Waldo Fernández Cuenca: ·Thais Mailén Franco / Testimonio·

En los 23 días que estuve en la 5ta Unidad policial de Playa la atención médica fue prácticamente inexistente. Tú decías que necesitabas un médico, que tenías algún dolor y, cuando lograbas que te prestaran atención, te decían que no había. Y así podías estar días; por supuesto, tampoco había ningún tipo de medicamento. Ya estando en la prisión del Guatao sufro una caída cuando estaba limpiando el pasillo de mi galera. El dolor que tuve fue tan fuerte que pensé que me había fracturado el cóccix. Por suerte no fue así, pero aún tengo una pequeña inflamación producto de esa caída. En ese momento no fui atendida hasta ocho horas después, que fue cuando me trasladaron al Hospital Calixto García, y luego en el hospital de la propia prisión. Para seguir leyendo…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s