Archivo de la categoría: Artes visuales

MartíNews: ·Artista tiene 7 días para borrar sus murales de La Habana o será procesado·

“Esto es un acto fascista hacia mi persona y hacia mi obra. No voy a responder a ese acto, no voy a borrar mi obra. Yo creo que es importante que todo el mundo sepa esto. Estamos hablando de una actitud totalmente intolerante hacia el arte y a un artista que está promoviendo la conciencia social y el arte urbano en Cuba”, declaró. Para seguir leyendo…

DDC: ·Edel Rodríguez cambia la cabeza de Trump por un gorro del Ku Klux Klan en otra portada de ‘Der Spiegel’·

El influyente semanario alemán Der Spiegel ha elegido como portada de su edición de este sábado otro diseño del cubano Edel Rodríguez que nuevamente critica al presidente estadounidense, Donald Trump, esta vez por su postura ante los enfrentamientos entre supremacistas blancos, neonazis y manifestantes antirracistas en Charlottesville (Virginia). 😉

Ernesto Pérez Chang: ·Yulier P. continúa encerrado en los calabozos del régimen castrista·

Ya pasaron más de 24 horas y, a pesar de los reclamos de familiares, amigos y admiradores de su obra, el artista urbano Yulier P. continúa encerrado en los calabozos de la estación de policía de la calle Zanja, en Centro Habana. Se le acusa de dañar el ornato público aun cuando fue detenido mientras pintaba los muros de un solar en ruinas, incluso con el consentimiento de los vecinos del lugar, a los que Yulier siempre consulta antes de acometer un trabajo. Para seguir leyendo…

Gerardo Muñoz: ·Diálogos con el Ogro Estético·

En vez de potenciar la energía desde el excremento, Manzoni halla en éste el ultimo estrago del arte, el ultimo espacio donde el arte puede evitar antes de desaparecer. Mas allá del obvio giro irónico que presenta la obra, creo que el excremento es un comentario sobre la fragmentación ontológica, o lo que Jacques Derrida llamó la ‘trace’, una descentralización total del sujeto en la huella de la no-presencia. El excremento, además de hacer burla al mercado como institución que arruina y “excrementa” el arte, en estas latas ubicamos también al artista. Y su firma es prueba de legitimidad en la circulación artística. Para seguir leyendo…

Ignacio T. Granados: ·Interviú a Gustavo Rodríguez (Garrincha)·

Para Garrincha su trabajo es una extensión de sus dibujos infantiles. “El cómic (o historieta) es un género del enemigo (…) no te permitían participar en concursos internacionales, (lo que es) una gimnasia intelectual muy saludable”, dice. Ya en privado Gustavo me comenta que, antes de él empezar a publicar, una vez alguien había dicho a los caricaturistas que no participaran más en un concurso en Canadá porque era patrocinado por la Coca Cola. Y es que hay una contradicción esencial entre la falta de libertad de expresión en Cuba y la caricatura. Ésta decanta por el arquetipo para amplificar el defecto, la característica sobresaliente, y mofarse de ello a modo de cuestionar, criticar. 😉

CAN: ·6 artistas cubanos nacidos en Estados Unidos·

Interesante la presentación del CAN sobre Ivan Toth Depeña, Vanessa Díaz, Jillian Mayer, José Parlá, Emilio Pérez y Antonia Wright, seis artistas cubanos que, como dice el título del artículo, nacieron allá, en las mismas entrañas del mostro. (¡Qué envidia!) 😉 Enjoyyyyyyt

Elvia Rosa Castro: ·Brooklyn… ¿La Nueva Habana?·

Las fechas de nacimiento de estos artistas nos dicen que hay un arco temporal muy corto entre ellos, es decir, pertenecen a la misma generación y ello supone la participación de una misma sensibilidad epocal: la del descrédito. Para ellos “no hay significado transcendental”, al menos no en lo político-ideológico. A través de la pintura, las instalaciones, el video o los libros-objetos cada uno ha saboteado el relato tradicional (el histórico, identitario y oficial), en algunos casos desde el intimismo poético y en otros desde el comentario cáustico y desencantado. Para seguir leyendo…

14yMedio: ·Un artista desafía con una maza la vidriera de una exclusiva tienda·

La acción artística es la tercera de la serie Con todos y para el bien de unos cuantos que Otero ha venido haciendo desde que se inauguró el Manzana Kempinski, gestionado por una empresa suiza y el Grupo Gaviota que controlan los militares. La provocadora imagen del creador, mandarria en mano, fue publicada en la red social Facebook y lleva como título Lo que a Michelangelo Pistoletto no se le ocurrió, en referencia a la exposición del destacado artista italiano en La Habana. Entre las piezas más conocidas de este pintor y teórico del arte, se halla justamente una intervención en la que rompe a mazazos un espejo. 😉

Carlos Espinosa: ·La cartelística cubana·

Los afiches muy pronto dejaron de cumplir la simple divulgación del estreno de una película o la convocatoria para asistir a una actividad política. Fueron más allá y se erigieron en sí mismos en obras de arte. Como ha escrito el novelista Leonardo Padura, “se declaraban en rebeldía propagandística y se lanzaban en busca de su propia identidad estética”. A fines de los años 60, el cartel estaba ya a la altura de la pintura, el dibujo, el grabado. Prueba de ello es que en el Salón 70, organizado por el Museo Nacional de Bellas Artes, por primera vez el diseño gráfico fue incorporado como manifestación plástica. Un año antes, se había celebrado el I Salón Nacional de Carteles, inaugurado, como era de rigor, el 26 de julio. OOOOps 😉

MartíNews: ·Coleccionista a NYT: el buen arte cubano se hace en Miami, no en La Habana·

El importante coleccionista de arte Peter Menéndez dijo a The New York Timesque hay un arte increíble hecho por los cubanos, y que éste no se hace precisamente en la isla sino en los Estados Unidos. Para seguir leyendo…

Ernesto Santana: ·El Salón de Mayo yace en el olvido·

Si ya desde antes de la inauguración el Salón asumió una atmósfera prodigiosa con la realización del gigantesco mural Cuba Colectiva, muchos otros asombros aguardarían luego al numeroso público, como la obra Bahía de Cochinos, del islandés Erró, que representaba a Fidel rodeado de cerdos, imagen que generó una enorme polémica. Pero más arrebatada resultó la idea del propio Comandante de exhibir, en un edificio aledaño, varios ejemplares de la ganadería cubana en instalaciones con aire acondicionado. Para seguir leyendo…

CAN: ·Tonel en Alemania: La creación de Overseas·

Traté de presentar una muestra de las muchas obras que, durante las últimas décadas, han centrado su atención en la representación del cuerpo. Esto es particularmente relevante en los campos de la fotografía, el video y la pintura. Estas obras insisten en una humanidad tan social como biológica. Por lo tanto, las cuestiones de raza, sexualidad y género, y las reflexiones sobre una identidad fragmentada son centrales en estas investigaciones artísticas. Para seguir leyendo…

Iván de la Nuez: ·El arte en su estratosfera·

Pese a su pretenciosa cartografía, eso que seguimos llamando “Arte Contemporáneo” no puede ser visto como un arte “mundial”, sino “mundano”. Worldly más que World. Y no es global, como grita a los cuatro vientos, sino local. Pero no porque abarque una expansión geográfica insignificante, sino por la claque inamovible que se desplaza por esta de un país a otro, de un evento a otro, de una bienal a otra, para seguir diciendo –esos mismos- invariablemente lo mismo. Para seguir leyendo…

CAN: ·Interviú a Jorge Wellesley & Elizabet Cerviño·

New York es una ciudad que te aplasta, la perfecta representación fectistas, sorprendente, de muchas ilusiones (ópticas), claro aquí sin Dios. Un golpe bien duro, una cruda realidad, una exageración, donde confundimos lo verdadero con lo falso. Claro siempre hay una luz intensa que produce ceguera, unas a corto plazo y otras eternas. Es una experiencia de perdidas y el rencuentro en medio de mis caminatas. Para seguir leyendo…

José Quiroga: ·El Muro de Eduardo Hernández·

 En El Muro Eduardo Hernández deja constancia de un momento en la noche habanera, en un lugar en específico. No sé muy bien si La Habana se ha balcanizado. No sé tampoco (no puedo decir) cuál es la relación entre los espacios — si la avenida de los Presidentes, o G, se ha convertido en el centro de la escena freaky o heavy metal, o emo, o si el malecón ha quedado más bien como el espacio para toda esta ciudadanía gay. En algún momento me dijeron que lo del Fiat ya no existía—o que existía más bien como espacio para turistas. Era aquella la época en la que corrían toda serie de cuentos, que tenían que ver con fiestas privadas, o fiestas de percheros, o redadas donde se encontraban turistas, maricones, lesbianas, proxenetas, italianos—todos aquellos que “descubrieron” La Habana y que la dejan nuevamente sola, cuando se acaba el frenesí. 😉