Hilda Landrove: ·Marcha 15N: ¿Quién tiene derecho a qué?·

El grupo Archipiélago, del que surgió la propuesta de la marcha, ha hecho saltar por los aires la supuesta legitimidad de la posición desde la cual el poder determina qué es lícito y qué no. La marcha habla alto de los presos políticos, al exigir su liberación; del peligro de la violencia, al exigir su cese; del anquilosamiento de un proceso que hace mucho dejó de revolucionar, al exigir cambios necesarios. Y ello sucede en medio de un agudo conflicto; uno que es tan aterrador como estimulante porque el poder no suele renunciar voluntariamente a su privilegio último: el uso de la violencia. Para seguir leyendo…

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s