Gabriela Rangel: ·Cuba, ’89: memorias paranoicas de San Antonio de Los Baños·

La asamblea extraordinaria convocó las ilustres visitas de Armando Hart, Ministro de Cultura y un histórico del Partido, junto a otros personajes destacados del Instituto de Artes e Industrias Cinematográficas, ICAIC. Hart inició el debate de la tarde con un discurso apagado, tenso y poco convincente en el que advertía a los estudiantes de un inminente complot internacional contra la Escuela de Cine. (…) Tomaron la palabra García Espinosa seguido de Birri, quienes ofrecieron versiones de la catastrófica amenaza fraguada por los enemigos de Cuba, que, según ellos, planeaban llegar a las instalaciones de San Antonio desde los EE.UU con armas de guerra. Más aún, García Espinosa y Birri pusieron en juego su prestigio ante los alumnos al sostener que los organismos de inteligencia cubanos contaban con evidencias materiales de la invasión liderada por el gran iluminador de cine Néstor Almendros, disidente y amparado por la CIA. Para seguir leyendo…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s