Archivo de la categoría: Libros

Nedda G. de Anhalt: ·Dile que pienso en ella / Entrevistas·

Aquí les va un libro que se debería leer en todos los talleres literarios de la Habana Vieja: Dile que pienso en ella, el libro que Nedda G. de Anhalt, en el año 1999, publicó con entrevistas a Justo Rodríguez Santos, Herminia del Portal, Martha Frayde, Gastón Baquero, Pancho Vives, Lorenzo García Vega, Ángel Gaztelu, Belkis Cuza Malé, Leví Marrero, Alfredo Lozano, Cristóbal Díaz y María Elena Cruz Varela. En fin, coquito con crema de vie. Enjoyyyyyt 😉 (Agradecimientos al kamikaze OL, as usual).

Rolando Sánchez Mejías: ·Olvidar Orígenes·

“Aunque los políticos cubanos no sean buenos lectores -pues un político tiene  la necesidad  de efectuar  “malas lecturas” para hacer su labor con la realidad-, poseen el olfato capaz de intuir lo que se  encuentra en las mayúsculas de Ficción Absoluta. Por eso los políticos no soportan la idea de una República de las Letras. Los políticos cubanos intuyen que Orígenes generó algunas mayúsculas  trascendentalistas, y una nostalgia del “origen”, y un énfasis de la resurrección histórica, que pueden emplearse en situaciones concretas de la política”. Ommmmmmmmm… 😉 Para seguir leyendo…

Ernesto Menéndez Conde: ·Lezama Lima y el 26 de julio·

Las posiciones de Lezama hacia la Revolución Cubana cambiaron ya antes de 1961, si creemos en el testimonio de su hermana Eloísa. Sin embargo, las severidades de la política cultural posiblemente hicieran que el autor de Paradiso no encontrase otra alternativa que expresar su descontento por medio de un lenguaje hermético y ambivalente. Dicho lenguaje no solo era uno de los pocos subterfugios desde los cuales era posible burlar la censura y el que caracterizaba la producción literaria lezamiana, sino también un modo de redactar un panegírico que a su vez pudiese leerse, si se revisaba con algún detenimiento, como una expresión de inconformidad. Para seguir leyendo…

Gilberto Padilla Cárdenas: ·El ataúd de Virgilio Piñera·

¿Por qué esperar hasta 2015 para publicar estos ensayos? Esa es otra historia. Una historia que comienza con el miedo institucional al ensayo cubano. Ser ensayista es mucho más difícil en Cuba que ser homosexual, o bisexual, o heterosexual incluso. Ser ensayista es mucho más jodido que ser yonqui. Para seguir leyendo…

Lorenzo García Vega: ·Cetrería del títere·

Tercer libro de Lorenzo García Vega, cuando aún se movía bajo el sayón origenista: Cetrería del títere, en su primera y única edición de 1960 por la Universidad Central de las Villas (y con cuño de Casa de las Américas incluido). A propósito de este libro, no se pierdan este comentario del súper Albino a Margarita Pintado: “Esa Cetrería fracasada, o esa Cetrería callejón sin salida, es mi magma, el magma conque me encontré en mi juventud (un momento en que, miembro del hermético grupo Orígenes, fracasé en mis amores con una cantante de boleros en un restaurant de un barrio habanero -algo de eso lo he contado en Los años de Orígenes-). Así que, en el momento en que lo hice, no podía haber escrito otro libro que la Cetrería. Así que, Cetrería (¡pero ahora, después de una autobiografía, y con ochenta y tres años, es que llego a esa conclusión¡) es el magma que está detrás de todas las experiencias que he intentado, y que sigo intentando.” Enjooooyt 😉

Carlos Espinosa: ·La cartelística cubana·

Los afiches muy pronto dejaron de cumplir la simple divulgación del estreno de una película o la convocatoria para asistir a una actividad política. Fueron más allá y se erigieron en sí mismos en obras de arte. Como ha escrito el novelista Leonardo Padura, “se declaraban en rebeldía propagandística y se lanzaban en busca de su propia identidad estética”. A fines de los años 60, el cartel estaba ya a la altura de la pintura, el dibujo, el grabado. Prueba de ello es que en el Salón 70, organizado por el Museo Nacional de Bellas Artes, por primera vez el diseño gráfico fue incorporado como manifestación plástica. Un año antes, se había celebrado el I Salón Nacional de Carteles, inaugurado, como era de rigor, el 26 de julio. OOOOps 😉

Daylet Domínguez: ·Antiintelectualismo y género policial en Cuba·

 

El antiintelectualismo surge dentro del propio grupo intelectual como resultado de la tensión entre el hombre de letras y el hombre de acción y tiene como premisa fundamental cuestionar la autonomía de los artistas y escritores con respecto a los poderes oficiales. El antiintelectualismo se oponía al concepto de
intelectual como grupo de poder, al intelectual como conciencia crítica de la sociedad, y rechazaba la concepción del escritor y del artista como seres excepcionales. En este sentido, se proponía la proletarización y sociabilización de la figura del intelectual exaltando tanto el compromiso de la obra como el compromiso del autor. Frente a la categoría tradicional de intelectual, el movimiento antiintelectual apostó por las nociones de intelectual revolucionario, intelectual orgánico, escritor revolucionario, escritor funcional y escritor operativo. Para seguir leyendo…

Cristina Burneo Salazar: ·Acrobacia del cuerpo bilingüe·

Aquí les va uno de los últimos imperdibles de Almenara: Acrobacia del cuerpo, de Cristina Burneo Salazar, uno de los pocos libros que existen sobre el poeta vanguardista Alfredo Gangotena y su entorno. A propos, fue uno de los que acompañó a Michaux en su viaje por latinoamérica, viaje que diera como resultado el imprescindible Ecuador. Así que a vanguardear, perversillos 😉

Carlos Victoria: ·La ruta del mago·

Aquí les va uno de los libros emblemáticos de uno de los mejores narradores cubanos de esa generación, la del Mariel (en verdad, debió haber sido la de los 70s en Cuba, si la desgracia castrista no los hubiera golpeado en plena madre), que tan buenos libros fuera de la isla generó. Carlos Victoria: La ruta del mago. Disfruten perversillosssss 😉 (Agradecimientos al mostro OL). 😉

Irlemar Chiampi: ·El barroco en el ocaso de la modernidad·

Aquí les va un estupendo fragmento de Barroco y modernidad, el libro que Irlemar Chiampi  hace unos años editara por FCE. Un clásico ya en los estudios sobre el tema. Enjoooooyt! 😉

Ida Vitale: ·El oficio de perder, No mueras sin laberinto y Papeles sin ángel, de Lorenzo García Vega·

Me gustan los laberintos, ese topos griego (…). Y acepto que pueda renacer noblemente entre los soles sistemáticos de esa Playa Albina. Pero el laberinto, al fin y al cabo, tiene una estructura fija. Y creo que a las facturas casi inasibles de García Vega les va más la comparación con las estructuras disipativas, esas con las que dejamos de pertenecer a un universo einsteiniano para pasar al complementado y en parte contradicho por Ilya Prigogine; pero como ellas pueden entrar unas dentro de otras, volvemos a la irremplazable idea de la cajita, el orden que organiza el caos en el que tan bien sabe moverse García Vega. Para seguir leyendo…

Carlos A. Aguilera: ·Interviú a Johan Gotera·

El año pasado la editorial Almenara publicó Deslindes del barroco. Erosión y archivo en Octavio Armand y Severo Sarduy, excelente libro de Johan Gotera sobre dos de nuestros imprescindibles. Aquí les va una interviú recién sacadita del horno. Enjoooooyt 😉

Jorge Camacho: ·El (des)engaño entre Lezama Lima y Edmundo Desnoes·

Si le creemos a Desnoes (y no tengo ninguna razón para pensar lo contrario), de que en efecto, Lezama le declaró su amor en la finca del poeta Gastón Baquero, el cuento “el hombre Gordo” sería la prueba literaria de lo que allí ocurrió, lo cual incitaría varias lecturas que no dejan de ser problemáticas y que seguramente nos dicen más de la relación de estos escritores que de su literatura. Pero aún así, leer este texto y el de Lezama cotejándolo con la “anécdota” arrojaría luz sobre el proceso de textualización del otro, la intimidad de los protagonistas y el modo en que esa intimidad se convierte en un dato literario. Para seguir leyendo…

Irina Garbatzky: ·Supervivencia de las cucarachas. Kafka en Cuba a finales de siglo xx·

Recién salido por la revista barcelonesa 452 Grados Fahrenheit, aquí los dejo con Supervivencia de las cucarachas. Kafka en Cuba a finales de siglo xx, jugoso ensayo de Irina Garbatzky sobre “tres recuperaciones kafkianas en Cuba durante los años ochenta y noventa estableciendo una serie entre el ensayo de Reinaldo Arenas sobre Virgilio Piñera, «La isla en peso con todas sus cucarachas», con la poesía y la prosa de Rolando Sánchez Mejías y Carlos A. Aguilera, y sus textos en Diáspora(s), la revista que ambos coordinaron, entre 1997 y 2002. ” En fin, cremita en pote. Enjooooyt 😉

Héctor Antón: ·Así NO se templó el acero·

Este documental de Oneyda González y Gustavo Pérez transfiguró a Severo Sarduy en una leyenda casi modélica de la cultura cubana. Así, nunca laten fisuras en la pulsión de un imaginario rocambolesco; escenario neobarroco portátil, alternativa de lo real maravilloso americano. Aunque tras las bambalinas de reescrituras perfectas de la historia, se oculta la imperfección de las palabras y las cosas ininteligibles que sobreviven al hombre y su circunstancia. Para seguir leyendo…