Anamely Ramos: ·Un universo suspendido, pero seguro·

Sergio Chávez Bonora saca provecho de su propio mundo encantado, anacrónico, primitivo y logra convencernos sin más de una cercanía física y emocional que es solo imaginada.  Una cercanía que convierte su retrato de la ciudad, de Cuba y de todos nosotros, dentro, y en los bordes y por donde quiera, en prematuros objetos de colección. No hay fisuras entre el cielo y la tierra, dice Pascal, y lo que salva esa distancia a veces es lo mismo que la perpetúa: los símbolos. Para seguir leyendo…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s