Archivo de la categoría: Artes visuales

Ernesto Santana: ·La Habana submarina·

Hay una Habana que se extiende bajo el sol y hay una Habana submarina —entre otras— a la que, vestigio sobre vestigio, sólo llegan restos y casi nunca esperanzas sin roer, intactas. En medio de su espeso silencio acuático todo se disuelve rápidamente o se corroe con el salitre y los microscópicos males de lo profundo, en medio de un légamo transparente, mas enceguecedor. Nací lejos de La Habana y en los días antes de venir a vivir en ella alguien me aseguraba, en broma, que para llegar había que pasar por debajo del mar. Yo era muy niño todavía y estuve luego todo el viaje  aguardando el tremendo milagro de atravesar el fondo del mar en automóvil, con los peces nadando cerca de los cristales, de manera que entrar en el túnel de la bahía resultó una gran desilusión. Para seguir leyendo…

Ernesto Menéndez-Conde: ·Arte desde América Latina, de Gerardo Mosquera·

La antología de Mosquera es, entre otras cosas, una crítica al arte latinoamericano, entendido como una búsqueda obsesiva de rasgos identitarios. En lugar de hablar de realismo mágico, barroquismo, indoamericanismos o de creaciones basadas en las peculiaridades climáticas o raciales, Mosquera propone la noción de ‘arte desde América Latina’, que encuentra sus referentes -y sus singularidades- en los conflictos culturales, sociales e individuales contemporáneos, sin limitarlos al espacio de un continente cuya unidad geopolítica y cultural se revela cada vez más inaprehensible. Para seguir leyendo…

Carlos Quintela: ·Interviú a Lester Álvarez / Las brujas, los demonios y la religiosidad exacerbada siempre han cautivado mi atención·

El vínculo más fuerte que tiene El viaje de Salazar con la Cuba actual es que estoy estudiando los mecanismos de coerción que utilizó la Inquisición, que son los mismos, mediante otros medios, que usa la Seguridad del Estado cubana para reprimir a su propio pueblo hoy. En efecto, Salazar fue un humanista. Tampoco fue una excepción, era el clima filosófico de la época. Una de las cosas que hago, para formarme un juicio acertado sobre su forma de pensar, es leer a sus contemporáneos y a los autores que él mismo leyó. Por ejemplo, Miguel de Cervantes tenía el mismo protector que Salazar, que era nada menos que el inquisidor general y arzobispo de Toledo, Bernardo de Sandoval y Rojas. Para seguir leyendo…

Gorki: ·Batalla de ideas mondongueras·

Rainy Silvestre: ·Interviú a Juan Arístides Otamendiz·

Reparteros“ es la gente de mi barrio, con las que crecí y he convivido casi toda mi vida. Los conozco. Una de las cosas importantes para hacer fotografías es que la gente se sienta cómoda, se relaje, se sienta bien. La fotógrafa Kirstin, que ha sido una gran maestra para mí, me dijo una vez que me acercara, cada vez un poco más y así lo he hecho. Mis fotos tienen ese toque personal, ese acercamiento, esa intimidad. Son fotos nacidas de la confianza, el respeto, la sinceridad. La gente de mi barrio me ve como uno de los suyos, no soy un extranjero, soy parte de ellos y ellos de mí. Es mi vida cotidiana. Para seguir leyendo…

François Vallée: ·Interviú a Dagoberto Rodríguez / No existe arte sin mercado·

El arte para mí es la resolución de un problema existencial y visual. Eso hace que haya series de obras completas que nadie quiere exhibir ni comprar, y eso es algo que me pasaba en mi trabajo anterior. Incluso trabajando en equipo, trabajábamos con un lenguaje que era entre nosotros. Hoy sigo haciendo lo mismo. Es una especie de lenguaje antropofágico basado en un diálogo que hoy se ha convertido en un monólogo. Bueno, sigue siendo un diálogo, aunque sea conmigo mismo. Para seguir leyendo…

Blade: ·Interviú a Nonardo Perea·

Me considero una persona andrógina no binaria, porque no me identifico con ningún sexo. Lo mismo puedo sentirme a gusto de chica que de chico. No tengo problemas con los pronombres Él o Ella. No me gusta victimizarme, pero te puedo decir que el camino ha sido bien difícil, y lo ha sido no solo para mí, sino para muchos otros gays y lesbianas que en su vida han optado por no ocultar su identidad sexual y han tenido que luchar contra el mundo. Ser como soy  en Cuba no me ha ayudó mucho en cuanto a poder ser reconocido por mi trabajo, pero ser como soy sí me ha servido para fortalecerme, y para entender que no necesito de la aprobación de ninguna institución para continuar creando. Soy un artista cubano y quieranlo o no, gran parte de mi trabajo se gestó en Cuba. Para seguir leyendo…

Orlando Hernández: ·Oscuridad de Roberto Diago Querol·

El Oráculo, 1949, de la colección del Museo Nacional de Bellas Artes de La Habana (ver ilustración 10), aunque más pretencioso en su formulación, se halla asediado por referencias culturales y estilísticas que mediatizan ligeramente la libertad imaginativa que apreciamos en las Cabezas de Elegguá. Referencias a personajes o seres fabulosos de la mitología occidental vinculados a la producción de enigmas y vaticinios (Oráculo de Delfos, Esfinge de Tebas, etc.) y que se hallan implícitas en el título, se anteponen inevitablemente a cualquier posible lectura desde nuestras peculiares tradiciones adivinatorias de origen yoruba o bantú, ya que al menos a nivel general, la palabra oráculo tiende a llevarnos a esas regiones, y no, por desgracia, al mucho más cercano sistema adivinatorio de Ifá. Para seguir leyendo…

Solveig Font: ·Interviú a Celia González·

En estos momentos trabajo desde mi doble mesa, la mitad llena de libros y la otra mitad con espacio para el dibujo. Para mi proyecto de doctorado en antropología social entrevisto a artistas de Nicaragua –que pasan no sólo por la pandemia, sino también por una crisis política grave desde hace dos años–. Leo y escribo sobre las posibilidades del estado de precarización ante la idea de progreso, sobre los encuentros motivados por las ruinas y el evidente e inevitable cruce entre ecologías y, por tanto, entre especies. Para seguir leyendo…

Rainy Silvestre: ·Interviú a Frank Guiller·

El realismo socialista en Cuba estuvo en todo lo que nos rodeaba en el arte, sobre todo en el cine y en los posters que venían de los países socialistas, que desde los sesenta intercambiaban con Cuba la llamada “cultura del proletariado”. Como yo crecí y estudié arte en esa época, tuve toda esa influencia del cartel y el cine, por ejemplo, el polaco y el ruso. Como querían expandir la conciencia de clase, nos llegaba a Cuba primordialmente lo mejor. Recuerdo, solo por mencionar un par de films, La Madre de Pudovkin, un film increíblemente bueno que, luego con los años, me tocaría estudiar por la fotografía tan inmensamente genial de Golobnya; o el film Soy Cuba, de Kalatozov, un trabajo experimental de un rico valor fotográfico. Un ejemplo mucho más reciente es Ven y Mira, de Klimov, otro logro cinematográfico que me tocó profundamente. No voy a mencionar el neo-realismo porque sería demasiado larga la respuesta, pero igual nos llegó a casi todos, a algunos artistas más que a otros. Para seguir leyendo…

Instar: ·Lester Álvarez / El viaje de Salazar·

Aquí los dejo con esta excelente exposure de Lester Álvarez sobre sus últimos proyectos: sus acuarelas, su proyecto de largometraje, El viaje de Salazar, los libros que edita, etc. Disfruten perversillos 😉

Guamañanga al ataque: ·La mierda con el olor·

Anamely Ramos: ·Raychel Carrión Jaime: Maldecir y sanar·

Raychel me mando un audio largo para explicarme con pormenores cómo y por qué hacía sus dibujos. El audio en sí es una obra. Raychel es un artista metódico. El método viene desde cómo prepara y toma el café de la mañana. El método del café. Además, Raychel se fue de Cuba hace nueve años, se mudó a un pueblo del siglo IX llamado Albarracín, concentró su energía de negro irreverente con el poder y dócil con el amor en ese entorno medieval y apuntaló la tendencia ritual de su experiencia artística mirando esas calles y recordando el ambiente cerrado y a la vez laxo de su Cuba inicial. Para seguir leyendo…

François Vallée: ·Ana Albertina Delgado / Todos los medios artísticos están agotados·

Mi vida siempre estuvo llena de eventos que me formaron en contra del proceso totalitario y excluyente de la Revolución. Mi padre y algunos de sus amigos siempre estuvieron criticando todo aquello. Así que, en cuanto nos dejaron ir a México en 1991, mi idea siempre fue cruzar y quedarme en Estados Unidos. Miami me resultó muy poca cosa como ciudad, pero me fascinó no tener que oír las cantaletas de los discursos tontos de Fidel, y comprobar que el sistema tan vituperado funcionaba, desde un banco hasta las ayudas sociales. Creo que un pueblo o sociedad debe madurar, porque no solo un demonio puede acabar con todo. Para seguir leyendo…

John A. Loomis: ·Revolution of Forms: Cuba’s Forgotten Art Schools·

Las escuelas intentaron reinventar la arquitectura, así como la Revolución esperaba reinventar la sociedad. Sin embargo, incluso antes de que se completara la construcción, las escuelas cayeron en desgracia y fueron sometidas a un ataque que resultó en su posterior “desaparición”. Una campaña ideológica los tachó de políticamente incorrectos, un lujo burgués que no estaba a la altura de la Revolución. Los edificios cayeron en desuso y, abandonados a la jungla, fueron literalmente cubiertos de maleza. Ahora, varias décadas después, Cuba comienza a reconocer y recuperar estas importantes obras de arquitectura. Revolution of Forms investiga la historia y la política que rodearon la creación de estas estructuras, así como su posterior abandono. El texto va acompañado de fotografías de archivo, planos e imágenes del estado actual de estas estructuras. Para acceder al libro…