único programa de cocina que sobrevivió, cuando las circunstancias atentaron contra la continuidad de estos, o al menos, del modo acostumbrado en que eran realizados. Los medios de comunicación y la industria pasaron a la propiedad estatal y la publicidad patrocinadora fue eliminada. Se había instaurado un sistema de racionamiento de alimentos, desde marzo de 1962, al persistir una escasez cíclica de productos, al tiempo que los sectores populares aumentaron su capacidad de consumo y ejercieron una presión adicional sobre los recursos. A pesar de todo lo anterior, el programa no dejó de transmitirse. ¿Cómo fue posible? Para seguir leyendo…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s