Inés Casal: ·Vigilar y delatar·

En octubre de 1960 se crearon los Comités de Defensa de la Revolución (CDR) y el chivato alcanzó otra connotación: era un revolucionario que tenía la responsabilidad histórica de descubrir a los enemigos de la Revolución. Pasó a ser el vecino que vigilaba al vecino, el colega que vigilaba al colega, el familiar que vigilaba al familiar. El «chivato revolucionario» debía saber en qué trabajaba su víctima, con quién se reunía, a quién le escribía, qué correspondencia recibía, qué comía, qué pensaba. Para seguir leyendo… (Imagen: Alexey Camilo Meriño Tellez).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s