Archivo de la categoría: Libros

Florencia Bonfiglio: ·El ensayo que se repite o el caribe como lugar-común (Antonio Benítez Rojo, Édouard Glissant, Kamau Brathwaite)·

En La isla que se repite, la reflexión de Benítez Rojo en torno del polirritmo caribeño, deudora de teorizaciones de Fernando Ortiz y del africanista alemán Janheinz Jahn, se relaciona con la lúcida postura descolonizadora de Brathwaite respecto de la inadecuación de los metros ingleses en las Antillas, donde, según su aclamado dictum, “el huracán no ruge en pentámetros” (Brathwaite). Apropiándose críticamente de nociones posmodernas provenientes de la academia euro-estadounidense –de la teoría del Caos (vía James Gleick, entre otros) al pensamiento francés de Jean-François Lyotard, Jacques Derrida, Gilles Deleuze y Félix Guattari (filósofos que también Glissant asimila)–, Benítez Rojo intenta también ensayar un discurso antillano autónomo. Para seguir leyendo…

Ana Arzoumanian: ·El trajecito rosa, de Nara Mansur·

Buen texto sobre El trajecito rosa de Nara Mansur: “En el rosa del vestidito, en la elección del hábito, radica la apuesta política de Nara Mansur Cao. El rosa, ese silencio del rojo, es la abolición de la ginecracia. Rosa como reducción de hembra a mujer alineada al catálogo del folletín, de lo romántico. Ese trajecito, el diminutivo, instancias de lo frágil, expresa la necesidad de una matriz regulada bajo el control estético. Pero la del trajecito rosa, en el poema de Nara Mansur Cao, tiene un arma en su mano, una pistola con silenciador. No para hacer invisible su disparo “en la boca del himno y del banco nacional” sino para no quedar sorda por la explosión.” Para seguir leyendo…

Antonio José Ponte: ·En Manhattan: Cuba, azúcar, tabaco y revolución·

Lisandro Pérez ha examinado libros de cuentas y correspondencias comerciales, prensa neoyorquina en español, anuncios publicitarios, listas de pasajeros, peticiones de ciudadanía y de pasaportes, directorios comerciales de la ciudad y, por lo menos, cuatro de los censos demográficos de Nueva York. Como prueban sus pesquisas, la composición de la inmigración cubana varía mucho entre 1850 y 1880. Predominantemente blanca y adinerada al inicio, con negocios azucareros, más tarde se hará negra también, y abundante en gente del tabaco, aunque no propietarios, sino obreros. Será, ya no la Cuba de los grandes apellidos del azúcar, sino la del proletariado del tabaco. Para seguir leyendo…

María A. Cabrera Arús & Mirta Suquet: ·La moda en la literatura cubana, 1960–1979: Tejiendo y destejiendo al hombre nuevo·

En su permanente desafío, los personajes de Arenas se encierran en un mundo aislado del devenir revolucionario, perdiendo la conexión con el mundo y con el tiempo, como también la pierde la familia Orozco en el cuento de Antonio Benítez Rojo “Estatuas sepultadas”, publicado en 1967 en el volumen Tute de Reyes, que inspiró la película de Tomás Gutiérrez Alea Los sobrevivientes. Pero, a diferencia de la familia Orozco, Evattt y Richard no se parapetan tras los muros de su residencia, sino que ocupan las calles y otros espacios públicos en busca de la atención de un público que, si bien ha sido congregado para asistir al espectáculo de la revolución, acaba siempre seducido por ellos. Para seguir leyendo…

Jorge Brioso: ·Interviú a Enrique del Risco sobre ‘Leve historia de Cuba’·

Nunca se insistirá lo suficiente que en un sistema totalitario la política ocupa demasiado espacio, incluso en zonas que se considerarían parte de lo privado. Aparte de escribir panfletos, a los escritores bajo el totalitarismo le quedan un par de opciones. La más prudente, es escribir sobre la realidad interior. El mantra con que se defiende esa opción es “los grandes escritores no hablan de política”, pero no explica que muchas de los autores más importantes que vivían bajo regímenes totalitarios no eludieran el tema. Bulgakov, Pasternak, Kundera o Solzhenitsyn entre otros, prefirieron no ignorar esas intrusiones, reconocerlas y lidiar con ellas a través de una especie de guerra de guerrillas de lo personal contra la razón de Estado totalitaria. Para seguir leyendo…

Luis Jiménez Hernández: ·Poemas·

Buena selección de poemas de Luis Jiménez Hernández, un poeta que quizá habría que leer con más atención, en LaLibélulaVaga: “Rigor mortis, acumulación // conglomerada de sustancias // entre el frío y la trama de la muerte // un espasmo para algún asunto serio// ubicado espacialmente por el // impacto del hacha. // Corrección el largo frío de los cuchillos.” Enjoyyyyt 😉

OLPL: ·Viajeros a la utopía cubana·

El capítulo de Cuba incluido por Hollander en su clásico libro trajo gran repercusión en el caso específico cubano, sobre todo entre la comunidad exiliada, que encontraba por fin a un aliado de rigor académico en este profesor de sociología de la Universidad de Massachusetts, un intelectual oriundo de Hungría. Así, en 1987 la Editorial Playor en Madrid reeditó dicho capítulo traducido al español en un libro aparte dentro de su colección Biblioteca Cubana Contemporánea, titulándolo Los peregrinos de La Habana. Este libro, traducido por Ramón Solá, contó además con el privilegio de incluir un prólogo original firmado por el propio Paul Hollander. En su introducción, Hollander menciona la aparición de un nuevo destino de peregrinaje político en Nicaragua tras el triunfo de la revolución sandinista en 1979, donde se repite el patrón de que, “cuando se admite la existencia de represión, se la justifica bien en nombre de elevados objetivos morales, o arguyendo transgresiones aún peores por parte de los enemigos del gobierno”. Y citando al por entonces director de The New Republic, Martin Peretz, Hollander concuerda en que el turno de Nicaragua ahora “llena el profundo vacío emocional dejado por la secuencia de decepciones que constituyeron la Unión Soviética, China, Cuba y Vietnam”. Para seguir leyendo…

Ángel Velázquez Callejas: ·Joel James: Sobre muertos y dioses·

Supe por primera vez de Joel James por medio de sus libros; lo conocí personalmente en los años precarios de la primera mitad de los 90s, cuando durante el Festival del Caribe ambos participamos en el Evento teórico de historiadores locales. Allí tuve, por primera vez, la ocasión de intercambiar ideas con quien era ya un acérrimo crítico del positivo en la historiografía cubana. Más adelante, dos años después, 1994, se me dio el privilegio de conversar largas horas en Manzanillo, ciudad que veneraba por la versatilidad y difusión de las tradiciones populares. Allí hablamos sobre variados temas de la historia y la cultura regional.  Por aquel entonces James había publicado aproximadamente diez libros y un sin número de artículos y ensayos en la revista Del Caribe, de la cual era director. Entre los diversos textos narrativos, históricos, etnológico y antropológicos destacaba uno, que para mi gusto llamó la atención por el nivel del pensamiento abstracto y las complejidades metodológicas que les confería el autor. Me refiero a Sobre muertos y dioses, libro con no más de 80 páginas. Para seguir leyendo…

Sonia Behar: La caída del hombre nuevo. Narrativa cubana del período especial·

Arrufat asegura que Abel Prieto ha sido “un hombre providencial para la cultura cubana. Con suma inteligencia ha sabido implementar lo que la revolución se proponía en la cultura, pero de un modo sabio, sutil, espiritual”, labor que frente al Ministerio de Cultura ha desarrollado y perfeccionado. El propio Heberto Padilla, durante su ponencia en el encuentro entre escritores cubanos celebrado en Estocolmo en 1994, agradece la postura de Abel Prieto frente a la intelectualidad cubana: “En mi caso especifico, ha sido Abel Prieto, presidente de la UNEAC y miembro del Buró Político del Partido, quien después de veintitres años de lo ocurrido, considera que fue un error que nunca volverá a repetirse en Cuba” 😉 😉 😉 Para seguir leyendo…

Reinier Pérez-Hernández: ·Narrativas de vida cubanas: nuevos espacios para su lectura·

Nadie se había tomado el trabajo de proponer una muestra de escrituras autobiográficas como el que por fin aparece en Escenas del yo flotante. Se trata de un proyecto llevado a cabo por Idalia Morejón Arnaiz y Carlos A. Aguilera, dos escritores de la diáspora cubana—ella en Brasil desde mediados de los 90; él en la República Checa desde la década pasada. Ambos se encargaron de reunir relatos autobiográficos contemporáneos de cubanos con lo “flotante” como leitmotiv―es decir, lo no fijado, lo sin raíz, lo que está a la deriva, a merced de factores externos―tanto en el sujeto autobiográfico como en relación con el objeto textual. Para seguir leyendo…

DisBrasil: ·Interviú a José Vilasuso·

Interesante repaso al libro La cabaña y el Che Guevara de José Vilasuso: “Guevara es responsable de casi todas las ejecuciones, excepto la de los coroneles Pedro Morejón, Jesús Sosa Blanco y Luis Ricardo Grao, tres ejecuciones ordenadas personalmente por Fidel. Puede haber otros casos que desconozco, pues no tenía a mi alcance toda la información, como dije, no permanecí en La Cabaña  todo el tiempo que duró la carnicería.” Enjoyyyt 😉 (Agradecimientos a DAA.)

Roberto Madrigal: ·Evtushenko: un filme, un poema y la efusividad eurasiática·

Evtushenko vivió en Cuba a principios de los sesenta, allá, junto con Pineda Barnet, nos propinó el guion de ese espanto que se titula Soy Cuba, un filme dirigido por un ruso (Mijail Kalatozov) y actuada por cubanos (Sergio Corrieri, Salvador Wood, Raúl García y Luisa María Jiménez, entre otros) que hablan y se mueven como si estuvieran en una estepa siberiana. Allí conoció a la élite intelectual del momento y estableció una buena relación con Heberto Padilla, de poeta a poeta. La poesía de ambos tiene muchos puntos de contacto, sobre todo en una parte de la temática que las inspira. Para seguir leyendo…

Legna Rodríguez Iglesias: ·La historia del ganado vacuno en la Florida·

Cuando lo conocí en persona, en ese mismo apartamento de Hallandale, José Kozer me regaló sus Partículas en expansión, el libro que le hicieron en Chile a propósito del Premio NerudaEsta tarde, cinco años después, me regaló En Feldafing, las cornejas, uno de sus libros que más ha marcado mi vida, pues me ayudó a sobrevivir en La Habana durante el año 2012 (me ayudó a pagar el alquiler), después de tomar su nombre como leit motiv para mi cuento Hasta Feldafing no paro, que mereció el Décimo Premio de Cuento Julio Cortázar, otorgándome la venia de mil quinientos euros en un país donde el salario básico es aproximadamente de diez dólares mensuales. Feldafing, ese lugar literario, tendré que visitarlo algún día. Ir ahí y emborracharme una noche, y bailar y saltar, y acordarme de los ojos azules de la pareja Kozer, tan azules como los ojos de mi propio hijo. Para seguir leyendo…

Marie-Lise Gazarian Gautier: ·Interviú a Guillermo Cabrera Infante·

Publicado en 1989 en LAW, aquí los dejo con esta buena conversa entre Marie-Lise Gazarian Gautier y Guillermo Cabrera Infante sobre Three Trapped Tigers, el idioma inglés, los años 50s en Cuba y un millón de cosas más. Enjoyyyyyyyyyyyyyt 😉 (Agradecimientos al mostro Johan)

Enrique del Risco: ·Una velada con Looney Tunes·

Aquí los dejo con uno de los capítulos de Turcos en la niebla, novela de Enrique del Risco, ganadora del XX Premio Unicaja de Novela Fernando Quiñones que publicará próximamente Alianza Editorial en España: “A mi derecha, René, habla, entusiasmado ante las perspectivas comerciales de su obra. En el otro extremo de la mesa, presidiéndola, Al García, el coleccionista cubano-americano que ha abandonado de momento sus proyectos latinoamericanistas para convertirse en representante de los Giolliere en la Tierra de las Oportunidades que todos creen que es Cuba. Caballero se me acerca por la izquierda en plan amistoso. Una amistad pirata, de esas en las que uno cree ver entre los dientes apretados y sonrientes, el filo de una daga.” Enjoyyyyyt 😉