Archivo de la categoría: Libros

Leandro Estupiñán: ·Walterio Carbonell, el incendiario olvidado·

Una de las frases más reiteradas en el libro subraya que imperaba en Cuba una concepción libresca en lo que respectaba a la cultura nacional. “Todo parece indicar que nuestra cultura se encuentra reducida a unos cuantos libros escritos por los ideólogos esclavistas”. Achacaba las causas a la cátedra sentada por el historiador Ramiro Guerra y sus seguidores, a quienes llamó “enaltecedores de Parreño, Saco, Luz y Caballero”, personajes a los que diseccionaba con mortífero humor y temperamento sedicioso, llamándoles “figuras oscuras”, “esclavistas de la peor especie”, “esclavistas atormentados” o “enemigos de las revoluciones y de la convivencia democrática elevados a la categoría de dioses nacionales por los historiadores”. Para seguir leyendo…

Manuel Moreno Fraginals: ·Presentación de Cuba/España – España/Cuba (Audio)·

Aquí los dejo con una clase magistral del gran Moreno Fraginals en la presentación del que es -sin dudas- uno de sus mejores libros: Cuba/España – España/Cuba. Historia común. Presentación que se llevó a cabo en el año 1997 en la librería Aconcagua, Sevilla. Disfruten y aprendan 😉 (Agradecimientos a HL).

Marien Fernández Castillo: ·La masacre de las palabras·

Editado por La maleza, la editorial del gran Lester Alvarez Meno, aquí les va La masacre de las palabras, de Marien Fernández Castillo: “De lo que habla este libro es más bien de una muerte simbólica, una muerte del día a día por la añoranza de un futuro. Y no quiero se entienda como un juego complicado de palabras: es una muerte en vida, es una muerte de las utopías y de la inocencia del niño que hay en mí, un niño que trata de sobrevivir en esa poesía, pero el devenir aniquila su inocencia y esa es su muerte: una muerte en vida de la utopía. Y hasta de la poesía como utopía”. De propina, una conversación entre Martica Minipunto y el autor. Enjoyyyyyt 😉

Claudia Gilman: ·Entre la pluma y el fusil. Debates y dilemas del escritor revolucionario en América Latina·

Entre la pluma y el fusil (…) explora el recorrido que siguió el llamado a la revolución y reconstruye una imagen potente de ese período en que el escritor se convirtió en intelectual en el marco de “la familia intelectual latinoamericana”, las revistas devinieron órganos de intervención política, se configuró un público lector y se redefinieron los géneros al calor del fenómeno llamado boom. La presente edición, revisada y ampliada, incluye un posfacio en el que la autora reflexiona, con agudeza polémica, sobre el curso de las utopías, la pertinencia misma de la noción de intelectual y las condiciones que adopta hoy esa práctica. Para seguir leyendo…

Ernesto Hernández Busto: ·Manuel Moreno Fraginals: un centenario·

Más burgués que Moreno había que buscarlo (lo digo porque tuve la oportunidad de conocerlo y conversar con él en varias ocasiones). Encarnó esa amable contradicción de la burguesía cubana que protagonizó la Revolución de 1959, y luego no supo cargar con las peores consecuencias de esa misma Revolución. ¿Hay acaso algo más “burgués” que la veneración que siempre sintió Moreno por su propia historia familiar, enlazada al Caribe por varias ramas? Él mismo precisó en varias ocasiones que un especialista en ciencias sociales necesitaba tener una relación física, personal, con el medio que estudia, y que sin eso nunca podría hacer Historia de verdad, una perspectiva bastante alejada de cierta asepsia o metodología marxista. Más que marxista, Moreno fue un historiador esencialmente dialéctico, que es la única manera moderna de ser un buen historiador. Para seguir leyendo…

Melissa C. Novo: ·Interviú a Atilio Caballero / Desencanto y utopía·

Cayo [Rolando Prats] propuso publicar el programa de PAIDEIA como dossier al interior de Naranja Dulce, pero no todos estuvimos de acuerdo, algunos asumimos la posición de que si publicábamos ese texto, automáticamente iban a cerrarnos. Todo ello a tenor de lo que ya estaba pasando, sentíamos que había un movimiento raro alrededor nuestro: se había prohibido el acceso a dos centros culturales, había rumores, habían llamado («emisarios») a varios para preguntarnos sobre la naturaleza del proyecto… Publicar el cuerpo teórico de PAIDEIA era «resemantizar el rizoma», rizar el rizo, hiperpolitizar algo que ya de hecho tenía una fuerte carga política a contracorriente. Era ingenuo pensar que no tendría consecuencias. Para seguir leyendo…

Francisco García González: ·Poquita cosa: Artista del hombre·

Las razones por lo que Una artista del hombre no es pieza realista son diferentes. Arrojada desde los establos de la poesía hacia los abrevaderos de la narrativa, Idalia Morejón apuesta por el minimalismo que sustrae sustancia y músculos al realismo. El ripio prosaico le basta para radiografiar a Poquita Cosa y su entorno masculino. Lo del establo poético es más que referencia de partida. O sinuoso trazado para ir del Parnaso a la enredadera de la prosa. En ciertas páginas del capítulo titulado “Todos los hombres son iguales”, Idalia Morejón truca su minimalismo narrativo hasta hacerlo rezumar vitriolo poético, poesía pura, cantar que indigesta, para recrear la epopeya del matrimonio, separación, retorno del emporio de Hombrenuevo a la barriada de Santo Suárez. El riesgo de incluirlos no es un acto de cálculo vanguardista o snob. Es simplemente abrir la reja que oculta el recurso que exige la dinámica del libro. Para seguir leyendo…

WikiP: ·Guerra Fría Cultural Latinoamericana·

Con algunas ausencias más o menos notables en bibliografía y en profundización de hechos (la polémica Casa de las Américas y Mundo Nuevo, por ejemplo), aquí les va el review de la Wikipedia sobre la guerra fría cultural latinoamericana: “El estallido y triunfo de la Revolución Cubana vino a cambiar totalmente la dinámica de la Guerra Fría Cultural en América Latina. La experiencia cubana atrajo desde su inició la atención de los sectores de la izquierda latinoamericana, quienes (…) se mostraron a favor del movimiento encabezado por Fidel Castro. Sectores cubanos vinculados al Congreso por la Libertad de la Cultura y al anticomunismo liberal de izquierda apoyaron el desarrollo de la oposición y lucha en contra del régimen de Fulgencio Batista. (…) Pero esta ilusión duró poco tiempo, pues las primeras medidas políticas de régimen cubano, que paulatinamente causarían el giro político hacía el comunismo, causó el malestar de un amplio sector que en un inició simpatizó con la Revolución.” Gocen 😉

Román Gutiérrez Aragoneses & Yuri Suárez Álvarez: ·Los embajadores síquicos·

Editado por La maleza, la editorial del gran Lester Alvarez Meno, aquí les va Los embajadores síquicos, de Román Gutiérrez Aragoneses & Yuri Suárez Álvarez: “Dos personajes sobrenaturales que hablan a los hombres acerca de la existencia humana, el orden de las cosas y la creación. Sus múltiples encarnaciones en el plano terrenal, incluyen al artista Dafome, considerado sin éxito por sus contemporáneos y una especie de alter ego de los autores del libro. La narración se construye a través de sus memorias, conversaciones con amigos, conocimientos astrológicos, imágenes de la ciudad; dando lugar a un relato onírico, que se conecta sutilmente con la cotidianidad del cubano”. Enjoyyyyt 😉

Rafael Zequeira: ·El palmar de los locos·

Como si para sobrevivir hubiera que enloquecer, los personajes de El palmar de los locos transitan como apariciones de su isla convulsionada al exilio, se deslizan como fantasmas de una a otra época y, como Cagliostro, pueden estar en distintos lugares al mismo tiempo. Mientras pedalea su bicicleta por la costa del Mediterráneo, Elías Palma recuerda la fuga de la isla por Santa Cruz del Sur. De Cuba a Miami, de Miami a Madrid y finalmente, a Peñíscola. Desde la Carretera Central de Camagüey hasta los detalles más mínimos de la escultura del Papa Luna, el ojo crítico de Rafael Zequeira lo rescata todo: el arte, la filosofía, la historia, las ciudades, los árboles, los pájaros, los peces, las jineteras, las falsificaciones de obras de arte y los apagones, hasta conseguir que los vivos hablen con los muertos y los muertos hablen entre ellos. Para seguir leyendo…

Olga Cabrera & Isabel Ibarra: ·Interviú a Manuel Moreno Fraginals·

Uno de mis primeros ensayos fue un análisis de tres obras que leí en el mismo año y que pudiera decir sin exageración que me traumatizaron: Radiografía de la pampa, de Ezequiel Martínez Estrada; Casa Grande y Senzala, de Gilberto Freire, y Contrapunteo del tabaco y el azúcar, de Fernando Ortiz. (…) A mí me gusta el libro que hace pensar, aunque no sea totalmente cierto, aunque a veces cometa errores. Por ejemplo, todo lo que
dice Don Fernando de la cubanía del tabaco es en realidad al revés, hay que hablar de la cubanía del azúcar. El tabaco siempre fue español. Para seguir leyendo…

Ramón Hondal: ·La caja·

Aquí los dejo con un fragmento de lo último de Ramón Hondal, La caja, recién gratinado por la fábrica Bokeh: “Uno vuelve a pisar donde ya había pisado con el mismo pie y con el otro pie donde había pisado hasta que en el suelo las líneas se confunden y ya no hay líneas y todo el paisaje del terreno se vuelve fango de pasos que pisan y pisan donde se había pisado para estar en el mismo sitio en soledad total pero que más adelante y después y allá donde no hay lo que antes hubo y solo lo que es hoy cuando uno vuelve a pisar donde ya se ha pisado”. Gocen perversillos 😉

Rialta: ·Dossier Manuel Moreno Fraginals·

Aquí los dejo con los textos de Iván de la Nuez, Rafael Rojas y un artículo publicado en el año 90 que componen el Dossier Manuel Moreno Fraginals recién publicado por el magazine Rialta a propósito del centenario del gran investigador y ensayista cubano: “La Habana, como ciudad que se abroquela, se cierra, se amuralla, es esencialmente barroca. Como ciudad militar y marinera, como antemural y frontera del imperio americano, es también ideológicamente una ciudad barroca, porque el barroco es la Contrarreforma, y la Reforma no es sólo el heresiarca que niega la verdadera fe sino también los herejes ingleses y holandeses que se van asentando en las islas del Caribe y en la costa atlántica de América del Norte. La Habana defiende al Imperio, defiende a la Iglesia no con oraciones y plegarias sino con cañones y soldados. Los castillos de La Fuerza, La Punta, y El Morro son más vitales para la ciudad que la Catedral o del Espíritu Santo, aunque espiritualmente no se consideren más importantes”. Enjoyyyyyt 😉

Ignacio Iriarte: ·Una antología de la literatura cubana actual·

En el libro de Aguilera no está toda la literatura cubana actual. Pero si uno quisiera saber de qué se trata, debería leerlo. Tal vez su mayor mérito se encuentra en que habría que leerlo para acercarse a la literatura actual, así, a secas. Leídos en el marco de la antología, una de las cuestiones más extraordinarias se encuentra en los contrastes que generan un texto visceral como el de Aguilera, que rechaza de manera tajante la territorialidad, y la nostalgia de los textos que evocan la URSS. Entre esos polos se define la escritura contemporánea, porque muestran que no se trata del rechazo de algo que siempre se rechazó, sino la separación respecto de algo en lo que alguna vez se creyó. Para seguir leyendo…

Luis Chitarroni: ·Virgilio, sacanos de este infierno·

Virgilio supo escribir en contra, como Gombrowicz. Y contra aquello que no supo, sabía oponer el fantasma de su vocación sin consuelo, esqueleto quijotesco exento de vehemencia y armadura. Por eso queda atrás, dándonos la espalda. No le importa que nos alejemos por un rato. Sabe que, aun con la certidumbre de no encontrarlo, vamos a regresar a buscarlo. A encontrar su vastísima ausencia que en nada se parece a su apariencia. O que imploraremos, como lo hace Severo Sarduy: “Es por eso que a Roma, y de rodillas,/ iré a exigir que lo proclamen santo”. Para seguir leyendo…