Archivo de la categoría: Cine

FreeCinema: ·Guanabacoa, crónica de mi familia / Sara Gómez·

Una película muy íntima, narcótica casi, incluso con un punto polémico (para la época) no carente de interés. De ella dice la crítica: Guanabacoa, crónica de mi familia (1966) es “una obra pionera de la corriente del documental autobiográfico (…). A través de fotos familiares, música popular y los relatos de madrina, la directora indaga en sus raíces para ofrecer un retrato familiar que constituye, al mismo tiempo, un singular testimonio de una época y un modo de vida: la de las familias negras de clase media o alta en Cuba que se reunían en clubes exclusivos antes de la revolución castrista.” Enjoyyyyt 😉

Rialta: ·Interviú a José Luis Aparicio Ferrera / ‘El Tikrit’·

En el año que casi termina, mi revelación más profunda con el cine cubano, la más resonante y sensible, tiene que ver con las películas de Fernando y Miñuca Villaverde, una pareja de cineastas cubanos desconocidos por mi generación, por casi todas las generaciones que no son la suya. Si me preguntaran hoy por mi filme cubano favorito, te diría que es Elena, un corto que realizaron dentro del ICAIC en 1964 y que nunca se estrenó. Ese es el cine joven cubano que me interesa. Para seguir leyendo…

FreeCinema: ·La marea / Armando Capó·

Aquí les va La marea (2009), de Armando Capó. Realizador del que ya habíamos “exhibido” antes La inercia. Película (La marea) que FilmDocumentaire resume así: “A man rejected by society lives in an old wreck anchored in Santiago de Cuba bay. One day, he receives a letter that makes him eager to get in touch with other people again.” Enjoyyyyyt 😉

Julio Ramos: ·¿Un cine afrocubano? Conversación con Gloria Rolando en La Habana Vieja·

Hace un año se estrenó en La Habana la tercera y última parte de la trilogía ‘1912: voces para un silencio‘, abarcador documental de Gloria Rolando sobre los eventos que culminaron en la masacre de cerca de cinco mil miembros del Partido Independientes de Color, apenas una década después de la fundación de la república cubana en 1902. Las primeras dos partes se proyectaron en 2010 y 2011, y sumaron la labor fílmica de Gloria Rolando a los debates sobre la discriminación racial, que culminaron el año pasado en las conmemoraciones del centenario de la masacre y que han continuado hasta el día de hoy en Cuba. Para seguir leyendo…

Enrique Álvarez: ·¿Dónde está Teresa?·

Ambrosio Fornet, coguionista de la película, cuenta: «Nuestro problema –el de Pastor y el mío– era el de la responsabilidad y la integridad revolucionarias. Lo que tratábamos de decir es que nada crece, nada se desarrolla –ni una sociedad, ni una persona, ni una conciencia…– sin esfuerzos, sin obstáculos, sin conflictos». Por eso la complejidad de un personaje como Teresa (así está diseñado) proviene precisamente de un carácter voluble, en proceso, que está buscando su definición. Ella es una flecha en vuelo impulsada por el contexto, por un experimento social que va modelando sus convicciones y desplaza el conflicto de la construcción del «hombre nuevo» a un ámbito privado, al ecosistema de un matrimonio que no está preparado para afrontar en conjunto las nuevas tareas y termina rompiéndose, a través de un posicionamiento sobre la infidelidad. Para seguir leyendo…

Henry Eric Hernández: ·La risa totalitaria·

Para el poeta soviético Konstantin Simonov, Soy Cuba era “un poema trágico en honor a la Revolución cubana”. Un poema que, como recalcaba el director del Instituto Cubano de Cine Alfredo Guevara el día del estreno, “debía ser cantado por los soviéticos, quienes se habían ganado el derecho a cantar en primera persona por haber estado con Cuba”. Como he dicho en otras ocasiones, Soy Cuba debe verse como una película de peregrinaje político: como uno de los tantos objetos que satisfacen el entorno de veneración de la cultura de la imagen política de izquierdas. Para seguir leyendo…

Fausto Canel: ·Té y galleticas con Pier Paolo Pasolini·

“Acabo de recibir una carta de La Habana contándome de las gestiones que figuras importantes están haciendo ante Fidel Castro para que los artistas e intelectuales homosexuales no sean incluidos en las razzias… Gentes como Carpentier, Guillén, Alfredo Guevara, Haydée Santamaría, Alicia Alonso están haciendo lo posible…” Pasolini levantó la mano para interrumpir mi intento de explicar lo inexplicable. “Eso es precisamente lo que me preocupa”, dijo. “Los artistas y los intelectuales siempre tendrán padrinos en todas partes del mundo… Pero a los obreros, que no son ni artistas ni intelectuales, que no tienen padrinos pero que sí son homosexuales, a esos, ¿quién lo va a sacar de un campo de trabajo forzado?” Para seguir leyendo…

FreeCinema: ·La Rabbia / Pier Paolo Pasolini & G. Guareschi·

La Rabbia (1963) es un filme de remontaje que Pasolini realizó a partir de noventa mil metros de material de noticiarios cinematográficos. «Un ensayo más que una historia», dice el propio Pasolini, «con mis razones políticas y con mi sentimiento poético» sobre el miedo, la rabia y la angustia, sobre el mundo antiguo y el mundo futuro, sobre la bella Marilyn y sobre el milagro económico, con la voz de poesía de Giorgio Bassani y la voz de prosa de Renato Guttuso. A pesar de que el filme está considerado una obra maestra y pionera del cine de ensayo, durante el montaje, el productor, temeroso de la polémica, decidió transformar la película en un díptico, añadiendo al mundo visto desde la izquierda (Pasolini) el contrapunto de una visión desde la derecha (Guareschi)”. Hay que añadir que los fragmentos sobre Cuba son muuuuy sintomáticos, aunque no se pierdan los del segundo film. Enjoyyyyt 😉

Pedro Marqués de Armas: ·Después de muerto·

Excelente poema de Pedro Marqués de Armas a uno de los que mejor ojo ha tenido en el mundo del cine cubano: Nicolás Guillén Landrián. Cineasta y pintor, recuerdo, del que hace muy poco Almenara sacara una formidable antología crítica hecha por Julio Ramos & Dylon Robbins. Enjoyyyyt 😉

FreeCinema: ·Traces of the Inscribed / Rafael Ramírez·

Excelente como casi todo lo que he visto de Rafael Ramírez hasta ahora. Aquí les va Traces of the Inscribed, un clip que a la vez es una película y a la vez es un poema del gran José Kozer. Disfruten perversillos 😉

Mayté Madruga Hernández: ·No es ciudad para filmes·

Que piense en El futuro de Janis Reyes y que se convierta no solo en el set amargo por donde corre la cerveza en los carnavales y la inconsciencia por El Prado. Que trascienda la mirada subdesarrollada y, con ella, todos los lugares que la convierten en “única”. Que deje atrás el artículo La y se convierta en muchas Habanas. Que sea una ciudad que no aspire a tanto en el cine y sí en la vida. Que deje de vivir de glorias pasadas y busque nuevos monumentos. Que olvide las canciones, los cumplidos excelsos, que deje las actuaciones especiales y se retire con dignidad. Porque lo mejor que le puede pasar a esta ciudad es que el cine ya no la necesite. Para seguir leyendo…

FreeCinema: ·Sin título (Señal de sangre 2 / Huellas del cuerpo) / Ana Mendieta·

La sangre, la señal, el trazo, lo femenino, el cuerpo… Todo parece confluir en este “agenciamiento” de Ana Mendieta. Muy a tono con su tiempo (1974), y muy a tono con la reflexión que desde finales de los 50 diferentes artistas mujeres levantaron contra la violencia y la invisibilización. Fuego y fuego, perversillos 😉

Luz Escobar: ·Interviú al cineasta Eliecer Jiménez Almeida·

“Tengo muy claro que todos los cubanos que vivimos fuera somos exiliados políticos. Si te vas de aquí porque tienes hambre es porque el Gobierno no hizo algo para evitar eso, y eso se llama política”, aclara a quienes quieren etiquetarlo como un emigrante económico. “Si te vas porque no encuentras espacio para tu vocación, es porque hay un Gobierno que funciona mal y si te vas porque te cagas en la madre del gobernante, que me parece muy auténtico, entonces es lo mismo. No se ha generado un mecanismo gubernamental en el cual se vean incluidos todas las personas”. Para seguir leyendo…

FreeCinema: ·Fuera de liga / Ian Padrón·

Aquí les va Fuera de liga (2003), el filme de Ian Padrón censurado durante unos años en la isla: “Aunque el documental fue realmente estrenado en 2003, el ICAIC no lo estrenó en los cines y distribuyó oficialmente hasta 2008. De hecho, en la ficha del filme en el sitio oficial del ICAIC, aparece el 2008 como fecha de estreno.” En fin, los Industriales, con sus “fuera de ligas” y sus chivatos. Un todo en Uno 😉

Roberto Madrigal: ·Traduciendo mal a un traductor·

La película no funciona ni como drama familiar, ni como drama personal, ni como critica política. Un par de veces dejan caer alguna frase o imagen que pudiera disgustar levemente a algún funcionario cubano, pero como contaron con el apoyo del ICAIC, tuvieron quizá que ceder y el balance es favorable ya que la argentina le explica a Malin que fue a Cuba “porque Videla era un hijo de puta y Cuba tiene uno de los mejores sistemas médicos del mundo”, y al final se nos informa que el programa de atención médica a los niños de Chernóbil continuó hasta 2011 a pesar de que la Unión Soviética ya había desaparecido y los rusos no pagaban nada. ¡Ah la bondad castrista! Para seguir leyendo…