Archivo de la categoría: Autores

Virginia Ramírez Abreu: ·José Kozer: todos somos recuerdos de poetas·

Creo que José Kozer es el poeta de cada poema. Es decir, cada poema es un José Kozer que muda. Cada poema es una nueva piel y un mismo instinto, un mismo hálito. Nunca cambia, pues permanece una impronta de transición emocional que lleva a su lector a reconocer su verso en cualquiera de sus algoritmos creativos. Su recuerdo, nos recuerda que seremos, simplemente, recuerdos de poetas. Para seguir leyendo…

Pedro Marqués de Armas: ·El buen soldado Švejk en Cuba·

En grueso tomo de portada azul, traducida por Rubén Martí y con las ilustraciones originales de Josef Lada (las de la edición checa de 1923), fue publicada por la editorial Arte y Literatura en 1980 para delicia de lectores (socialistas) cubanos. Por una extraña combinación de efectos terapéuticos, era lectura recomendada en Hospitales de Día, junto a Un hombre de verdad de Bolis Polevoi, un “tocho” de 429 páginas que, especulo, no sería más terapéutico –quizás, sí, más edificante– que la también extensa novela de Hašek. Pura serendipia, no pocos psiquiatras de la época advirtieron su éxito como terapia de risa y no dudaron en recomendarla cada vez más. Para seguir leyendo…

Martica Minipunto: ·Everglades: la literatura no importa·

Debo reconocer —no con poca humillación— que no tiene ningún valor cómo leí la novela: si fui maniática o entusiasta, si me levantaba la falda, si veía las fotos de los Everglades en Florida y decía: “Sapos, he visto sapos saltar”. No es necesario decir que miraba desde la ventana la cola para la farmacia, que llovía y la cola se mantenía intacta y que el águila se adosaba al nido. Tan insignificante es decir que el libro afectó mi visión sobre el corpus narrativo de Jorge Enrique Lage, como afirmar que esta novela plantea un problema esencial: una arrogancia demasiado trágica, le diría yo a su autor. La sarcástica conversación con los autores que han sido arrogantes y trágicos, profundizaría yo a solas. Para seguir leyendo…

Waldo Pérez Cino: ·Abedulia / Teoría de la Transficción·

Aquí les va Abedulia, el texto de Waldo Pérez Cino incluido en Teoría de la transficción: Narrativa(s) cubana(s) del siglo XXI, la antología de Carlos A. Aguilera recientemente editada por Hypermedia: “Castresana había recorrido todos los museos en el área soviética de los Cárpatos, y había viajado en tren desde Transilvania hasta Moscú, donde había comido por primera vez mermelada casera de frutas del bosque y había paseado por primera vez por un bosque de abedules”. Enjoyyyyyt 😉

Damaris Puñales Alpízar: ·La maldita circunstancia. Ensayos sobre literatura cubana·

Aquí los dejo con un fragmento de La maldita circunstancia. Ensayos sobre literatura cubana, el más reciente libro de Damaris Puñales Alpízar por Almenara: “¿Podrá la literatura cubana sobrevivir a ese vacío temático cuando deje de existir ese contrapunteo de posiciones ideológicas encontradas («dentro de la Revolución, todo; contra la Revolución, nada»)? ¿De qué hablarán los escritores cubanos del futuro cuando no puedan ser ya catalogados como disidentes o exiliados, ni tampoco defensores a ultranza de un sistema que es cada vez más la trágica caricatura de lo que un día prometió ser, justicia social e igualdad para todos?” Enjoyyyyyt 😉

José Manuel Prieto: ·Sin descansar ese verano·

Aquí les va Sin descansar ese verano, el texto de José Manuel Prieto incluido en Teoría de la transficción: Narrativa(s) cubana(s) del siglo XXI, la antología de Carlos A. Aguilera recientemente editada por Hypermedia: “Un día de finales de agosto, cuando ya llovía mucho y las tardes se volvían frías, Frank me estaba pasando el maletín lleno de carne cuando vi la figura de un hombre al final de la acera. Ya está, pensé. De cabeza para Cuba. No podríamos negar la acusación de robo porque tenía el maletín en la mano y el hombre debía haberlo visto todo.” Enjoyyyyt 😉

Ignacio Iriarte: ·Memoria colectiva / Memoria individual. Algunas consideraciones sobre la cultura reciente·

Sarduy salió de Cuba olvidando esa parte de él que había participado del fervor de 1959. Ese olvido es tan fuerte que ninguno de sus textos cubanos apareció en la Obra Completa, a excepción de algunos poemas, sin envíos evidentes a 1959, que integró en el libro inédito Poemas bizantinos. Gustavo Guerrero, responsable de la edición, comenta que siguió el criterio que habría imaginado Sarduy: la Obra Completa es una suma de todos los libros publicados en vida. El crítico se permitió agregar unos cuantos textos más, que “resultan esenciales para la comprensión cabal del autor”. Es cierto, la Obra no sería Completa si faltara un ensayo como “El barroco y el neobarroco”, pero sigue mutilada si no aparece un solo texto de su apoyo a la revolución. Para seguir leyendo…

Mirta Suquet: ·El sida en la obra de Reinaldo Arenas·

En algunos de los textos escritos antes de 1987 (antes del diagnóstico), muchos de los cuales revisa ya enfermo, se alude tangencialmente al sida, pero este signo esquivo resignifica todo el sentido de los textos. Como sucede en muchas obras escritas en Estados Unidos y en Europa entre 1987 y 1990, el sida es “a structuring absence”, en tanto, a pesar de que muchas de estas obras “never specify AIDS as a theme … they may be nonetheless
undestood as (indirectly) adressing the epidemic”. Es el caso del poema “Dracula Loses His Cold Blood” de Voluntad, firmado en 1983. Es quizás la primera vez que se menciona la enfermedad en un texto de Arenas de esta década. Remitiendo al imaginario que vincula homosexualidad y vampirismo, Arenas aborda aquí las nuevas identidades y prácticas gais en el marco de la pandemia del sida y el exceso de visibilidad que, para Arenas, cancela el misterio, el anonimato y la oscuridad de la “caza” vampírica-sexual. Para seguir leyendo…

Legna Rodríguez Iglesias: ·Qué te sucede, belleza?·

Aquí los dejo con uno de los relatos de ¿Qué te sucede, belleza?, libro de Legna Rodríguez Iglesias acabadito de salir por Los libros de la mujer rota, en Chile: “Abrí la puerta y era un cuarto de 5×6. Cinco kilómetros por seis kilómetros. Era una ciudad. Las casas eran personas. Habían dos casas nada más. Ella y él. Entré y la vi a ella comiéndose la carne de él. Dejándolo en carne viva. Así son los carnívoros. Pero él no soltaba sangre. Creí en el mejoramiento humano y pensé pronto volverán a sus rutinas y él le dará una bofetada a ella por no saber cocinar, se comportarán como el par de imbéciles que siempre han sido y continuarán alargando algo que ni siquiera cuenta con probabilidades de que termine”. Enjoyyyyt 😉

14yMedio: ·Interviú a Martha Luisa Hernández Cadenas (Martica Minipunto)·

La puta y el hurón fue un proceso de mucha libertad, de un género complejo, (un género ante el que podría sentirme mucho más “Minipunto” de lo que habitualmente me siento), pero todo ese pánico nunca produjo parálisis. Esta novela me enfermó y excitó, ayudó a que mi relación con la escritura madurara. Nunca probé esta novela en una editorial cubana ni en ningún concurso narrativo cubano, así que no sé cuál habría sido la suerte de La puta y el hurón, no me quiero ni imaginar la portada. No quiero premeditar una censura, me parece maquiavélico y engreído. Yo quiero verla editada, tocar esas palabras en papel. Para seguir leyendo…

Abel Sierra Madero: ·Censura ideológica y cultura de la cancelación. Una historia personal·

¿Saben los dueños de MacNally que el compañero Javier Molea está más cerca del activismo que de la gestión cultural abierta al diálogo y al debate? ¿Sabrán que su activismo y sus afectos hacia dictadores interfiere con la libertad de expresión y la circulación fluida de las ideas? Es muy probable, porque en mayo de 2019, MacNally Jackson Booksanunció en su web un evento para celebrar un nuevo aniversario del régimen. “Save the Date. 26 de julio de 2019. 60 y más Revolución.” Para seguir leyendo…

Desiderio Borroto Fernández: ·Interviú inédita a Fayad Jamís·

Los párpados y el polvo lo escribí mientras descubría la ciudad llevando al hombro el campo y tuve la suerte de ser de los elegidos por Orígenes. El grupo Orígenes y especialmente su líder literario, Lezama Lima, sufren de un castigo injustificado y más que injustificado, injusto, para muchos el Grupo Orígenes estaba diseñado como un refugio de evasiones. Esto que te voy a decir pudiera parecer exagerado, pero es mi percepción actual, Orígenes no fue refugio sino una rebelión y más, me atrevería a considerarlo un Moncada de la letras. Fue la resurrección martiana frente a la desdibujada república antimartiana. Para seguir leyendo…

Pablo de Cuba Soria: ·El espíritu Baudelaire·

En los diarios, se (nos) revela ese Baudelaire al desnudo, visceral, en las cimas de la desesperación, cuyos pensamientos aúllan: “He cultivado mi histeria con alegría y terror. Ahora, siempre tengo vértigo, y hoy, 23 de enero de 1862, he sufrido una clara advertencia: la de sentir pasar sobre mí el viento del ala de la imbecilidad”. La primera edición de Les Fleurs du mal es de 1857. Su autor la llamó “diccionario de crímenes y melancolías”. Se agotó en poco más de un año, debido en parte al proceso judicial por obscenidad en que se vio envuelta. “Usted ha dotado al cielo de un rayo macabro”, le escribió Hugo. Asimismo, en aquel contexto, se iniciaría el intercambio epistolar con Flaubert, quien también estaba sumido en un juicio a propósito de Madame Bovary —el novelista sería absuelto; el poeta, condenado. Para seguir leyendo…

Roman Gutiérrez Aragoneses: ·La aventura del mongofiera·

El mongofiera es un ser acomplejado e inseguro, por lo tanto, no cree en sus propios talentos. El mongofiera infla y calca sobre la base de algo que ya está legitimado por el criterio de la multitud, por lo que es totalmente un anti-innovador. En cuanto a cómo se mueve entre sus coetáneos, es como el perro del hortelano, ni come ni deja comer. Incluso, él puede tener todos los talentos del mundo, que siempre prefiere el de la otra persona. Es muy común ver cómo muchos mongofieras se la pasan chupando ideas e iniciativas ajenas, para luego atribuirse la autoría delante de los grupos que lo escuchan, y así se agencia la gloria. Para seguir leyendo…

Liuvan Herrera Carpio & Ángel Pérez: ·A propósito de la poesía de Sigfredo Ariel·

Aquí los dejo con dos ensayos a propósito de la obra de Sigfredo Ariel: el de Liuvan Herrera Carpio y el de Ángel Pérez: “Parte de la tradición fundada por la generación de poetas que irrumpe durante los años ochenta, Sigfredo Ariel fue, junto a otros importantes nombres de la década, protagonista de una problematización de nuestra historia literaria: recuperó para la poesía un cosmos de valores que la simplificación del arte –y no sólo– generada por la ideología institucionalizada en los setenta suprimió. Esa problematización reconquistó la elaboración metafórica del lenguaje imaginal, que en el caso de este autor no implicó una sustitución absoluta de la transparencia del coloquialismo.” Enjoyyyyt 😉