Salomé García: ·Interviú a Abel Sierra Madero / El país como centro de castigo·

Díaz-Canel es un monigote que está ahí como un búcaro, de modo decorativo. Y es además muy interesante cómo ha sido construido como un punching bag para canalizar la ira y la rabia popular, mientras los verdaderos responsables que están detrás de todo, no han recibido el peso del escarnio popular. Es bien extraño, bien curioso. Toda la ira va hacia Díaz-Canel y se convierte en el sitio de canalización de toda esa rabia, de todas esas energías. Mientras que Raúl Castro, no. Díaz-Canel va a estar ahí hasta que se sobresature. Ahora sigue siendo un dispositivo útil para organizar. Es como un tipo disciplinado. Sobre él recae toda la responsabilidad, toda la visibilidad, mientras la realpolitik transcurre a sus espaldas. Para seguir leyendo…

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s