Archivo de la categoría: Artes visuales

ÁrbInv: ·Andrés, el dibujante olvidado de la revista Carteles·

Su versatilidad le permitía ir de las revistas a los libros, y del teatro al cabaret. Sin dudas, con su habilidad como dibujante, su maestría en el uso del color y de la línea —junto a su singular acierto para caracterizar personajes y ambientes—, lo colmaron de trabajo y compromisos que siempre atendió. Ilustrar, diseñar… no era para él algo menor, sino el sentido de su vocación. Andrés dignificó su oficio, al punto que cuando comenzó a trabajar para las artes escénicas la crítica siempre tuvo comentarios válidos para su escenografía y para sus diseños de vestuario. Al parecer, en manos de Andrés, estos elementos de la escena también se volvían protagónicos. Por su parte, en su faceta como ilustrador de libros se encuentran: Cantos de amanecer (1934), Hojas (1938) de la poeta holguinera Marilola X, y 4 cuentos-poemas existenciales, de José Sobrino Diéguez. Posteriormente, en 1962, ilustraría Poesías, de Nicolás Guillén. Para seguir leyendo…

Garrincha: ·El socialismo·

DW: ·Tania Bruguera, la ‘artivista’ que denuncia ‘terrorismo corporativo’ contra líderes medioambientales en América Latina·

Una problemática que se extiende a otros países del continente. “He hablado con algunos líderes en Brasil y me han explicado cómo los Gobiernos han usado las leyes para desacreditar los derechos que tienen (los líderes ambientalistas) sobre las tierras”, censura. En este sentido, critica el hecho de que “Evo Morales, que es indígena y que supuestamente su mandato era reconocer la lucha de los indígenas, también cayó en lo mismo”. Por este motivo, su trabajo artístico contempla la participación de líderes medioambientales de la región y la traducción de un libro de un ambientalista brasileño. Para seguir leyendo…

Joaquín Badajoz: ·Here come the Cubans·

No es sorprendente, por tanto, que la primera generación de artistas nacidos y criados alrededor de 1959, quienes fueron los protagonistas del arte cubano de los años ochenta, enfrentaran el dilema de comprometerse con la máquina del arte de propaganda e, incapaces de aferrarse a una tradición trunca, incorporaran una amplia suma de influencias, incluidos los debates más actuales del arte internacional en ese momento, configurando el cuerpo de arte más controvertido, heterodoxo, desarticulado e irreverente producido en la historia del arte cubano hasta entonces, y definiendo de paso algunas de las principales características que identifican el arte cubano contemporáneo: obsesivamente figurativo, simbólico, de narrativa múltiple, polisémico y conceptual. Para seguir leyendo…

Carlos A. Aguilera: ·Henry Eric Hernández: el arte cubano o la violencia divina·

Uno de los condicionamientos totalitarios más perversos para el arte cubano ha sido el de sumarse al mercadeo del fetiche utopía. O sea, no es lo mismo que como artista comentes tu obra al curador o investigador de turno haciéndole ver que Cuba es una “utopía fallida”, lo cual le supone cierta belleza de la miseria y con ella algo precario a reparar en algún momento, que le digas que evalúas un sistema totalitario. Tampoco es lo mismo titular un libro como el de Rachel Weiss To and from Utopia…, que conceptualizarlo desde From and to Totalitarianism… Es así como la utopía no deja de alimentar su fetichismo, de “embellecer” el credo del izquierdismo intelectual, que no es lo mismo que la izquierda crítica. Y esto es muy importante porque el hecho de aferrarse al eufemismo discursivo en torno a esta representación detiene la dimensión histórica, es decir, si no se hace un cambio de término y se consiguen otras connotaciones, no se posibilita una dialéctica social y política. Para seguir leyendo…

Aurora Carmenate Díaz: ·Temporada de lluvias: historias de Ariel Cabrera Montejo·

En Tregua Fecunda, las narrativas de la humedad desplazan a las de la ideología militante. El sexo es, de hecho, casi el único espacio hoy de rebelión en Cuba, contra la suspensión del tiempo y la mediocridad de no controlar las opciones. Revuelta colectiva, orgía en la tela Apotheosys (2017). Descanso de los cuerpos antes enfrentados mientras otros están en plena cruzada. El correlato de las grandes telas son las acuarelas de pequeño formato que Ariel ha nombrado Microhistorias, así como las Campaign fire. Aún más cerca de reunir en una imagen la sensualidad del fin de siglo (francés, tan belle époque) de la cual éramos parte aunque se estuviese decidiendo el destino de la nación entreguerras. Para seguir leyendo…

Garrincha: ·Tírate, que das pie·

Andrés Isaac Santana: ·Ernesto Domecq: La insoportable gravedad·

Cuando uno observa con atención este repertorio de artefactos ingeniosos y perturbadores, no puede abandonar ese pensamiento recurrente que conduce a la localización de uno de los rasgos más sobresalientes de la ontología del cubano: la invención y la fuga. Para seguir leyendo…

FreeCinema: ·Sin título (Señal de sangre 2 / Huellas del cuerpo) / Ana Mendieta·

La sangre, la señal, el trazo, lo femenino, el cuerpo… Todo parece confluir en este “agenciamiento” de Ana Mendieta. Muy a tono con su tiempo (1974), y muy a tono con la reflexión que desde finales de los 50 diferentes artistas mujeres levantaron contra la violencia y la invisibilización. Fuego y fuego, perversillos 😉

ÁrbInv: ·Interviú a Alen Lauzán·

No me interesa entender ciertos rechazos con ídolos icónicos que también me pertenecen, forman parte de mi vida creativa. Si un pintor vive en la iglesia pintará mucho a Jesús: naciendo, predicando, sanando, cargando la cruz, descendiendo de ella y así… Yo dibujo a Martí, a Maceo, al Ché, a Fidel, etc… porque me los metieron hasta la médula. Es una especie de sanación “diversionista” y/o venganza ideológica. Además, fueron de carne y hueso, con sus defectos y virtudes, son íconos exquisitamente caricaturizables que, desde sus respectivos momentos históricos, me sirven para entender y representar la Cuba de hoy. Para seguir leyendo…

Rafael Rojas: ·Los Carpinteros: retrato del artista como trabajador·

La proyección poética de Los Carpinteros, en las tres últimas décadas, visibiliza la refuncionalización de los objetos en el hipercapitalismo y, a la vez, explora las paradojas del arte visual en la globalización. Se trata de una doble búsqueda que Castillo y Rodríguez emprenden desde la pertenencia a una reconocible tradición vanguardista en el arte moderno que va de los ready-made de Marcel Duchamp y Francis Picabia a las instalaciones y montajes de Jeff Koon y Damien Hirst. Algo que distingue a estos artistas es la certidumbre de que la inserción en las redes del mercado global demanda la apuesta por el riesgo estético y político, por la autonomía ideológica y el ingenio formal. Para seguir leyendo…

Luis Cruz Azaceta: ·Between the lines·

Aquí los dejo con el catálogo a la más reciente exposición de Luis Cruz Azaceta en New Orleans. Exposición que mostró sus acrílicos, instalaciones, juegos, etc., desde 2018 hasta la fecha. Gocen y manden fuego 😉

Lauzán: ·El rey y la Lety visitan las antiguas colonias·

Isel Arango: ·Iter Criminis / Palabras al catálogo·

Iter criminis fue concebida como una exposición sobre el dibujo como forma de expresión, conocimiento y análisis. No como obra cuidada y terminada, sino como proceso de carácter espontáneo, lúdico y cotidiano donde lo aparentemente gratuito, redundante o superfluo responde a las fases o fragmentos que conectan un pensamiento creativo con la obra de arte. Se trata justamente de explorar el intermedio, de mostrar el subproducto  que  genera el ejercicio de la creación. Para seguir leyendo…

Ahmel Echevarría: ·José Ángel Toirac, Fidel Castro y la perfidia de las imágenes·

La cara de un país rara vez es el rostro múltiple del pueblo. La cara de un país es, según el tiempo histórico, el rostro del Premier, el del cosmonauta, el del ideólogo en jefe y poco más. En pleno Período Especial, José Ángel Toirac ponía en óleo sobre tela o cartulina la cara del chipojo junto a la cara del oso. Cuba y su cara; la ex URSS y su rostro. Una isla sumida en una megacrisis, y un imperio que ya no existía. Para seguir leyendo…