Archivo de la categoría: Autores

Reinaldo Arenas & Carlos Franqui: ·Comunicado y Carta·

La mayoría de estos trece puntos redactados por Reinaldo Arenas y Carlos Franqui en 1983 continúan teniendo una vigencia aplastante. De propina, les dejo la carta de Arenas a Margarita y Jorge Camacho (Point de Lunettes, Sevilla, 2010) donde habla de este “comunicado”. Enjoyyyyt 😉

María de Lourdes Mariño Fernández: ·Maykel Unchained·

El castrismo en Cuba, con su jueguito del dentro-fuera de la revolu, ha llevado al extremo esa división clasista basada en el acceso a la educación. En el caso cubano, esa educación gratuita de la que tanto gusta vanagloriarse el Gobierno se ha convertido en uno de los principales marcadores de exclusión racial e ideológica. Lo de la ideología ya lo sabíamos, ellos lo gritan todo el tiempo, “la universidad es de los revolucionarios”, o al menos de los que se hacen pasar por revolucionarios durante el tiempo de sus estudios. Sin embargo, el hecho de que hay un sector de la población pobre y negra en Cuba que no accede a la educación sino a la cárcel temprana, es un hecho que el poder trata de invisibilizar y que San Isidro ha puesto una y otra vez en evidencia. Claro, es que la gente de San Isidro, como nos recuerda el exministro melenudo, no son artistas sino marginales. Y le faltaría añadir, y en Cuba los marginales no tienen derecho al arte. Para seguir leyendo…

Nicolás Guillén Landrián: ·Tres cartas a Manuel Zayas·

¿Te imaginas tú lo que fue para mí verme de pronto en los calabozos de Villa Marista? Viendo, según ellos, cuáles eran mis conflictos ideológicos, luego de haber obtenido la Espiga de Oro con Ociel del Toa. Y no quedó allí. Me mandaron para una granja dos años; granja que era para personal dirigente que mantenía una conducta impropia. Ahí comenzó la esquizofrenia de nuevo, pero más aguda, que me llevó a ser tratado siquiátricamente por los médicos que había en la prisión. Ellos aconsejaron que fuese enviado a un centro donde pudiese ser atendido adecuadamente. A continuación, me montaron en un avión, descalzo, con el overol de la granja y por encima de los hombros un saco de listas que yo amaba mucho. Para seguir leyendo…

Salomé García: ·Interviú a Diasniurka Salcedo / Muchas más van a perder el miedo·

Cuando llegué, por falta de cama me pusieron en un pabellón de peligrosidad, en el Colectivo 3, donde pasé cosas terribles. Es denominado destacamento severo. ¡Donde están las asesinas! Y yo iba por un delito común, de no proteger los bienes del Estado, delito que ellos crearon. Y para completar, dormí en el piso, porque me mandaron para la última galera y la presa que dormía abajo decía que yo me movía en la litera arriba, y me amenazó. Llevaba 18 años presa por matar a su hijo, le decían Bárbara “cuerpo”. Por lo que decidí dormir en el piso y no molestar a nadie. Allí fui víctima de maltratos de todo tipo. Falta de medicamentos. Ver como las presas se maltrataban entre sí. Tomar agua en una nevera con un ratón descompuesto. Para seguir leyendo…

Francisco Morán: ·Fuego a la plantación. ¿Acaso los blancos no quemaron Bayamo?·

¿Quiénes, qué son estos muchachos? ¿Qué tienen que perder? Son negros, pobres y marginados. Y ya sabemos lo que pasa cuando la pobreza y la falta de derechos y la exclusión son llevados a su extremo: se dan la mano, y el miedo se disipa. Sería un error, advierto, creer que ellos y el grupo de Santiago de Cuba son apenas un puñado de gente que no pueden producir ningún impacto. Si ustedes lo creen, el Estado no. Para seguir leyendo…

Julio Ramos: ·Desencuentros de la modernidad en América Latina. Literatura y política en el Siglo XIX·

¿Cuáles son los efectos de la modernización dependiente y desigual en el campo cultural? ¿Cómo hablar de autonomía y especialización de la literatura en América Latina? En respuesta a estos interrogantes, Julio Ramos explora la problemática relación entre literatura y poder durante el siglo XIX para precisar la tensión constante entre vocación política y pasión de estilo que define a los escritores modernos de Nuestra América. Esta nueva edición de un clásico de la historia intelectual y los estudios latinoamericanistas certifica el potencial del cruce entre ciencias humanas y ciencias sociales. Para descargar el libro…

Ángel Esteban: ·Heberto Padilla y el discurso que lo aclaró todo·

Los escritores de finales de los sesenta y los setenta tendieron a aproximarse cada vez más a la autonomía de la palabra frente a la acción política o a su servidumbre, y a considerar que la propia utilización de la palabra ya era una postura crítica y una posición en el mundo y frente a las injusticias. Por eso, en Cuba, ya desde finales de los sesenta, meses antes de que estallara la primera polémica por el poemario de Padilla, la declaración final del Congreso Cultural de La Habana, de enero de 1968, insistía en que la Revolución es el acontecimiento cultural por antonomasia y en que defender la Revolución es lo mismo que defender la cultura. Mientras los artistas deseaban escapar al control, las dirigencias políticas exigían que el compromiso fuera revolucionario y radical, absoluto. De hecho, el mismo Benedetti, que desde el comienzo del proceso cubano había sido incondicional con la causa, y lo seguiría siendo, realizó una aportación que no sentó del todo bien en el espacio político: su texto «Sobre las relaciones del hombre de acción y el intelectual» solicitaba respeto para la acción reflexiva y teórica del intelectual, a quien no se puede acusar de «antiintelectual» por el hecho de no acomodarse a un objetivo práctico urgente o inmediato. Para seguir leyendo…

Edgar Ariel: ·Nuevo número de la revista ‘Q de cuir’, desnaturalizando saberes hegemónicos·

La teoría queer, fórmula epistemológica creada por la teórica feminista Teresa de Lauretis a principios de los noventa, se derivó de la apropiación del insulto queer al uso por entonces en Estados Unidos. Esta apropiación construyó una reflexión crítica en torno a los regímenes de normalización del cuerpo. El proceso de resignificación de ese término, insultante y peyorativo, derivó en un desplazamiento epistémico de lo queer a lo cuir. Como una necesidad decolonial latinoamericana, lo cuir empezó a modelarse, en los años iniciáticos de este siglo, como una noción fluida, necesariamente cambiante, que cobra efecto, es efecto, en su condición nómada. Para seguir leyendo… y para descargar el número 8 de la revista… (Imagen: Rachel Gutiérrez).

Duanel Díaz Infante: ·Del pecado original / Palabras del trasfondo·

Piñera no llegó, como Lezama, a la ridiculez de celebrar a la revolución como “la última era imaginaria”, pero sólo porque su retórica era otra, menos grandilocuente, más prosaica. En realidad, su entusiasmo no fue menor, y si Lezama envió al doctor Castro una carta adjuntándole su insólito memorandum sobre el servicio de correos -el mismo que Grau San Martín, aquel falso revolucionario martiano, había desatendido-, Piñera también le escribió al Primer Ministro, con el propósito de anunciarle una próxima mesa redonda sobre la “Posición del escritor en Cuba”. Para seguir leyendo…

José Raúl Gallego: ·Colecciones·

Para la mayoría de los cubanos nacidos entre los años ochenta y los noventa, la palabra colección tiene un significado muy particular: libros que se llenaban de etiquetas y envolturas de los productos de consumo que a mediados de los noventa empezaron a aparecer en las “diplotiendas”, luego en las shoppings o que traían del extranjero en sus abultados maletines denominados “gusanos” —por su forma alargada— aquellos a los que años antes habían calificados de “gusanos” —por su forma de pensamiento. No podría explicar cómo, pero de un momento a otro la fiebre de las colecciones se extendió por todo el país. Ante la falta de juguetes, aquellos libros se convirtieron en uno de los entretenimientos por excelencia de los niños cubanos. En un contexto donde “resolver” se volvió la palabra de orden y el trapicheo reverdeció laureles como mecanismo de subsistencia, también los niños creamos nuestro propio “mercado negro” en torno a las colecciones. Para seguir leyendo… (Imagen: LMOA).

Carlos Espinosa: ·Confesión, invectiva y ajuste de cuentas·

Quienes busquen en Clausewitz y yo una trama argumental se verán frustrados, pues su esquema narrativo está en las antípodas de los patrones tradicionales. Su radicalidad formal y temática la hace más idónea para lectores perspicaces, que disfrutan al poner su propia inteligencia en acción. Aguilera ha realizado además un poderoso esfuerzo de síntesis, y eso ha cristalizado en una obra en la cual la brevedad no está reñida con la incómoda lucidez y la intensidad. Para seguir leyendo…

Abel Sierra Madero: ·Sobre el cambio de sexo de transexuales en Cuba. Documentos inéditos·

Las preocupaciones estatales por los transexuales no son tan recientes como parece. Las instituciones de salud pública se volcaron en una estrategia para abordar el asunto desde la década de 1970. Como historiador, siempre me han interesado las metodologías e ideas que le dan cuerpo a una política o pedagogía. Busco las rutas y las conexiones para poder hacer una lectura más compleja y profunda. En la primera entrada de esta columna, prometí a los lectores que iba a compartir algunos de los documentos de mi archivo personal. Esta vez, desclasifico una serie de textos sobre el tratamiento de la transexualidad que circularon de modo secreto entre los especialistas del Instituto de Endocrinología. Para seguir leyendo…

Rosie Inguanzo: ·Neurótica, puntillosa, rimosa·

Creo que mi escritura se ha vuelto más neurótica, puntillosa, rimosa. Octosílabos, décimas y endecasílabos son cantaletas mentales maniáticas que pueden desvelar a cualquiera. Y una tiene el hábito de interpretar la realidad desde la creación. Y es que la búsqueda de la rima le va a la neurosis exaltada por la contingencia (risas). Para seguir leyendo…

Juan Carlos Cremata: ·Una leve presión en la baja espalda·

Se me condenó al ostracismo, al silencio y a la muerte en vida, sin que mediase una orden concreta, emitida por alguien en particular. O, al menos, jamás persona alguna dio la cara. Vilipendiado y enterrado hasta el cuello, con solo la cabeza afuera. Por «órdenes de arriba». Entonces, a través de las habituales campañas de descrédito contra todo el que disiente, sacaron a la luz pública, como si yo lo hubiera ocultado, mi condición de enfermo seropositivo y, debido a ello, mi profunda ingratitud y egoísmo con «la revolución que me había forjado». Hasta me acusaron de trabajar para la embajada norteamericana o como agente de la CIA. Para seguir leyendo…

Noel Alonso Ginoris: ·Interviú a Katherine Bisquet / Toda la violencia sometida a un verso·

La idea de Los Mojados surge por un bar que había en la Ciudad Nuclear, llamado así por la banda mexicana de moda en aquel tiempo. Este bar que estaba en los bajos de un edificio estatal era totalmente atípico, desentonaba con la estética soviética-revolucionaria. Era un lugar excepcional dentro la cuidad que estaba concebida como un gran proyecto, llena de ingenieros. En cambio, el bar tenía un ambiente underground y acogía a los desperdigados en busca de ron. Era un lugar lleno de luces dentro de la lógica gris de la Ciudad Nuclear. Para seguir leyendo… (Imagen: Yanier H. Palao).