Ramón Fernández Larrea: ·Manual para nacer en una dictadura·

El Estado cubano debería encargarse de informar durante todo el embarazo lo que va a sufrir (o a gozar, porque también hay masoquistas) esa criatura cuando salga del seguro refugio que representa el útero materno. Va a ser el último lugar donde no correrá peligro de derrumbe, y donde no tendrá que chillar que va a ser como el Che. Más allá de que en el seno de la familia se discuta dónde poner las advertencias para que el niño esté avisado, pudieran elaborarse unas cápsulas para que lleguen al feto. Para seguir leyendo…

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s