Archivo de la categoría: Autores

Rafael Rojas: ·La revista ‘Encuentro’ y las políticas de la memoria·

En sectores reformistas, la publicación fue vista, inicialmente, como una torpeza o un obstáculo –es el tono del artículo de Rafael Hernández “Elefantes en cristalería”, publicado en La Gaceta de Cuba en 1996–, pero en los altos mandos ideológicos y políticos fue entendida como un ataque. Las evidencias documentales de aquella hostilidad son múltiples y tal vez su mejor síntesis sea el folleto Encuentros, desencuentros (2002), firmado por José Antonio García Miranda, publicado por la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC) y agregado al expediente del magazine electrónico La Jiribilla. Para seguir leyendo…

Arturo Matute Castro: ·Dos narrativas de ‘Mariel’: Muestrario de perdedores y suicidas·

En las dos obras de los escritores de Mariel vistas se ha hecho patente cómo existen entre Arenas y Rosales semejanzas temáticas y narrativas que están asociadas principalmente a la experiencia del exilio. El identificarse colectivamente en relación a un momento específico de la emigración de cubanos a los Estados Unidos, el éxodo del Mariel, conlleva a reflexiones sobre el nacionalismo cubano en las cuales se denuncia su trasvase hacia otro modelo que ya no tiene como ideólogos a los patricios fundadores de la nación cubana sino a las clases dominantes a ambos lados del estrecho de la Florida. Para seguir leyendo…

Ernesto Hernández Busto: ·Nombres. Del cuaderno de apuntes·

Exposición-homenaje a Jesse Fernández, mi preferido entre los muchos –y muy buenos– fotógrafos cubanos de su época. Protagonista de una de las anécdotas más simpáticas entre esa casi interminable lista de excusas que son las razones de exilio. Cabrera Infante tuvo el dudoso mérito de convencerlo para volver a Cuba después del 59. Poco después, Fidel Castro lo convirtió en su fotorreportero mascota –trabajando para varios periódicos y el suplemento Lunes de Revolución (¡qué nombre ese para encerrar toda una época!)–. Hasta lo obligó a acompañarlo en la sigilosa misión de descubrir una conspiración armada, alentada por Trujillo, que llegó a desembarcar en costas cubanas. Muy pronto Jesse empezó a oler los vapores del azufre que emanaba el Máximo Líder. “Todo el que estaba muy cerca de él –contará años después– terminaba muerto o desaparecido, era como una maldición”. Se le ocurrió entonces lo que Cabrera describe como “un hábil subterfugio”: en una de esas expediciones como reportero al servicio de la Causa, dejó caer su Leica desde un helicóptero y dijo que necesitaba ir urgentemente a Nueva York a comprar otra. Por supuesto, le dieron los permisos correspondientes y hasta le pagaron el pasaje. Nunca regresó. Para seguir leyendo…

Willy Castellanos: ·Notas sobre Rogelio López Marín (Gory)·

Considerado una figura clave del Fotorrealismo en el arte cubano de finales de los setenta, López Marín extendió su proyecto creativo a la fotografía luego de renunciar a la pintura en la exposición Volumen Uno de 1981. Es imposible entender la fotografía contemporánea en Cuba sin concebir los aportes que introdujeron en su momento, estas series. Es evidente que abrieron una oportuna brecha en los archivos de la representación, y no precisamente porque la fotografía —re-tratada y manipulada— renunciara a su facultad documental, a la posibilidad de referirse a un contexto inmediato. En el mundo de Gory y en sus evocaciones oníricas, o en el ámbito del recuerdo y de la ausencia que estas imágenes provocan, subyace siempre, en las primeras líneas del subtexto, un halo tan real (tan documental cabría decir) como imaginario. Para seguir leyendo…

Memoria: ·Cuadernos de Marcha: Cuba (1967)·

Aquí les va el número 3 de 1967 de los Cuadernos de Marcha dedicado a Cuba; cuaderno que en este número traía textos de Carpentier, Cortázar, Debray, Bettelheim…, más una nota que -en su ñangarismo- no dejaba de ser curiosa: “Damos esos textos porque constituyen una aportación necesaria a un debate trabado a lo largo de nuestro Continente y no obstante considerar que ambos contienen errores de planteo y perspectiva, entre los cuales no es el menor, pensar a América Latina como una unidad. También aquí, las naciones existen. También aquí, las regiones existen. Y el común denominador de la lucha contra el imperialismo, no puede hacer olvidar ni a unas ni a otras, ni a las naciones ni a las regiones, con sus condiciones específicas y diferenciales. Por el contrario para no caer en utopías, ni incurrir en aventuras condenadas a la derrota y capaces de reforzar, aún temporalmente, la posición del imperialismo, sus servidores y cómplices, tales diferencias no deben perderse nunca de vista.” Gocen investigadorcillos;-)

Anaeli Ibarra & Grethel Domenech: ·Interviú a Danae C. Diéguez / El feminismo es político, es incómodo siempre al poder·

Pienso que nosotras como feministas no debemos reproducir discursos hegemónicos en los que sigamos la lógica del poder que cuestionamos. ¿Podemos, desde nuestros feminismos, seguirle sonriendo a un poder que a todas luces se erige totalitario, patriarcal, verticalista? Para mí la gran pregunta sigue siendo, ¿se puede ser feminista en Cuba y establecer alianzas con el poder? Para seguir leyendo…

Melissa C. Novo: ·Interviú a Carlos A. Aguilera / Convertir espacio privado en infiernito·

En Cuba cuando ves que la gente ante ti empieza a mirar hacia otro lado, que cruzan la calle, que evitan devolverte el saludo (de pronto, esos que conversaban contigo ayer están hoy más apurados que nunca), es porque has pasado a la condición de apestado. Y pasas a la condición de apestado solo cuando publicas o dices o haces algo que no cae bien, que forma ruido. Y a partir de ese momento, el miedo ―alrededor tuyo― adquiere la misma consistencia de un flan. Hay que saber que nosotros entregábamos muchas veces el nuevo número de la revista Diáspora(s) en lugares «comprometidos»: la presentación de alguien en la sala Villena de la UNEAC, por ejemplo. O en algún lanzamiento de la revista Revolución y cultura. Llegábamos y les dábamos la revista a los conocidos que tuviéramos allí. Con mucha pausa además, como si fuera algo casi sagrado. Un tesoro. La rapidez con que la gente hacía desaparecer la revista en sus maletines era proporcional a la satisfacción que aquel happening nos enmarcaba en el rostro. Para seguir leyendo…

Ramón Fernández Larrea: ·El gran paro nacional·

En Cuba, desde 1959, más importante que trabajar, ha sido la actitud ante el trabajo. No importa si fabricas tuercas o buñuelos, sino que lo hagas ahí, como un titán, con cara de héroe o de mártir, sin importar que luego la tuerca no se la pueda comer nadie o que el buñuelo se rompa nada más arrancar la moto. Lo que queda es la entrega, la disposición, la actitud y el arrojo. Por eso lo poco que se produce se arroja, a la basura. Más adelante el cubano aprendió, viendo lo que hacían con el producto que había ayudado a fabricar, y a arrojar –sobre todo, lo que el Estado pagaba por su esfuerzo–, que no era mala idea irse a fabricar eso mismo en el extranjero, en algún país grande y cercano, donde se le diera buen uso a su esfuerzo, que le pagaran más y que con el salario se pudieran obtener más cosas. Para seguir leyendo…

Lina Bancells: ·En Varadero y La Habana destruyen el patrimonio arquitectónico republicano·

¿Quién le expropia al Gobierno cuando no cumple sus propias leyes? La Habana, que fue una de las ciudades más bellas de América Latina sufre un infinito proceso de degradación, oculto tras la restauración de algunas edificaciones de La Habana Vieja. Ese proceso de degradación se ensaña con el patrimonio edificado en la época republicana, cuyos valores han sido invisibilizados, destruidos y negados en la Isla desde el triunfo revolucionario de 1959. Para seguir leyendo…

María A. Cabrera Arús: ·La Cuba representada·

Hay que tener una idea muy limitada de la demografía y cultura nacionales, para usar en una postal dirigida a las madres cubanas una fotografía de tres mujeres rubias vestidas con camisas a cuadros de mangas largas de origen escocés, popularizadas en Cuba en la primera mitad del siglo XX por la publicidad comercial estadounidense. O tener interés en proyectar un país muy distinto al de la realidad, a saber dirigido a qué interlocutor. ¿No pudo haber escogido la presidencia de Cuba una fotografía que reflejara la diversidad demográfica, y sobre todo racial, de las madres cubanas? Para seguir leyendo…

Gerardo Muñoz: ·La imagen chamánica de Lester Álvarez·

Lester Álvarez es dueño de una práctica arqueológica en la que historia natural de la destrucción habilita un lugar para posibles sin tasarla en los pedestales de la Historia. Este modo de lectura transversal sobre las cosas explora esa región, tematizada por Eric Unger, en la que la coextensión entre posibilidad y realidad toma partido. Dicho en otras palabras, no hay manera de atravesar la latencia de la posibilidad en la realidad sin la capacidad de ser leído por los residuos inconexos que, en potencia, emergen en una franja de tiempo. Para seguir leyendo…

Vítor Kawakami: ·Interviú a Pío E. Serrano / Encuentro de la cultura cubana·

Fueron dos las razones que me alejaron de la dirección de la revista. En primer lugar, digamos, el temperamento vehemente de Jesús, tendente incluso a cierto autoritarismo –creo que como resultado del carácter que se dotara durante sus muchos años en Cuba dirigiendo distintas gestiones culturales–, aunque ello no me distanciaba del proyecto en sí, ni de mi relación con él. Por esta misma razón, también abandonaron Encuentro el poeta y editor Felipe Lázaro y el periodista Carlos Cabrera, el primero de su puesto de secretario de la Asociación y el segundo de secretario de Redacción. Por mi parte, consideré, y esta es la segunda razón, que debía dejar a Jesús que lo condujese en solitario, proteger nuestra amistad y concentrar mi tiempo y esfuerzo en Verbum. Para seguir leyendo…

Nara Mansur Cao: ·Broselianda·

Aquí los dejo con este hermosísimo homenaje de Nara Mansur Cao a la gran Broselianda Hernández: “Investigadora de modelos diversos de actuación, todo le interesaba en el sentido no del aplauso y la imitación al modelo de prestigio, sino como rebeldía, autonomía: fue tan única como no etiquetable. Había que estar en el Teatro Trianón para ver, para sentir lo que ella construía con su personaje Escipión, por ejemplo, ese ser andrógino de consecutividades eróticas, que resultaba una máquina multiplicadora de sensibilidad y belleza. Así mismo, Brose es la fuerza demencial y también la inocencia de la adolescente”. Para seguir leyendo… (Imagen: Ingeborg Portales).

Ángel Pérez: ·Las malas palabras. Acercamientos a la poesía cubana de los Años Cero·

Aquí les va el prólogo a Las malas palabras. Acercamientos a la poesía cubana de los Años Cero, libro de Ángel Pérez recién publicado por Casa Vacía: “El rasgo más característico de este grupo de poetas en relación con la “evaluación social” operada en sus textos, es quizás el despliegue de una escritura de marcadas intenciones políticas. Y entiéndase lo político como la expresión de los conflictos sociales latentes en diversos grupos, que ponen a circular en la esfera pública, a través de múltiples medios de intervención cívica, marcas de identidad, códigos de representación, procesos de subjetivación…” Enjoyyyyt 😉

ScreeningS: ·Adriana Bosch en vivo / Cartas a Eloísa·

Aquí les va la magnífica conversa entre César Salgado y Adriana Bosch sobre el documental de esta última sobre Lezama, Paradiso, el proceso de filmación de la película, la edición de Franqui a las cartas entre Lezama y su hermana, sobre la pasión… Gocen 😉