Ada Ferrer: ·Cuba, una historia americana / Fragmentos del Prólogo·

Luego, en 1990, volví a Cuba por primera vez. Visité a la gente que habíamos dejado atrás, a los que aún vivían. Escuché sus historias y estudié sus viejas fotos. Viajé al campo donde nacieron mis padres, cada uno en una parte diferente de la isla. Incluso fui a la Maternidad Obrera y fotografié la escultura de Teodoro Ramos Blanco de una madre y su hijo. Hice mía Cuba. De hecho, la convertí en el trabajo de mi vida. Al sumergirme en sus bibliotecas y archivos, inicié un proceso de décadas de reconstrucción del pasado de la isla, y del mío propio, a partir de una fuente aparentemente inagotable de viejos documentos deshilachados. Para seguir leyendo…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s