Archivo de la categoría: Autores

Karina Miller: ·Escrituras Impolíticas. Anti-representaciones de la comunidad en Juan Rodolfo Wilcock, Osvaldo Lamborghini y Virgilio Piñera·

En Wilcock (como en Lamborghini y Piñera), la estupidez es siempre política y, por lo tanto, opera como mecanismo de desarme de su “encantamiento”, de su pretensión de trascendencia. ¿Puede la literatura, entonces, subvertir la retórica política hegemónica desde un lugar no hegemónico? La literatura de los años sesenta y setenta se encontró acorralada por la política, en una encrucijada que determinó su función en el compromiso y en la exigencia de intervención en el campo social como campo de batalla con la consecuente pérdida de autonomía estética. Para seguir leyendo…

Monika Krause-Fuchs: ·Monika y la Revolución. Una mirada singular sobre la historia reciente de Cuba·

Con prólogo de Jesús Díaz, aquí los dejo con Monika y la Revolución. Una mirada singular sobre la historia reciente de Cuba, las memorias de Monika Krause-Fuchs editadas hace algún tiempo: “Como otros tantos cubanos que alguna vez creímos en que la revolución nos llevaría a la utopía, como yo mismo, por ejemplo, Monika Krause terminó por comprender que aquellos proclamados ideales enmascaraban apenas la dictadura de un caudillo, y decidió entonces regresar a sus orígenes, a Alemania. Pero ya nunca dejaría de ser cubana, ni de estar inscrita en las mejores tradiciones humanistas de nuestro país, como lo prueba este libro magnífico, que nunca le agradeceremos bastante.” Enjoyyyyt 😉

Juan A. Martínez: ·Anotaciones sobre el coleccionismo de arte moderno en Miami (1980-2010)·

Lo que viene a continuación es un testimonio personal sobre el coleccionismo de este tipo de arte en esta ciudad desde 1980. Cuando uso el nombre de Miami y de la ciudad, a menudo me refiero al Condado Miami-Dade. Las observaciones son de un historiador del arte que ha estudiado este arte con un ojo en los archivos y bibliotecas, y el otro en las obras de arte. Las colecciones, las cuales han crecido considerablemente en los últimos treinta años, hoy ofrecen una riqueza de documentación visual a curadores, críticos y estudiosos, produciendo exhibiciones, catálogos, libros y videos de este periodo del arte cubano. Mis textos y conferencias, todo el tiempo, se han beneficiado considerablemente al ser expuesto en Miami el arte cubano. Esta cronología va de 1980 a 2010, años en los que curé la primera y la última exhibición de este periodo del arte cubano. Para seguir leyendo…

Abel Sierra Madero: ·Queering the archive. La historia del Bataclán Universitario·

¿Qué tenía que ver la Universidad con el Bataclán de París? ¿Quiénes eran Modestina y Modesteu? Ambos nombres responden a una misma persona. Se trata de Modestín Morales, un estudiante de Derecho, aficionado del arte del transformismo, modalidad que tenían casi todos los teatros, incluido el Alhambra, porque se consideraba algo moderno y civilizado. Su padre, Modesto Morales, era el director del periódico El Triunfo. El joven Modestín vio en el Bataclán de París y en la compañía Ziegfeld Follies un espejo para sus fantasías histriónicas. Es probable que haya pagado mucho dinero a la estrella parisina Paulette Mauve para que asesorara el primer espectáculo de lo que se conoció como el Bataclán Universitario. Para seguir leyendo…

Roberto Madrigal: ·Hache: el gran simulador·

No he podido encontrar datos para tratar de entender los antecedentes psicológicos que llevan a un americano del medio-oeste a convertirse en un exiliado cubano, no sabia que nuestra condición fuera envidiada. Se puede especular que hubo algún amante cubano que dejo su huella en él, pero su pasado es esquivo y poco documentado. Hache no paró ahí, sino que vivió su ficción y luego se dedicó a escribir una obra de ficción que justificara su vida ficticia. Su creación nunca fue descubierta en vida, lo cual lo convierte en un simulador supremo. Su vida es la de un personaje imaginario que imagina su propia simulación y la convierte en literatura. Es un personaje escapado de las páginas de Borges. Para seguir leyendo…

Carlos Manuel Álvarez: ·La risa trágica·

La dictadura de La Habana escapó del siglo XX, época en la que debió haber muerto, y ha caído en un tiempo que ni siquiera encuentra salida para sí mismo. Es como si nadie le hubiera avisado de que falleció y siguiera haciéndose pasar por viva. Quienes creen que un derrocamiento, una invasión militar o una revuelta popular van a poner fin a este capítulo de cruel estupidez, tampoco se han enterado de la farsa. No puede matarse lo que ya no está. Cuba va a deslizarse tranquilamente hacia el caos global, y va a bastarle con un brinco, como el que salta una zanja. El capitalismo no parece haber estado antes tan cerca de la uniformidad totalitaria sin violentar su apariencia democrática, y el comunismo de la isla, después de haber sido semilla y pulpa, ya solo es cáscara. Para seguir leyendo…

Ramón Hondal: ·Cabeza / Teoría de la transficción·

Aquí los dejo con Cabeza, de Ramón Hondal, otro de los textos que componen Teoría de la transficción, la antología de Carlos A. Aguilera recién publicada por Hypermedia: “Arrastrarse no con los pies / no con las manos / no con la cabeza / arrastrarse con la mejor prótesis / olvidar con gesto de arrastre / el estómago descompuesto por el dedo duro señalador de la mano que escribe la letra / el cerebro obstruido por el dedo en alto / este arrastre viene a reconstruir para que el ojo no vea / y se arrastra por el patio de recreo / inmaduro”. Gocen perversillos 😉

Lien Carrazana: ·Interviú a Amaury Pacheco·

El cuerpo para mí es vital, desplazarlo al espacio público. Con el cuerpo nosotros presentamos la lucha al régimen. Tomamos la calle. Rompemos el mantra de que la calle es de los revolucionarios. Le damos otro significado. Desplazamos esos contenidos y nuestros cuerpos están presentes. Eso me ha creado cierta angustia porque hay detenciones. El Gobierno ha aprovechado la Covid-19 para poner nuestra casa como cárcel. Para seguir leyendo…

Eloy Fernández Porta: ·Interviú a Iván de la Nuez / Cubantropía·

El gobierno jamás se ha disculpado públicamente ni ha hecho la menor autocrítica de esos horrores que forman parte de nuestra “vida profiláctica”, como la ha recuperado con mucha agudeza el artista Hamlet Lavastida. En toda mi experiencia cubana he conocido algunos funcionarios defenestrados por su permisividad, pero no recuerdo ninguno que haya sido castigado por su intolerancia. Hace poco, se dio por hecho que se aceptaría el matrimonio homosexual. Todo parecía ir encaminado hacia su aprobación, pero al final la ley no avanzó. El gobierno lo justificó por que las bases populares y de militantes comunistas consultadas se negaron rotundamente. Lo mismo, no te lo pierdas, que los evangélicos. Para seguir leyendo…

Jorge Enrique Lage: ·Everglades·

Aquí los dejo con un buen fragmento de lo último de Jorge Enrique Lage acabadito de salir por Hypermedia: Everglades: “Más temprano que tarde esto va a terminar convertido en un museo. Otro. Uno más. Y ya se sabe que por aquí todos los museos son, y seguirán siendo persistentemente, Museos de la Revolución. Todos. Se ha vuelto tan inevitable como absurdo. He ahí mis primeros pensamientos, justo antes de entrar, contemplando la fachada y mi sombra rebotando contra ella. Sombra contra espacio.” Gocen perversillos 😉

Carlos Espinosa: ·Interviú a Jacqueline Loss / Traducción de Indagación del choteo·

Durante mi investigación del imaginario soviético en la cultura cubana, me tropecé muchas veces con personas que culpaban a la Revolución y a los “rusos”, por la supuesta informalidad y falta de buenos modales de los cubanos. Sin embargo, curiosamente Indagación del choteo nos indica que estas cuestiones tenían a los “intelectuales” cubanos muy ansiosos desde principios del siglo XX. Cuando Mañach reedita su ensayo de 1928 en el año 1955, señala que Cuba ya ha superado de cierta manera algunas de sus preocupaciones sobre este tema. No obstante, la pregunta sobre qué es lo que escondemos cuando hablamos del comportamiento sigue siendo importante, difícil de hablar y con consecuencias a veces muy graves, no solo en Cuba sino en otras partes del mundo en que hay mezclas de etnias y razas. Para seguir leyendo…

Elvia Rosa Castro: ·Umberto Peña: el kynós del arte insular / Interviú a Carlos A. Aguilera·

La obra de Peña, sobre todo la que realiza hasta 1971, cuando, como dice en el libro, optó por la “protesta silenciosa” y no pintó más, es una obra política. Donde no solo se satiriza, deforma, tuerce y se piensa a ese hombre nuevo al que el destructivo estado revolucionario en aquellos momentos obligaba, sino donde la misma construcción del estilo (de su estilo) respondía a una manera muy procesual ―y albañal, como señalas― de intervenir en la realidad. De ahí que todas las onomatopeyas y títulos y frases que aparecen en los cuadros de Peña haya que estudiarlos como enunciaciones políticas, verdaderas muescas dentro de ese telón uniforme y gris bajo el cual ha sido enterrado gran parte del siglo xx cubano. Para seguir leyendo…

NDDV: ·Rapsodia para el mulo: introducción al ‘espinor’ lezamiano·

El desarrollo más completo de la dinámica lezamiana ocurre en la obra Severo Sarduy: si Lezama apenas se ha desplazado “del dormitorio al baño”, Sarduy y sus personajes van “de la Ceca a la Meca” en cuestión de picosegundos. Sarduy es el unquiet Lezama, encarnación viviente del Zitterbewegung: su 2-espinor son Auxilio y Socorro. Lo que en Lezama se anunció como partícula y frecuencia, en Sarduy se resuelve finalmente como skhizein lacaniano. El problema de la producción en masa de artefactos desechables, en Sarduy es la consecuencia directa de la pantagruélica cultura chatarra lezamiana y su filosofía de poltrona. Para seguir leyendo…

Dennys Matos: ·’El privilegio de pensar’ de Jorge Brioso, ensayos que motivan·

El privilegio de pensar es un magnífico libro de ensayo por los cuatros costados, de esos que te motivan a pensar, a pensar como divertimento, a pensar como fuerza e inspiración liberadora. Tiene de investigación porque hay de método de la llamada investigación aplicada, como también hay de la investigación exploratoria. Sin embargo, lo que sí nos hace vibrar en este libro es el pulso novedoso del ensayo. “El ensayo”, reconoce Brioso, “nace como otra forma de contar la vida a través de los conceptos”. Pero la filosofía -le comento- también nace así. “Sí, pero a diferencia de esta”, amplía Brioso “el ensayo dice: El tema de este libro soy yo. Colocar a un yo, a la contingencia de una vida, a su carácter fragmentario y tentativo, en el centro de la reflexión supuso una revolución sin precedentes para el conocimiento”. Para seguir leyendo…

Rogelio Orizondo: ·Los agentes transmisores·

Mi papá y su generación pudieron sentir cómo era viajar con un psicodélico sin probarlo. Quizás era más fácil en el mundo donde esa música estaba surgiendo, donde la experimentación sin límite de la libertad mental proporcionada por el consumo de sustancias, algunas naturales y algunas químicas, te permiten viajar y entender que la existencia va más allá del relato en el que está incluida. Pero en la Cuba socialista de los sesenta y los setenta escuchar The DoorsLed ZeppelinPink Floyd o Emerson, Lake and Palmer, sin saber jamás qué es la marihuana, el hongo o el ácido, era tremenda locura. Para seguir leyendo…