Archivo de la categoría: DD.HH.

ElToque: ·Y ahora, ¿qué sigue?·

El poder funcional que es el Estado cubano ha elegido hasta ahora el camino de la intransigencia y la reescritura de la realidad como métodos políticos. Estamos ante un escenario tenso, polarizado y represivo, en el cual se presupone que el Gobierno no cejará y que la sociedad civil —la no gubernamental, diríamos— continuará sin espacios de libertad para fraguarse —ni siquiera para reunirse y dialogar sobre ideas y posibles caminos o volverse a manifestar con efectividad—. ¿Qué se puede hacer, en el plano de lo fáctico e inmediato, para que emerjan caminos con resultados reales? Para seguir leyendo… (Imagen: Geandy Pavón).

Eduardo Huchín Sosa & Karla Sánchez: ·Interviú a Carmelo Mesa-Lago / Los extremos reducen a una sola la causa de la crisis cubana·

La política de acercamiento de Obama con Cuba (la cual apoyé) resultó en numerosas concesiones del primero, sin que Cuba cediese un ápice. Por el contrario, la dirigencia cubana continuó criticando al gobierno estadounidense por mantener el embargo, que Obama no podía eliminar pues los republicanos tenían mayoría en ambas cámaras. Esa actitud ha sido aprovechada por los republicanos para oponerse a cualquier apertura con Cuba. Biden perdió las elecciones en Florida debido a su declaración de que seguiría la política de Obama hacia Cuba; una vez asumida la presidencia ha oído consejos como el del senador demócrata Robert Menéndez, presidente de la Comision de Relaciones Exteriores, quien se opone a la reapertura. Para seguir leyendo… (Imagen: Getty Images).

Rafaela Cruz: ·El castrismo solo se mantiene por los límites que impone a los cubanos·

Hace apenas unos días, el ministro de Economía de Cuba, Alejandro Gil, respondiendo a los “enemigos del país que intentan hacer divisiones”, afirmaba: “Somos tan responsables por que funcione eficientemente una empresa estatal como el sector no estatal. Todos conforman el modelo. No hay un ‘ellos’ y un ‘nosotros'”. Al señor Gil le disgusta se afirme que el Gobierno favorece al sector estatal; eso para él es “crear divisiones”. Pero tal afirmación no es un desvarío de anticastristas resentidos, ni siquiera una derivación lógica del historial de la Revolución cubana, sino un artículo explícito de la Constitución vigente, el 27, según el cual “la empresa estatal socialista es el sujeto principal de la economía nacional”. Para seguir leyendo…

Lauzán: ·Al machete·

Ramón Fernández Larrea: ·Di tú también que NO·

En la utopía no hubo carne más que para unos pocos. A la idea que atraía a la izquierda mundial se le unieron otras seducciones que eran del gusto, también, de la derecha y centro, y aquella dictadura pudo seguir flotando en el nebuloso mar de la incertidumbre, sacando las garras de vez en cuando, sin que las capturara una foto, y el disfraz lastimero de pequeño país agredido les fue útil un tiempo más. Hasta que llegó una generación de jóvenes que ya no sabía ni les importaba el asalto al Moncada, el desembarco del Granma o la odisea de la Sierra Maestra; y se fijaron que no podían hablar, ni pensar, ni comer, ni trabajar labrándose un futuro sin tener que irse de la tierra donde habían decidido vivir. Y entonces se desataron los demonios y la violencia desmedida que había acumulado la inepta dirección de un país que pudo sobrevivir sólo de subvenciones. Para seguir leyendo… (Imagen: A. Tejuca).

YucaB: ·Testimonios de la represión·

La hostilidad de la policía política cubana hacia Luis César comenzó en febrero de 2019, mientras el gobierno ejecutaba una campaña propagandística en favor de una nueva Constitución. Apenas unos meses antes se había permitido el acceso a datos móviles en la isla y ya Luis César dedicaba buena parte de sus publicaciones en Facebook a denunciar las arbitrariedades cometidas por el régimen. Varios de sus post, recuerda, defendían la opción del NO frente a un proyecto constitucional que garantizaba el poder absoluto del Partido Comunista de Cuba. Desde entonces, no han cesado las amenazas de prisión sobre su persona. Para seguir leyendo…

Frank Ajete Pidorych: ·El statu quo como límite autoritario al ejercicio de los derechos constitucionales en Cuba·

El propio texto constitucional se muerde la cola, puesto que ha establecido una compleja paradoja. Al reconocer como propios «los derechos humanos» asume también aquel que reza: «Nada de lo expuesto en la Declaración de los Derechos Humanos puede interpretarse de tal forma que se supriman los derechos y libertades proclamados»; pero posteriormente establece —además de la subordinación de «los tratados internacionales» en el artículo 8— que el orden público —léase el statu quo, en la interpretación antes dilucidada— limita ciertos derechos cuyo ejercicio está estrechamente relacionado con el cuestionamiento del statu quo. De tal suerte, la Constitución cubana establece una versión libre de la paradoja de Epiménides, quien siendo natural de Creta afirmó que todos los cretenses eran «siempre mentirosos». Para seguir leyendo… (Imagen: Pastor Pérez).

Yania Suárez: ·Activistas antirracistas emplazan a Black Lives Matter desde Cuba·

En las redes del grupo Alianza Afro-Cubana se puede leer un comunicado que emplaza directamente a los representantes afroamericanos: “Black Lives Matter, tengamos una conversación. Escucha las voces de los negros cubanos”, comienza la misiva en inglés y luego evalúa aquel tweet del grupo como “decepcionante, vergonzoso y parcial”. “Ustedes se centraron solamente en el embargo e ignoraron los reclamos del pueblo, su dolor (…) Han decido alinearse al poder que dio la orden de violentar brutalmente a todas las personas que salieron a la calle el pasado domingo 11 de julio. Personas que en su mayoría son negras (…) Según el Gobierno, en la protesta todos eran ‘vándalos’, ‘delincuentes’, ‘marginados’ ¿les suena el escenario?”, preguntan recordando a BLM que esas son las mismas acusaciones que reciben ellos en Estados Unidos por parte de la derecha. Para seguir leyendo…

Cubanet: ·Testimonio de adolescente condenada a 8 meses de privación de libertad·

Excelente testimonio de cómo el régimen cubano violó los derechos de la menor de edad Gabriela Zequeira Hernández, cómo la coaccionó a que mintiera, cómo abusó psicológica y sexualmente de ella, y cómo terminó condenándola a 8 meses de privación de libertad (ahora está esperando el resultado de la apelación en prisión domiciliaria) en un juicio sin abogados y sin derecho a ningún tipo de defensa. 100000 años de maldición al necrocastrismo.

Solveig Font: ·Testimonio del 11-J: Una noche en prisión·

Había gente muy agresiva y nosotros estábamos contestando. En fin, hubo un descontrol por parte de los dos lados; nosotros no estábamos siendo agresivos, pero sí contestando. Ellos empezaron a gritar “Bloqueo no”, y nosotros empezamos a decir “Bloqueo no”, y ellos empezaron a decir “Cuba sí, yanquis no”, y nosotros repetíamos “Cuba sí, yanquis no”. En un momento, cuando vimos que ya eran muy agresivos, empezamos a cantar el himno nacional. Para seguir leyendo…

Eloy Viera: ·Amnistía o sobreseimiento: ¿cómo lograr la libertad de los manifestantes del 11J?·

La amnistía debe disponerse en una ley o una norma jurídica. De acuerdo con el ordenamiento jurídico cubano, la ciudadanía tiene la capacidad de intentar impulsar iniciativas legislativas populares. Los requisitos legales para el impulso de una iniciativa legislativa son obstaculizantes y están diseñados para inhibir y cooptar su uso. No obstante, la recogida de diez mil firmas o más que apoyen esa iniciativa constituiría una presión política para el poder y demostraría que la ciudadanía que salió a la calle ni estaba «confundida» ni eran vándalos, sino ciudadanos con todo el derecho de manifestarse. Incluso, si el Gobierno ejecuta el previsible bloqueo, estigmatización y criminalización de una iniciativa legislativa popular, no haría más que confirmar que los sectores que se volcaron a las calles el 11J no cuentan con mecanismos legítimos para encauzar sus inquietudes. Sería la demostración de que la ocupación de las calles, la protesta pacífica y la resistencia cívica no solo son legítimas, sino que resultan ahora mismo el único camino efectivo en Cuba para lograr la escucha y la participación política. Para seguir leyendo… (Imagen: Amy Port).

Reinaldo Escobar: ·Armas de desinformación masiva·

Atribuir el origen de los disturbios a los manejos del imperialismo, más que una candorosa postura negacionista del disgusto popular, obedeció a la necesidad de contar con un sólido pretexto para desatar una despiadada represión. Aquí se produjo un proceso de ingeniería inversa en el que a los órganos de la Seguridad del Estado les ha tocado demostrar que todo vino desde afuera. Para seguir leyendo… (Imagen: Dan Perjovschi).

ProVea: ·Interviú a Manuel Cuesta Morúa / Ruptura de los jóvenes cubanos con el modelo de sus abuelos es total·

Algunos pretenden –continuó- traducir el entusiasmo en proceso político, pero la radicalidad de las demandas es una cosa y la acción política es otra. Estamos acelerando la agenda que vamos a presentar, estamos conformando una red de apoyo y lo primero que hemos hecho es acompañar a familiares de los detenidos; hay 600 jóvenes detenidos y les están haciendo juicios sumarios. Las familias no tienen conocimiento ni experiencia, pero pronto vamos a echar adelante una agenda. Hay posibilidades inmensas de abrir un proceso político más profundo. Para seguir leyendo…

Dimas Castellanos: ·Cómo se desmanteló y por qué hay que restaurar la sociedad civil en Cuba·

La sociedad civil independiente fue sustituida por una sociedad civil corporativa en la que sus dirigentes fueron y son designados y subordinados al Partido-Estado-Gobierno, con lo cual su función como fuentes de cambio social y contrapeso del poder del Estado quedaron neutralizadas al perder su autonomía. Para seguir leyendo…

José Miguel F.: ·Los escritores cubanos perseguidos por el castrismo·

Muchos escritores han demostrado su rechazo directo a las acciones realizadas por el régimen castrista. Su disidencia intelectual y el cuestionamiento constante los ha llevado, incluso, a la muerte y la prisión. Estos han dejado una obra para demostrar lo vivido y establecer un registro literario ante los aparatos represivos de un Estado que comenzó como la promesa máxima, en la época de la inocencia, y se transformó en el rostro oscuro de la violencia dictatorial. Para seguir leyendo…