Archivo de la categoría: Autores

Gerardo Muñoz: ·Gloria y Revolución en un cuento de David Viñas: ‘Sábado de Gloria’ en la Capital (Socialista) de América Latina·

‘Sábado de Gloria’ debe ser leído como una retórica alternativa a las poéticas de aquellos años en libros como Los Años Duros de Jesús Díaz o Condenados de Condado de Norberto Fuentes, dos modelos del realismo tradicional ajustado a la euforia iniciática de la Revolución. Como en la mesa redonda sobre el subdesarrollo que funciona también como emblema irónico en el filme de Tomás Gutiérrez Alea, y donde por cierto podemos ver la gestualidad y la retórica de Viñas; ‘Sábado de Gloria‘ es su correlato literario, acaso uno de los pocos textos que ha intentado poner en escena el raro experimento de unir vanguardia estética y política: corporizar la Revolución Cubana, de volverla collage, capturar las imágenes de sus gestos. Para seguir leyendo…

Martica Minipunto: ·Algo así como una sex tape profunda·

Un amigo me recomienda que hable de sexo. Lo dice como lector y como escritor. Temáticamente, el dispositivo pornográfico le ha dado buen resultado. A mí, desde hace mucho me interesa más el sexo como proceso de seducción y ritual de apareamiento fetichista, que como literatura. Me interesa cómo se instaura el sexo en WhatsApp o en Messenger, y en la vida experimento el amor con la lengua de mi novia. Para seguir leyendo…

Alfredo Triff: ·El lastre de la culpa negra de la nación cubana·

En el caso cubano no hay una sola nación sino dos naciones: una actual y otra en falta. Una actual y presente, que es la nación blanca del castrismo; nación que reprime a otra que existe como potencialidad. Ésta es la nación negra, con su Langston Hughes, su Malcom X y su Black Power cubanos. Nación racial negra que habita en el ser-negro sin ambajes ni miedos a reproches blancos, y que corresponde a una posibilidad futura. La historia de estas dos naciones, blanca y negra, es traumática, porque una es esclavista y la otra esclava. Una mantiene el poder mientras que la otra es oprimida. Y es que la memoria blanca republicana no está exenta del efecto tóxico del trauma. La nación blanca republicana no sufrió el escarnio de la esclavitud pero fue ejecutora de la transgresión esclavista. Como esa culpabilidad no puede olvidarse se reprime. Por lo tanto el efecto tóxico de la CULPA llega a las dos naciones. Para seguir leyendo…

Carlos Lechuga: ·Fallo técnico·

El cine estaba lleno, lleno de gente obediente que miraba a la pantalla. Pero también había muchas personas interesadas en tocarse mirando a las señoritas de al lado. No sé por qué la función empezó a demorarse y no empezaba. Todos mirando a la pantalla esperaban y se entretenían hablando entre ellos o mirando las pequeñas broncas y trifulcas que se formaban entre el público decente y los señores calurosos, una especie de desamparados sucios, que no paraban de tocarse el pantalón. Cada cuatro segundos los voyeurs eran descubiertos y no les quedaba otra opción que huir. Ante los ojos de todos se escuchaba un grito mientras salía uno y otro. Mi entrada me la había comprado Claudia, mi ex mujer, que me estaba esperando en una silla de platea. Cuando me siento a su lado, ansiosos por ver el resultado de mi corto, me doy cuenta que a mi izquierda y detrás estaba este director de cine español tan gracioso, ameno, delgado, de unos sesenta años que no parecía tan mayor. David no me había visto, lo saludo. Para seguir leyendo…

Roberto Madrigal: ·La viuda, el ajedrecista y el dictador·

Todo el mundo sabe cómo murió José Raúl Capablanca. Observaba una partida de ajedrez en el Manhattan Chess Club de Nueva York, el 7 de marzo de 1942, cuando sufrió un derrame cerebral. Lo llevaron de urgencia al Mount Sinai Hospital y sin jamás recobrar el conocimiento, murió al día siguiente. De su viuda, casi no se habló mas. Para seguir leyendo…

Jacques Henric: ·Interviú a Severo Sarduy·

En el caso del libro que ahora escribo, el barroco es un barroco que yo llamaría “enderezado”. Me gusta esa palabra: enderezado significa que el libro es más leíble, más dibujado, más hard edge, con contornos nítidos, mucho más fuertes; un libro menos gongorino, menos lezamiano, más caravaggesco, menos borrominiano. “Enderezado”, por un cambio que percibí en mí hace muy poco. El barroco –en su mezcla más sombría, en el barroco funerario que puede verse, por ejemplo, en muchos cementerios de Nápoles– implica una euforia. Una euforia formal. En el barroco el significante está siempre erecto, siempre excitado, incluso en el barroco funerario. Para seguir leyendo…

MN: ·Interviú a Adriana Bosch / Documental ‘Cartas a Eloísa’·

A pesar de varias imprecisiones, no deja de ser interesante esta conversa entre María E. Salazar y Adriana Bosch, quien acaba de terminar ‘Cartas a Eloísa‘, un documental sobre Lezama Lima y la asfixia de los 70. Aquí les van ‘ambas dos’. Enjoyyyyyyyyyyt 😉 (Gif: MGA)

CHisp: ·Dossier Literatura Cubana Hoy·

Preparado por Walfrido Dorta para el último número de Cuadernos Hispanoamericanos y con textos de Astrid Santana Fernández de Castro, Nanne Timmer, Adriana López Labourdette & Yoandy Cabrera, aquí les va este magnífico dossier sobre narrativa, poesía y ensayo cubano de las últimas dos décadas. Aprovechen narcisillos 😎

Abel Sierra Madero: ·No hay putas como las de La Habana. ¿Una nueva Cuba para quién?·

Cuando pensaba que este tipo de narrativas, propias de miradas condescendientes y coloniales sobre Cuba estaban superadas, ha venido Rubén Gallo a desmentirme. “En La Habana el límite entre la realidad y la ficción es muy tenue: hay un momento en que toda conversación se despega de lo real para proyectarse en terrenos lúdicos, eróticos, imaginarios. En homenaje a ese mundo alucinante que es la realidad habanera, estas crónicas también siguen el mismo procedimiento.” Con esta nota aclaratoria comienza el libro del autor mexicano Rubén Gallo. Se trata de Teoría y práctica de La Habana (2017), un libro de crónicas sobre su experiencia en Cuba durante los últimos años. (…) Este libro recicla todo el repertorio de imágenes y estereotipos que se produjeron desde la izquierda durante la Guerra Fría y que contribuyeron a crear una idea de Cuba como un parque temático, de diversiones, para suplir las necesidades y los vacíos de otros. Para seguir leyendo…

Antonio Correa Iglesias: ·El fin del Gran Relato: bajanda·

El fin del Gran Relato es en este caso un esfuerzo editorial que condensa lo que fue en su día una exposición colectiva de arte cubano contemporáneo. Al mismo tiempo, El fin del Gran Relato es un libro que, teniendo como pretexto el arte, aborda y analiza las consecuencias y resonancias de lo que este “fin” y sus fines ha significado para el imaginario cubano. Para seguir leyendo…

Ana Basualdo: ·Interviú a Guillermo Cabrera Infante·

Puig y yo (cada uno a su manera) hemos sido los primeros en incorporar el cine a la literatura. Puig lo hizo sobre todo en su mejor novela —El beso de la mujer araña—: allí hay una Scherezada que cuenta películas. Ahora se hace normalmente, tanto en Estados Unidos como en Europa, pero no en la época en que Manuel y yo nos dimos cuenta de las posibilidades del cine en la literatura. Recuerdos de cine, en lugar de recuerdos literarios. Referencias cinematográficas, en lugar de literarias. La diferencia es que Manuel se identifica con dos o tres actrices; para mí, el cine es una fuente total de mitos. Se lo ha asociado muchas veces —y es un acierto— con la caverna de Platón. Para seguir leyendo… (Gif: MGA)

Armando Chaguaceda: ·Interviú a José M. Fernández Pequeño / El reformismo intelectual frente el Estado cubano·

Los años ochenta constituyen el campo de batalla del reformismo intelectual cubano, una batalla a veces equívoca, siempre dura, en cualquier caso de vida o muerte… intelectual. A esa década llega el Gobierno cubano buscando caminos menos tortuosos, pero igual de controlados para la comunicación con el sector cultural. Hacia ahí apuntó la creación del Ministerio de Cultura en 1976 y la designación como ministro de Armando Hart, que convocó a muchos de los intelectuales reformistas antes orillados, sostuvo un tenso pulso con los ideólogos más conservadores del Partido Comunista de Cuba y trató de oxigenar las relaciones con los artistas. Los intelectuales reformistas lo entendieron de inmediato como un aliado, como alguien que les tendía un espacio útil para lograr sus objetivos. Para seguir leyendo…

Dossier: ·David Viñas y la Revolución Cubana·

Excelente este dossier que hace algunos años sacara LHE. Aquí les va: Entrevista a David Viñas (I) & Entrevista a David Viñas (II), Respuesta de intelectuales argentinos A Guillermo Cabrera Infante, Carta de Rodolfo Walsh a Primera Plana, Carta de Francisco Urondo, Carta pública de David Viñas a Fernández Retamar, Ensayo de Gerardo Muñoz sobre DV. Enjoyyyyyyt perversillos 😉

Revistas: ·Mundo Nuevo (1966-1968)·

Con textos y entrevistas y notas de/o sobre Severo Sarduy, Cabrera Infante, Reinaldo Arenas, Jesse Fernández, Lezama Lima, Jesús Díaz y muchos, muchos más, del ámbito hispanoamericano y europeo, aquí los dejo con todos los números hechos por Emir Rodríguez Monegal (MN continuaría publicándose hasta 1971) de una de las revistas más importantes (por polémica, lúcida e informada) de los años 60 en español: Mundo Nuevo. Revista que, en su momento, abriera un vector de diferencia al “foquismo retrógrado” de Casa de las Américas y al che-ísmo izquierdoso. Enjoyyyyyyyyyyt 😉

Juan Carlos Quintero Herencia & Jaime Rodríguez-Matos: ·’El central’ de Arenas y ‘El caribe continental’·

Aquí los dejo con uno de los paneles del evento ‘Imagen, crítica, política: Desistencia y polémica en el Caribe’, recién celebrado en la Universidad de Maryland. En este precisamente Juan Carlos Quintero Herencia habla de ‘El central’ del Gran Arenas (ese central que de alguna manera podría verse como un nódulo de la centralidad desfasada y asesina del castrismo), y Jaime Rodríguez-Matos de la “poesía y posthegemonía en el Caribe continental”. Enjoyyyyt 😉