Archivo de la categoría: Artes visuales

Lauzán: ·Fidel·

François Vallée: ·Interviú a Rocío García / Hay muchas ferias de arte que suenan a reguetón·

Cuando regresé, todos pensaban que traía conmigo el realismo socialista. Sinceramente, en esa academia nunca me enseñaron el realismo desde esa óptica, fue más bien desde los clásicos. Allí nadie llevaba la estrella roja en la frente ni nada por el estilo; era un mundo de arte y había mucha sensibilidad y talento, no era tan simple ni tan rojo. Frente a la Academia quedaba el Museo del Hermitage. Allí aprendí mucho también, pues era un lujo ver los originales a unos centímetros de mí: desde Leonardo hasta Rubens, pasando por Matisse, Picasso, etcétera. La colección que guardan en el Hermitage, en general, es una maravilla. Las obras que más me atraían entonces eran las de los impresionistas y los vanguardistas. Yo tenía veintiún años cuando llegué a Rusia y toda esa maravilla me dio mucho bagaje; me sentía dichosa, era un privilegio. En aquella época muy pocas personas en Cuba podían viajar, era casi imposible ver esas piezas en vivo. Para seguir leyendo…

Héctor Antón Castillo: ·Los extremos tocantes de Víctor Alexis Puig·

El panorama histriónico de esta exhibición “da vida” a residuos humanos avasallados por la realidad, un contexto simbólico regido por la microfísica de poderes virtuales. Una operación que se concreta tras los bastidores del cinismo hegemónico, incapaz de enarbolar piedad ante la masa silenciada. Aquí el instante y la eternidad son extremos que, de tanto llegar a tocarse, se funden inevitablemente. Ello evoca una sutileza mordaz del escritor Milan Kundera: “El odio te une a tu enemigo en un estrecho abrazo”. Para seguir leyendo…

Lauzán: ·¡Que se vayan!

Henry Eric Hernández: ·El ruido de la erudición·

Las comunidades imaginarias de izquierda, necesitan reconocer que ya es hora de que vuestras representaciones sobre nosotros sean examinadas por nosotros, y que no sigamos siendo nosotros los estudiados y representados desde y para sus esquemas y estereotipos, sean de índole política, ideológica, intelectual, académica, cívica, artística u otra. Ustedes necesitan reconocer lo inadecuado que resultan los intentos de colonizar —solidaridad aparte— dicho conocimiento y sus procesos, así como el disentir, sea más o menos radical, y las prácticas cívicas, por muy precarias y efímeras que puedan acontecer en Cuba. Para seguir leyendo…

José Antonio Navarrete: ·Escribiendo sobre fotografía en América Latina. Antología de textos, 1925-1970·

Aquí los dejo con el índice, el prólogo y el epílogo a Escribiendo sobre fotografía en América Latina. Antología de textos, 1925-1970 (2018), antología preparada y anotada por José Antonio Navarrete para el Centro de Fotografía de Montevideo, Uruguay: “Esta antología, como se ha subrayado una y otra vez, recoge un repertorio de ideas que se producen en América Latina sobre la fotografía en el período 1925-1970. Los textos que se incluyen pueden leerse en relación con el fondo común de pensamiento sobre el tema del cual participan; sin embargo, puede ser más productivo abordarlos como las propuestas discursivas que, en los contextos locales concretos del subcontinente, acompañaron los problemas de la práctica fotográfica moderna que en ellos se plantearon. Es decir, estos textos se constituyen, en mayor o menor medida, como aportes específicos y contextuales a un fondo común de ideas que no sólo enriquecen ese fondo, sino que lo problematizan en su propio ordenamiento y contribuyen a redefinirlo”. Enjoyyyyt 😉

Clarín: ·La ciudadana Tania Bruguera / Interviú·

Hay que deslindar qué es una obra política. Están las obras que hablan de lo político; ponen una foto del presidente tal y listo, pero no se meten realmente en lo político. Otro tipo de arte consiste en mostrar lo dado, sin problematizar; eso tampoco es arte político. Para mí arte es el que crea consecuencias y una de ellas, desde luego, pueden ser las represalias. Pero a mí me interesa que el valor de mis obras no sean las sanciones que caen sobre ellas. Durante años he seguido con este dilema en mi cabeza: querer que la obra funcione. Por eso me mato pensando la forma de la obra, cómo va a reaccionar la gente a esa pieza. El arte en Cuba es un arma. Hay un lema oficial cubano, el arte es un arma de la revolución. Aquí no queda otra que ser artista político, porque aunque quieras pintar abstracción, ya eso te posiciona políticamente. Para seguir leyendo…

Celia González: ·Interviú a Marta María Pérez Bravo / Mi obra sí marcó una diferencia en Cuba·

Mi trabajo ha ido hacia el espiritismo, que es donde yo creo que se representa más puramente la espiritualidad, porque ahí no media el mundo material. Y, bueno, la santería es un intercambio con el mundo material inmediato y directo, no solamente por las cuestiones de ofrendas y rituales, sino porque hay una convivencia con la vida material. El espiritismo se distancia del mundo material, y esto me ha permitido ir depurando también la imagen. Fíjate que ya no está tan presente el cuerpo, ya son otras cosas, son acciones muy breves. Desde el 2011 he estado trabajando en los videos, y en ellos aparecen una mano, el pie… Tienen el mismo sentido conceptual y estético de la fotografía, pero con movimiento. Para seguir leyendo…

Rainy Silvestre: ·Interviú a Alexander González Delgado (Sasha)·

Al inicio las fotos las veían solo unos pocos amigos y escuchando los consejos me ayudaban a seguir creando. En el 2007 sucede algo que me cambió por dentro. Una amiga cubana que trabajaba para una Fundación de Arte había organizado un evento grande, con una exposición de fotografía de un artista que no recuerdo y no sé por cuál motivo, la embarca a un mes de la inauguración. Hablando conmigo, creo que le había hablado de mi pasión por la fotografía y me pide de mostrarle lo que yo hacía. Resumen: Un mes después me encuentro haciendo mi primera exposición personal de fotografía y de ahí en adelante empecé a creer con mayor fuerza en lo que hago. Para seguir leyendo…

Tania Pérez: ·La memoria como espacio de libertad: Autobiografía y testimonio en las narrativas gráficas ‘Cuba: My Revolution’, de Inverna Lockpez y ‘Adiós mi Habana’, de Anna Veltfort·

En este ensayo me interesa analizar dos novelas gráficas de carácter autobiográfico y testimonial que se centran en la memoria y las historias individuales de dos mujeres creadoras y su partida de Cuba después de la revolución: Cuba: My Revolution (2010), de Inverna Lockpez, y Adiós mi Habana (2017), de Anna Veltfort. Ambas cuentan historias que se desarrollan en un mismo tiempo histórico: los años posteriores a la revolución. Las dos narrativas, superpuestas, cubren los años entre 1959 y 1972. Ambas registran procesos individuales que van desde la participación entusiasta en la revolución hasta la marginalización, la decepción y el trauma. Ambas terminan con la partida de Cuba como la última imagen, el inicio de un viaje que puede describirse como un nuevo comienzo y también como la búsqueda de libertad en distintas esferas… Para seguir leyendo…

Janet Batet: ·Maria Martínez-Cañas, constante interrogación del cuerpo fotográfico·

La obra de Martínez-Cañas se caracteriza por el desafío creativo, donde la fotografía funciona como punto de partida para un sólido cuerpo experimental donde se integran el collage, la instalación, el sonido, el tiempo y los objetos, en esa constante interrogación del cuerpo fotográfico que asoma como espejo de la identidad contemporánea. Para seguir leyendo…

Garrincha: ·Ayudar al que lo necesita…·

DDC: ·Interviú a Damaris Betancourt / De La Habana a la Bienal de Arquitectura de Venecia·

No me motiva ser protagonista de los eventos que fotografío. Como ya dije, confío en que la realidad es mucho más exuberante y cautivadora que lo que yo pudiera escenificar. La imagen fija tiene el poder de detener un suspiro de la realidad y convertirlo en testimonio. Una efímera fracción de tiempo detenida y ampliada en papel fotográfico se hace eterna y puede adquirir una tremenda fuerza y simbología. Para seguir leyendo…

Martica Minipunto: ·Harakiri rosa / Sobre Rocío García·

Me fui a la exposición de Rocío García por segunda vez: necesitaba un lugar sin hedor. Me fui a Sakura, no para evadir (afuera continúa el hervidero, y en mi cabeza dan su concierto latigazos y zarpazos), sino para reencontrarme con un automatismo poético que había perdido; para enamorarme, para fotografiar el detalle de un cuadro de 2016 y tatuármelo (mi primer tatuaje debía ser oibara). Si mal no recuerdo, en el año 2016 le regalé un poema manuscrito a Rocío que era un recorrido febril a su cuadro La nieve. Para seguir leyendo…

Jorge Luis Montesino Grandía: ·Guido Llinás y la pintura mural·

La casa de estilo Arte Deco, estética predominante en la arquitectura vueltabajera y con valiosos aportes a escala insular, acoge un mural en el cual Guido Llinás logró armonizar la función decorativa y la utilitaria de la pintura mural. Se trata de una doble intervención: arquitectónica y pictórica. La primera, debió responder a los intereses de los propietarios al escoger un fragmento de pared como escenario o soporte de la pintura, para lo cual adaptaron un ángulo de la pared externa del patio interior. A su vez, el panel fue cubierto con un techo de vidrio en forma de vitral monocromático. Por otra parte, un mural de tema festivo acorde al servicio de bar y cantina para el encuentro de familiares y de allegados. Formalmente, el mural conjuga elementos de la pintura figurativa y  la abstracción geométrica. Para seguir leyendo…