Claudia Genlui: ·Nos necesitamos libres·

Mi cuerpo a veces es una defensa. Me han mirado tanto por indiscreción (por el parche en el ojo) que mostrarme desnuda lo asumo siempre como algo común, una especie de provocación al que quiere mirar. Ahora pienso que debí haberme negado: pedir una explicación. Pero solo quería ver a Luis. Estaba dispuesta a casi todo. Me quité la ropa. El blúmer y el ajustador también. Hasta me quedé descalza. Por alguna razón el nerviosismo desapareció. La mujer apenas me miraba. Yo puse las manos en la cintura. Le mostraba mi cuerpo con admiración y sentía pena por ella, porque se veía obligada a hacer algo que evidentemente no quería hacer. Me pidió que hiciera cuclillas y que pujara. Lo hice. Me levanté y continué desnuda. Para seguir leyendo…

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s