Archivo de la categoría: Cine

FreeCinema: ·Gloria eterna / Yimit Ramírez·

Aquí les va una de las más recientes piezas de Yimit Ramírez, Gloria eterna. Un film que según el crítico González Rojas, en un texto sobre la misma, va “del estatismo. De la expansión ad infinitum de un estado de cosas invariable. De la conservación a ultranza de esta situación. De la sacralización de los esquemas en detrimento de sus sentidos. Y de la degradación inevitable que la inmovilidad antidialéctica provoca en los seres humanos. Esto último es algo que tiene sin cuidado a los exclusivos y excluyentes detentadores del poder, presentidos como fuerzas abstractas apenas esbozadas por los angulosos perfiles de las estatuas omnipresentes.” Enjoyyyyyt 😉

Ofill Echevarría: ·Looking For Abstraction (At The Jungle)·

Esta fotografía en movimiento reproduce por medio de un reflejo tomado de una de las esquinas más transitadas del midtown de Manhattan, New York, el espíritu típicamente artificial y caótico de la llamada “ciudad que nunca duerme”. El crítico y filósofo cubano Emilio Ichikawa calificó ‘Looking For Abstraction At The Jungle’ como una atípica “publicidad” de la ciudad de Nueva York. Y agregó, “el real estate es aquí el estado real en que las visiones pictóricas del artista se tornan habitables”. Para acceder al vídeo…

Carlos Lechuga: ·Marzel es bueno, Marzel es mejor…·

Un grupo de funcionarios y artistas, nada pequeño, se ha dado a la tarea de acabar con todas las copias de la película cubana Evidentemente comieron chocolate suizo. No quieren que nadie la vea. No es conveniente. En los pasillos de la institución nadie se ha puesto de parte del artista, todos lo culpan, le llaman extravagante, soberbio, que si está influenciado por ideas extranjerizantes… No me asombra, pero que los artistas se presten para eso sí me sorprendió. Según Braulio Boca Chula existían en el país doce copias, nueve en La Habana, dos en Matanzas y una en Santiago que fue la primera que se quemó. Dice Braulio que entre el fuego y la aplanadora ya no queda ninguna. Para seguir leyendo…

Carlos Gámez: ·El video como espectáculo de la memoria·

La memoria histórica del video corporiza el espectáculo irreal, porque se muestra en una dimensión digital, con una paleta de colores, hoy vintage, y sin una secuencia temporalmente comprobable; se codifica la pieza como una construcción ficcional. El espectáculo del que hablaba Debord amerita ser revisitado como expresión innegable del video como lenguaje, en tanto podemos afirmar que las estrategias narrativas de los videastas, que construyen en su obra una reflexión sobre su temporalidad, desde la primera persona, son expresiones de la memoria histórica de su sociedad, y de sí mismos como entes sociopolíticos. Para seguir leyendo…

FreeCinema: ·My Island / Raychel Carrión·

Bueno, aunque sea por lo esquizofrénico que es en su discurso, este documental de Lívia Cheibub y Lívia Perini sobre la obra performativa de Raychel Carrión. Película donde explica su trabajo con la velocidad, lo político, el speed-masa y el arrebato cubano 😉 Enjoyyyyyyyyyyt

Justo Planas: ·Los muertos y moribundos de Titón·

Tomás Gutiérrez Alea ha archivado en sus varios cadáveres la historia de la Revolución, sus inquietudes como intelectual y artista. En esa anatomía en desintegración cuya sola presencia amenaza el mundo de los vivos, Titón ha escrito y reescrito su propia genealogía del devenir cubano. Sin embargo, no me propongo aquí explicar los distintos valores que este director ha asignado a la muerte, los moribundos, los muertos en sus filmes. Esa es una indagación posible y legítima, pero me intriga más bien el itinerario imposible y quizás ilegítimo que sus cadáveres ocultan: los cadáveres de Titón también son ese archivo otro. Como Jacques Derrida propone en su ensayo Mal de archivo, la pregunta que pesa sobre cualquier acto de archivamiento es ¿dónde comienza su afuera? Para seguir leyendo…

FreeCinema: ·El hijo del sueño / Alejandro Alonso·

Muy bueno este corto de Alejandro Alonso (presentado en el espacio que Dean Luis Reyes tiene en Rialta) sobre la separación, el reencuentro, la enfermedad y la política al fin y al cabo. Disfruten cinéfilos retrovertidos 😉

Lynn Cruz: ·’Ni tiempo para pedir auxilio’, un libro de Fausto Canel·

Canel fue secuestrado por la policía política mientras pasaba un fin de semana junto a Kelly, en el hotel Internacional, de Varadero; pasaron 10 años para que se reencontraran y pudieran esclarecer los hechos. Canel no aceptó el tono persuasivo de los funcionarios, para que abandonara a Kelly. ¿O amenazante?, pero la prohibición agudizó su sospecha. La Isla había quedado desconectada, había muy poca información respecto a lo que sucedía en el resto del mundo. Para seguir leyendo…

FreeCinema: ·Isla del tesoro / Sara Gómez·

De los tres filmes que Sara Gómez hizo en Isla de pinos, Isla del tesoro (1969), dice FilmAffinity, representa una revisión de la isla desde su descubrimiento hasta los años 60s, cuando “la Revolución construye una sociedad nueva con la participación de la juventud”. Lástima que las buenas intenciones en el camino se hayan torcido y el lugar se convirtiera en un territorio lleno de cárceles, reformatorios y “desplazados”. Ah, para no hablar del Hombre Nuevo, personificado en la isla por Kcho. Enjoyyyyyyyyyyyyyyt 😉

FreeCinema: ·Bienal de La Habana 2019·

Aquí los dejo con los dos programas (Uno-One / Dos-Two) que hace muy poco TVE, desde su programa Metrópolis, le dedicara a la Vía Anal de LaVana (dixit Maldito), ese evento que el estado cubano cada vez que se acuerda organiza para controlar arte, dealers, movimientos, lenguajes y estéticas… Enjoyyyyt 😉

PBS: ·Cuba & Cocaine / Documental y transcripción·

Ahora que ya no queda duda de que Cuba es un narcoestado (lo es desde los años 80s, con aquella “vía operativa” que abrieron los hermanos de La Guardia antes de ser convertidos en chivos expiatorios), aquí los dejo con Cuba & Cocaine, el documental y la transcripción que en 1991 mostraba ejemplos y entrevistas de varios asociados a ese corredor que los Castros habían creado en el Caribe hacia Estados Unidos y Europa. En fin, una mentira menos… 😉

Lynn Cruz: ·La historia de los huesos humanos·

Aquí los dejo con este bello texto de Lynn Cruz sobre “los delirios y vicisitudes de la producción de una película en condiciones verdaderamente extremas”, tal y como me escribe en un mail. O lo que es lo mismo, una especie de diario sobre la locura de filmar algo independiente y “único” en Cuba. Disfruuuuten 😉

FreeCinema: ·Cosmorama. Poema espacial no. 1 / Sandú Darié & Pineda Barnet·

Aquí los dejo con este semidesconocido Cosmorama. Poema espacial no. 1, colaboración que en 1964 realizaran juntos Sandú Darié y Enrique Pineda Barnet para el recién fundado ICAIC. Disfruten, que esto es primicia. Para más info, aquí 😉

Alan West-Durán: ·Werner Herzog, lector de Virgilio Piñera: el cuerpo y la estética·

Nietszche estableció una analogía entre el estómago y la conciencia. ¿Piñera no estaría ofreciendo otra analogía entre conocimiento e indigestión? De nuevo Nietzsche: “Uno habla de estar enfermo del hombre sólo cuando uno no se lo puede digerir, aunque tenga el estómago lleno de él. La misantropía viene de un amor avaricioso del hombre y el canibalismo; ¿quién te mandó tragar hombres como ostras, príncipe Hamlet?” Pero el narrador de Piñera no es misántropo, lo es la sociedad con su barbarie estatal (la guerra). El narrador resulta indigerible a los otros, incluyendo el perro. Puede ser tragado pero no asimilado (digerido). De igual forma el narrador encuentra a los otros seres humanos “indigeribles”, así que limita su comercio culinario a los niños, tal vez porque no han sido corrompidos por la sociedad, como los adultos. El impulso del narrador no es apetito ciego, ya que sólo ocurre cuatro veces al año, no todos los días. Para seguir leyendo…

Carlos Lechuga: ·No es fácil·

Para los que no conocen cómo funciona la cosa para los que no son Orson (hasta para Orson era del carajo), los directores con sus productores, muchas veces tenemos que ir a concursos, talleres, reuniones de industria, para contar nuestra historia, reunirnos y conseguir nuestra plata. Entonces, con 26 años tuve la suerte de ir a México a una serie de reuniones para conseguir dinero para “Melaza”. En el salón de las reuniones estábamos un grupo de imberbes, éramos como veinte, pero también, para mi sorpresa, estaba un realizador mayor que, con la mayor dignidad del mundo, se paró delante de todos e hizo su pitch. Luego se retiró de la sala, un poco desesperanzado, al ver cómo el jurado, gente con menos carrera y mucho más joven que él, lo miraban. Ese señor era Paul Leduc. Qué entereza. La sensación agridulce me invadió: de pinga que después de hacer “Frida: naturaleza viva” uno no tenga una manera más rápida de conseguir dinero para lograr los sueños que uno tiene. Para seguir leyendo…