Archivo de la categoría: Artes visuales

François Vallée: ·Raúl Cordero o la sacralidad de la imagen·

El proyecto artístico de Raúl Cordero se articula alrededor de la cuestión insoslayable de la representación y del sentido de la imagen hoy día. O en cómo la profusión de imágenes artísticas que produjo el siglo XX y que el siglo actual sigue produciendo, sean imágenes pintadas, fotográficas, cinematográficas o de video, sean conmovedoras o frías, impactantes o banales, bellas o feas, realistas o abstractas, ha terminado por embotar el estatuto histórico de la imagen, su aura, según el concepto de Walter Benjamin. Fenómeno que se agudiza hoy día, ya que nunca hemos estado tan rodeados, anegados, abrumados por la proliferación de imágenes. Para seguir leyendo…

Carlos Espinosa: ·Fernández Reboiro o el color vuelto arte gráfico·

Fernández Reboiro deja una obra monumental, tanto por su volumen cuantitativo como por su sólida calidad. La integran cientos de carteles, por los cuales recibió varios galardones internacionales, como el Premio al Mérito en el Festival de Cine de Ottawa, el Prix Spécial en el de Cannes y el Grand Prix en el de París. Sus afiches se han exhibido en numerosas exposiciones, tanto individuales como colectivas, y forman parte de colecciones tan importantes como las del Museum of Modern Art (MOMA), de Nueva York, y el Centre National d’Arte et Culture Georges Pompidou, de la capital francesa. Para seguir leyendo…

Aurora Carmenate Díaz: ·¿Cómo llegó la (otra) noche?: Lester Álvarez y José Ramón Ais en AZ·

Iván de la Nuez se ha referido en el texto de la hoja de sala al contrapunteo entre luz y sombras que atraviesa la exposición. La oscuridad medieval desafiada por hombres y mujeres desaparecidos en la luz de las hogueras. Salazar, en un final concluyó que su tribunal había sido injusto. Una luz vinculada a su sentido común y la verificación, traductores mediante, de lo narrado por otros. El brujo, habrá pensado Salazar, fue una invención de los inquisidores. Como toda la jerga de la vigilancia política contemporánea. Para seguir leyendo…

Sergio Ángel: ·Interviú a Luis Manuel Otero Alcántara·

El 349 es como un error del sistema porque nos da a nosotros una herramienta para decirle a ingenuos de fuera que la censura existe, ¿entiendes? Yo he estado en Francia, en Argentina, con personas de izquierda que reproducen todos los patrones sobre Fidel Castro, Venezuela, la polarización con los americanos, y yo les he dado el decreto en la mano y dicho “bien, ahora por lo básico, humano y universal, fuera de ideología, léete esto, ¿tú dejarías que se aplicara esto en tu país?”, y la respuesta es sencilla: “no”; “bueno, pues yo tampoco quiero que un sistema me aplique esto en mi país”. Entonces el 349 es esa especie de lupa que ya tiene nombre. Para seguir leyendo…

Legna Rodríguez Iglesias: ·Don’t talk to me about the concepts. Yo entrevisté a Tana Oshima·

Tana Oshima ha dicho que es japonesa-camagüeyana y las personas se lo han creído. Ha engañado a medio mundo incluyéndome a mí, que después de soñar con ella tres veces, empecé a involucrarme con Tana Oshima de una manera mental y sensorial capaz de desaparecer la distancia geográfica que nos separa. A veces necesito ayuda de tipo creativo o de tipo práctico y cierro los ojos: “¿qué haría Tana Oshima en este caso?” A veces, incluso, he publicado fotos de Camagüey donde aparece Tana Oshima haciendo una pared de mano frente al cine Guerrero. La pared de mano que hace Tana Oshima es una de las posturas humanas más hermosas que yo he visto. Para seguir leyendo…

Lauzán: ·Fidel·

Héctor Antón: ·Fragilidad y poder simbólico en la obra de Marianela Orozco·

Los videos, documentaciones fotográficas, intervenciones públicas y performances de Marianela abordan los vínculos entre masa y poder, tecnología y naturaleza, miedo y desahogo, fragmento y totalidad, sobrevivencia y antropofagia, lo virtual y lo real. El matiz de la estrategia radica en inclinarse por una calidez discursiva, tratando de evitar el romanticismo trasnochado del arte poético impugnado por los defensores de un realismo conceptual (al estilo de Santiago Sierra o Teresa Margolles) tan implacable como la vida misma. Para seguir leyendo…

Jamila Medina Ríos: ·‘Generación’: la épica del pop en lo último de Carlos Lechuga·

Producida en un interregno ambiguo, entre el videoarte o el videoclip, la ficcionalización y el neorrealismo, esta obra en coautoría dice igualmente de la diferencia de los ámbitos de proveniencia de sus creadores, e incluso de cierto diferendo generacional que naturalmente los distancia. Obviando que el vestuario no siempre cumple el cometido de representar los setenta, llegan a imantar sus tonos sepia, que remedan los de la casa privilegiada como locación, a la vera del río Almendares, y que otorgan a la pieza una visualidad llamativa por su sobriedad, entre elegante y nostálgica. Para seguir leyendo…

Francine Birbragher-Rozencwaig: ·Interviú a Carlos Estévez / Cada artista crea con su obra su mitología personal·

Dentro de las obras que tengo proyectadas y aun no he realizado hay algunas que hacen referencia a ciudades más modernas como Nueva York y Chicago. Lo que me interesa es la proyección humana, la proyección social de lo humano. La ciudad es el resultado de la necesidad universal de intercambiar. El individuo funciona en colectivo. Todos tenemos algo que ofrecernos e intercambiar. Lo urbano expresa eso en un sentido visual. Para seguir leyendo…

Lauzán: ·Puerto, transporte, ideología interna·

Wendy Peñalver Sánchez: ·Algo más que compartir miradas·

Las fotografías de Claudia Corrales simulan obras pictóricas, debido a las texturas visibles en el maquillaje de ambos rostros. Las “primeras impresiones” presentadas por esta creadora, no distan de aquellas que el mundo real nos ofrece: ficticias, engañosas, complejas. La pieza no encontró paralelo visual, ni tan siquiera cercano, en toda la muestra. Para seguir leyendo…

Lauzán: ·Para bustos los colores·

Jorge Mata: ·Wilay Méndez Páez, la expansión de la materia·

Wilay prefiere auto definirse como un cimarrón y no lo hace por el color de su piel, ni por la herencia cultural afrocubana que le precede, sino más bien por su actitud inquieta e inconformista. Su reivindicativo activismo social le impulsa a ser un cronista entre lo cotidiano y lo sagrado. En los materiales que emplea no hay artificio sobre ellos el tiempo se torna protagonista. Usándolos con anterioridad muchos seres plasmaron sus huellas sobre ellos, de esta forma la materia prima elegida por el creador se han impregnado con el sudor, la energías, los anhelos, sueños y hasta la nada de vidas gastadas en un proyectos social fracasado. En las piezas de Wilay logramos reconocer diversos metales, maderas, piedras, telas, fibras naturales, transistores, nylon, plásticos derretidos y otros elementos matéricos utilizados en el ecosistema sagrado afrocubana, materias que por si solas no dicen mucho pero en las manos del artista se convierten en poesía visual. Para seguir leyendo…

Juanamaría Cordones-Cook & Elvira Aballí Morell: ·Santiago Rodríguez Olazábal / Mis obras son sangre en mis venas·

Aquí los dejo con este excelente testimonio de Santiago Rodríguez Olazábal sobre su obra, familia, ancentros, música, barrio, etc: “Yo nací y me crié en un solar, en una casa de vecindad de las tantas que habían en la ciudad de aquellos tiempos sobre todo en La Habana de extramuros. La barriada donde yo nací y me crié pertenece actualmente al Cerro, que fue una zona donde en el siglo XIX la gente de dinero tenían sus casas señoriales o fincas de descanso, pero que después comenzó a ser un barrio con gente de pueblo, un barrio muy popular. Hay canciones de la música popular cubana que lo citan como tal.” De propina, este zoom a cómo ‘levanta’ una de sus obras. Enjoyyyyt 😉

Janet Batet: ·‘Ciudades imaginadas’ de Carlos Estévez: mapas imaginarios·

Lo primero que destaca al adentrarnos en el espacio expositivo es esa toma de conciencia espacial, que nos conlleva a reexaminar nuestra relación en tanto ente individual y social para con nuestro entorno inmediato y con la historia. Estando conformadas la mayoría de las piezas que integran esta exposición por mapas imaginarios reconstituidos, no a partir de la trama urbana sino de la historia misma que erige y da sentido a una ciudad, Ciudades imaginadas es el umbral propicio a la reevaluación del sentido pertenencia y participación del individuo en la ciudad que habita. Para seguir leyendo…