Archivo de la categoría: Artes visuales

CAN: ·Emilio Sánchez in South Florida Collections·

Emilio Sánchez vivió principalmente en Nueva York y Cuba. Nunca vivió en Miami, aunque a menudo visitaba a familiares y amigos aquí. Fue representado por varias galerías en Miami a través de los años, y tuvo varias exposiciones en todo el sur de la Florida. También donó sus obras a varias instituciones. Después de su muerte, la Fundación Emilio Sánchez continuó colocando sus dibujos, pinturas y bocetos en importantes colecciones. Para seguir leyendo…

ElMundo: ·Carruana Bances: sexo, política y pop·

Su obra fue a menudo acusada de pornográfica. “En cambio, él lo interpretaba de otra manera: ¿Qué es más pornográfico: ver imágenes de violencia, guerra, hambre y miseria, que son agresivas e hirientes, o ver dos cuerpos desnudos que se aman?”, explica la comisaria y crítica de arte Suset Sánchez, que se ha encargado de bucear en el impresionante legado pictórico del artista cubano Jorge Carruana Bances, y sacarlo a la luz en Roma Para seguir leyendo…

Janet Batet: ·Miami Flow de Tomás Esson·

Miami Flow es el título de la más reciente muestra personal de Tomas Esson, acogida en la galería Fredric Snitzer. La concisa y a un tiempo exuberante muestra comprende seis colosales pinturas y una instalación compuesta por una serie de dibujos  provenientes de la serie Wet Painting que se expande más allá del límite físico del marco para convertirse en una instalación inmersiva que inunda todo en derredor. Para seguir leyendo…

François Vallée: ·La pintura obstinada de Carlos Quintana·

Carlos Quintana es un amante furibundo de la pintura en el sentido más físico y visual, la pintura como signo, pero de un universo distinto al de los signos significantes, como puro acto de presencia en el cual parecemos oír el lacónico Ven y mira de San Juan retomado por Winckelmann y considerado por él como el verídico programa del arte de las edades modernas. Cada obra suya nace de una batalla larga, furiosa por encontrar una réplica a esta riqueza aplastante que es la vida, dar cuerpo a la esencia secreta de las cosas, sondear el mundo de manera sensible y crear otro provisto de una sustancia distinta, un mundo sin límites que refuta aquel donde la lógica reduce cada cosa a la ordenación. Para seguir leyendo…

WSI: ·Umberto Peña y lo fantástico grotesco·

Para Umberto Peña el resultado de esta búsqueda estuvo signado por lo trágico, lo violento y lo grotesco. Todo cambio es trastorno, agitación y conmoción, y Umberto Peña representó el lado perturbador de los cambios que ocurrían en la época. Lo fantástico grotesco de su producción irrumpe abruptamente en el panorama cubano y su producción se percibe peculiar, distinta y violenta para el momento. Para seguir leyendo…

Lauzán: ·Mocos pegados·

Rafael Rojas: ·La utopía y el adiós·

Además de una noción de lo utópico ligada a la autonomía del arte, bajo el Estado socialista, hay otro aspecto de esta exposición que escapa a los críticos del catálogo. Los curadores no aplicaron un criterio evolutivo o historicista, según el cual, el arte cubano del periodo revolucionario habría sido inicialmente utópico y, a partir de los 80, comienza a decir adiós a la utopía. Para seguir leyendo…

Maldito’s Memes: ·Monumento al gusano desconocido·

Juan-Si González: ·La Historia del Grupo Art-De·

Aquí los dejo con esta buena entrevista a Juan Si-González hablando, contando, la historia del Grupo Art De, uno de los grupos emblemáticos del arte performance (y político) en los 80s… Enjoyyyyyyyyyyyyyt 😉

Daniela Castro: ·Interviú a Yornel J. Martínez·

El otro día escuché una frase en la televisión cubana que me llamó la atención. Hablaban de la eliminación de las zonas de silencio y se referían a que los mecanismos de divulgación lleguen a los lugares más remotos; llamar a eso erradicar las zonas de silencio me parece un disparate pues convierte al silencio en un criminal. Es natural, o preferiría decir lógico, que ante la avalancha trepidante del progreso, el silencio parezca una franja despreciable, algo así como la mala yerba. Para seguir leyendo…

ElEstornudo: ·Cubanos en NY·

En mi primer viaje a Nueva York, conocí a una querida amiga que partió de Cuba adolescente y cada conversación con ella era una oda a la cubanía. Después de tanto tiempo, era tan cubana. Y como ella, todos los cubanos que he conocido fuera de Cuba: emigrados en los años 60, en los 70, en los 80 y más hacia acá. Hijos de cubanos, nietos de cubanos. Hay cierto orgullo de pertenecer. Para seguir leyendo…

Elvia Rosa Castro: ·Teresita Fernández: This Girl Is on Fire·

Toda su obra es una puesta en escena que evidencia el regodeo glamouroso en el ritual del material y no podría disfrutarse siquiera sin comprender la tensión que se establece entre lo monumental del paisaje y el detalle casi invisible que lo conforma, donde el vacío cumple una función mediadora. Para seguir leyendo…

Jorge Peré: ·Infame profeta·

Píter Ortega Núñez es un curador histriónico con un talento innegable para la alucinación. Aunque quizás su único acierto curatorial se expresa en Bla, bla, bla (2009), exposición que, desde su reducida y meticulosa visión, apuntaba a un síntoma y prometía el advenimiento de una renovación pictórica en la isla. Después de esto, a mi juicio, ya no ha vuelto a encontrar la diana. Para seguir leyendo…

DDC: ·Riera Studio y Art Brut Project llevan su singular perspectiva de la realidad a la Fábrica de Arte·

“Nuestro enfoque es absoluto hacia la visibilidad del arte producido por personas que integran grupos sociales vulnerables: enfermos mentales, individuos discapacitados y demás personas que desarrollan su creatividad sin contacto alguno con las instituciones artísticas establecidas, haciendo uso frecuentemente de materiales y técnicas poco usuales”, explica Riera. Para seguir leyendo…

Rubens Riol: ·Los paisajes genitales de Tomás Esson y otras provocaciones·

Esson funda su poética en la variante fisiológica de la escatología, esa disciplina abyecta donde reina, en este caso, la alusión pictórica a procesos bio-lógicos del ser humano como la digestión, la defecación o la eyaculación, los cuales utiliza como arsenal simbólico para un discurso que, además de contribuir a exteriorizar el universo interior del sujeto y prolongar las fronteras físicas del ser, confunde lo privado y lo público, lo sagrado y lo profano, al tiempo que también es redefinida la noción de estética, entendida como “lo bello” y “lo bueno”, para convertirse en un espacio de liberación de represiones y compromisos éticos. Para seguir leyendo…