Archivo de la categoría: Autores

Oscar J. Montero: ·Bobby’s Cuba. Prelude to a Revolution·

Aquí los dejo con un jugoso fragmento del último libro de Oscar J. Montero, Bobby’s Cuba: Prelude to a Revolution, el cual “es la narración en primera persona de un octogenario cubano, exiliado en la ciudad de Nueva York tres años después de la Revolución de 1959. De joven, en La Habana, durante la década de 1950, Bobby Linares trabajó en un café popular, como botones en un lujoso hotel y como conductor, guía y acompañante. Al recordar sus esfuerzos por llegar a la capital, Bobby da cuenta de su vibrante cultura, de los horrores de la dictadura de Batista y de su desmoronamiento ante el avance de los rebeldes bajo el liderazgo de Fidel Castro.” Enjoyyyyyt 😉

Gilberto Padilla: ·Extrañas notas de laboratorio·

La vida de los otros es una película que trata sobre un agente de la Stasi (la policía secreta de la República Democrática Alemana) que da un cambio radical el día que comienza a investigar la vida de un dramaturgo y su mujer, una famosa actriz de teatro. Hay un momento en el que el escritor espiado busca un libro de Brecht que ha desaparecido de su escritorio y descubrimos que se lo ha robado el agente, que lo está leyendo, ensimismado, en la azotea. La educación furtiva del espía que desde el sigilo comprende a quienes persigue es el reverso de las sañudas relaciones que los cubanos podemos encontrar en El compañero que me atiende, de Enrique Del Risco. ¿Hay en la historia de Cuba noticia de algún informante compasivo? Para seguir leyendo…

¿Hay en la historia de Cuba noticia de algún informante compasivo?

Ricardo Salvat: ·Interviú a José Triana·

Buenísima conversa con José “Pepe” Triana en 1991 sobre teatro, revolución, generaciones, poesía y cine. Ojo: no se pierdan la anécdota con la capitana Haydée Santamaría y Casa de las Américas. Enjoyyyyyyyyyyy 😉 (Agradecimientos a DAA.)

Michael H. Miranda: ·Breve tratado de suicidología·

Hay desde luego una mínima esperanza de reencuentro con los que han partido, o al menos eso leemos en aquella carta que Lezama le envía a María Zambrano cuando muere Araceli y él la imagina devastada, sin fuerzas. Lezama escribe eso en el peor momento de su biografía, ya anciano y con pocos lectores, escasos amigos, ningún reconocimiento. Lezama quiere que ella piense, de paso todos con ella, que hay un retorno ya sea gaseoso, y que eso nos consuela porque “nacemos antes de nacer y morimos antes de morir”, la muerte termina engendrando a todos de nuevo, aunque sea en un espacio indefinible como la memoria, pues los seres amados nunca están demasiado lejos. Para seguir leyendo…

Sats: ·Denigración y acoso a Jorge Ángel Pérez·

Aquí los dejo con el vídeo de Estado de Sats donde el escritor cubano Jorge Ángel Pérez cuenta del acoso y la vigilancia que sufre por parte de la macabra segurata en Cuba. En fin, un día más en la oficina 😉

Leandro Estupiñán: ·Conversación con Delfín Prats·

Aquí los dejo con la conversación completa (parte Uno y parte Dos) que sostuviera hace un tiempito Leandro Estupiñán con el ínclito Delfín Prats: “Pasar un rato con Arenas era un gran privilegio, porque era un gran conversador. Tenía esa gracia innata suya para hablar mal de todo el mundo. Para decir, por ejemplo (y aquí, por el tono, parece imitarlo): “Mi madre me dijo que me iba a hacer unos bisteces, y terminó haciéndome un huevo”. Esas cosas, que en otras ocasiones eran punzantes, más sarcásticas, según la persona. Hay que atestiguar su enorme talento, su capacidad para asimilar las formas literarias, que no todo el mundo logra. Hay gente que se pasa la vida y no puede. Es como tener una gracia, como sacarse la lotería.” Enjoyyyyyyt 😉

Lynn Cruz: ·La historia de los huesos humanos·

Aquí los dejo con este bello texto de Lynn Cruz sobre “los delirios y vicisitudes de la producción de una película en condiciones verdaderamente extremas”, tal y como me escribe en un mail. O lo que es lo mismo, una especie de diario sobre la locura de filmar algo independiente y “único” en Cuba. Disfruuuuten 😉

Eduardo López Morales: ·La generación de los años 50·

Aquí los dejo con el prólogo y el índice a la infame antología preparada por Luis Suardíaz y David Chericián en 1984: La generación de los años 50. Prólogo que es, en sí, una de las muestras más fehacientes de la guataconería política y la mala lectura literaria que ha proliferado en la isla bajo la revolución. Tómense un vermucito y lean. Esto es -y nunca mejor dicho- ¡de antología!. (Agradecimientos al comando Rialta.) 😉

NDDV: ·Feliú, Silvio y Norge en busca del unicornio LGBT·

Lo que Norge, Silvio y Feliú escamotean es, presisamente, “la causa”, el problema de problemas. Cantinflean, se van por la tangente, y ese jueguito sucio es lo único que los distingue hoy de la tan vilipendiada oposición. Dan palos en la oscuridad, salen a cazar fantasmas y aguzan los ojos, solo para reencontrarse con el viejo unicornio lleno de mataduras: porquetoda conciencia falsa conduce siempre de vuelta al castrismo. Para seguir leyendo…

Legna Rodríguez Iglesias: ·Miami: teoría de la Mula·

¿Cuándo se convierte una persona en mula? Sencillo. Cuando necesita algo. Hasta ese momento solo ha necesitado respirar, comer y tomar agua. De pronto necesita algo con lo que no había contado, algo humano, algo de vida o muerte. Sentimientos. Arraigamiento. Y por casualidad conoce a una mula que conoce a una mula que conoce a una mula que puede darle el contacto del dueño de la agencia o compañía o empresa o negocio. Y llama por teléfono a este hombre que le dice enseguida que sí, que claro que sí, que la irá a visitar cuanto antes para copiar sus datos y convertirla en mula, una mula oficial. Para seguir leyendo…

Héctor Antón: ·Replicantes en la ciudad letrada·

Bueno fuera que UNIÓN publicara Termina el desfile, de Reinaldo Arenas. Génesis y apocalipsis del campo y la ciudad, el arte y la inmundicia: tías solteronas que no paran de cotorrear, marchas del pueblo combatiente, seres locos por renacer como planta o vegetal, falsas promesas. Termina el desfile quizás sea el volumen de cuentos más lúdico y agónico de nuestras letras. Promoverlo en Cuba sería un milagro, libre de poses cautelosas o temerarias. Reinaldo Arenas volvería de la inmortalidad dando gritos de asombro. Para seguir leyendo…

Hilda Landrove: ·Apuntes sobre el cubano imaginario·

Entre todas las formas de ser cubano, o cubana por supuesto -entiéndase que hablo de hombres y mujeres- hay una que no nace de las experiencias o de los afectos, una que no se inventa en Cuba o en ninguno de los territorios en los que se despliega. Hay un cubano imaginario, que existe como construcción en la imaginación de algunos, un subproducto de la propaganda estatal y su innegable efectividad para producir un discurso ideologizado, y un componente de utopías necesitadas del sujeto que las haga parecer realizables. Para seguir leyendo…

Alan West-Durán: ·Werner Herzog, lector de Virgilio Piñera: el cuerpo y la estética·

Nietszche estableció una analogía entre el estómago y la conciencia. ¿Piñera no estaría ofreciendo otra analogía entre conocimiento e indigestión? De nuevo Nietzsche: “Uno habla de estar enfermo del hombre sólo cuando uno no se lo puede digerir, aunque tenga el estómago lleno de él. La misantropía viene de un amor avaricioso del hombre y el canibalismo; ¿quién te mandó tragar hombres como ostras, príncipe Hamlet?” Pero el narrador de Piñera no es misántropo, lo es la sociedad con su barbarie estatal (la guerra). El narrador resulta indigerible a los otros, incluyendo el perro. Puede ser tragado pero no asimilado (digerido). De igual forma el narrador encuentra a los otros seres humanos “indigeribles”, así que limita su comercio culinario a los niños, tal vez porque no han sido corrompidos por la sociedad, como los adultos. El impulso del narrador no es apetito ciego, ya que sólo ocurre cuatro veces al año, no todos los días. Para seguir leyendo…

Juan Cristóbal Castro: ·El imperio por-venir·

La invasión imaginaria como relato conspirativo, como teatralización de la guerra dentro del marco político, es la mejor manera de suspender los derechos ciudadanos y dejar a la población expuesta a la peor de las violencias. La ruina que ello genera se convierte en una creación del poder paranoico del lenguaje. Para seguir leyendo…

Julio Miranda: ·Maquillando el cadáver de la revolución·

Aquí los dejo con algunos de los poemas de Julio Miranda, escritor cubano bastante poco conocido en el mundo Cuba, que emigró en los sesentas hacia Venezuela y además de varios libros de poesía y narrativa y cine, publicó varias traducciones. Los poemas que presentamos acá han sido extraídos de Maquillando el cadáver de la revolución’, su libro de 1977. Enjoyyyyyyyyyyyyyt 😉