Ingeborg Portales: ·Interviú a Sergio Chávez / Con el mar al final de la calle·

En 1999 me saqué por carambola la lotería de visados. Una vecina, sin consultármelo, envió mis datos al sorteo y resulté premiado. Pero ese golpe de buena suerte me puso de repente en un aprieto. Yo estaba harto de la situación política y económica del país, pero nunca había pensado seriamente en emigrar, me sentía muy ligado emocionalmente a mis costumbres y a mis relaciones familiares. Así que medité largamente el asunto y al cabo tomé la decisión de viajar. Para seguir leyendo…

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s