Danny Echerri: ·Psicología y disidencia: a propósito del 11J·

En Cuba se hace necesaria la existencia de estructuras que integren programas para tratar y canalizar de manera efectiva a las personas que han sufrido acoso, violencia o agresiones físicas y verbales que se concretan en prácticas que invaden, por lo general, todos los ámbitos de actuación —laboral, familiar, escolar de ser el caso, y comunitario—. Lo anterior se expresa fácticamente en despidos de centros de trabajos, sanciones, delitos fabricados, actos de repudio, reclusión domiciliaria, conflictos familiares, etcétera. Para seguir leyendo…

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s