Archivo de la categoría: Libros

Javier Marimón: ·Sinalectas / Lectura·

Aquí los dejo con algunas de las Sinalectas de Javier Marimón (aka. Jacobo Londres), leídas en propia voz y con boca propia: “Contracción facial expresa que le duele un poquito y, si bien magnitudes quiere decir, sirve para que el dolor manifieste. Como así lo percibe, supone que le duele menos.” Disfruten perversillos 😉

CiberC: ·Interviú a Rafael Rojas·

La mejor suerte de un libro de ensayos políticos es ser rebasado por la historia. Pero me temo que muchas críticas que hice en El arte de la espera siguen vigentes: En Cuba no hay democracia, las relaciones con Estados Unidos no se han normalizado, el pasado republicano no se revalora plenamente, la gran obra cultural de la diáspora es desconocida, el multiculturalismo y la diversidad son aplastados por el discurso de la identidad nacional, la disidencia y la oposición están penalizadas. Para seguir leyendo…

Octavio Armand: ·Contra la página / Apostilla Johan Gotera·

Aquí los dejo con Contra la página, uno de los primeros y excelentes ensayos de Octavio Armand, esta vez en formato ebook hecho por ediciones mímesis, de Chile, y con epílogo de Johan Gotera: “La página como espacio confirma que el lenguaje es una manifestación del mal. La página como extensión implica una renuncia al mundo no mensurable. Renuncia torpe y dolorosa: la unidad por la fracción, la verdad por la mentira. Lo dicho por lo que hay que decir o por lo que no hay que decir”. Gocen, perversillos 😉

César A. Salgado: ·Lezama, lector múltiple de Rayuela·

Lezama no comparte el entusiasmo de Retamar con el logro joyceano de Cortázar. Rayuela es una obra «esencialmente patética», insiste. «Sus dones críticos me parece que son superiores a sus dones de creador». «Cortázar», lamenta Lezama, «tiene ojos de Argos». Opina Lezama que una perpetua y distanciada lucidez crítica –una ausencia de «oscuro» o «desconocido» por querer mantener siempre despierto, como el guardián mitológico, un ojo irónico y demoledor– retiene a Rayuela en el pastiche estilístico y en reciclar juegos vanguardistas sin permitirle abrir un nuevo camino estético o vital. Para seguir leyendo…

DDC: ·Interviú a Francys Romero / No existía un libro que claramente dijera cuántos jugadores se fueron de Cuba año a año·

Aquí los dejo con esta entrevista a Francys Romero, autor del recién salido El sueño y la realidad. Historias de la emigración del béisbol cubano (1960-2018); libro del que Carlos Manuel Álvarez ha dicho que es “un ejercicio virtuoso de reconstrucción histórica, documental y afectiva que presenta de modo minucioso los pormenores del éxodo de los beisbolistas cubanos posterior a 1959. En ocasiones reportero, en ocasiones cronista, en ocasiones un escrupuloso rastreador de archivos, Francys Romero retrata de manera ambiciosa a través del béisbol uno de los temas centrales de la cultura nacional, los principales conflictos dramáticos del país: el encierro, la férrea presión de las doctrinas políticas, la fuga, el exilio, el trauma de la separación de las familias, el peso de la distancia física, la soledad del desterrado”. Enjoyyyt 😉

Carlos A. Aguilera: ·¿De qué hablamos cuando hablamos de Guillermo Rosales?·

Boarding home, la cual quizá sea el descubrimiento más feliz de la literatura cubana en los últimos decenios (junto a los diarios de García Vega), es precisamente todo lo contrario de lo que intentó durante varias décadas la política cultural de la revolución. Boarding home es una novela desgarradora, triste, psiquiátrica, dura; donde el paisaje y la gente más lo que se vive o se sufre son regurgitados como excremento. Una novela donde lo único válido es lo agónico, esa encerrona donde primero el comunismo y después el capitalismo ahogan a William Figueras, su personaje principal. Para seguir leyendo…

La3ra: ·La pelea literaria entre Benedetti y Vargas Llosa que sacó al baile a Neruda, Sabato y Carpentier·

Una entrevista al escritor peruano en 1984 comenzó una acalorada discusión epistolar con su par uruguayo. “Intelectuales condicionados”, fue el primer golpe del autor de “Los cachorros” en lo que serían tres rounds en donde ambos defienden su posición política. Para seguir leyendo…

Gabriel García Márquez: ·De viaje por los países socialistas·

La cortina de hierro no es una cortina ni es de hierro. Es una barrera de palo pintada de rojo y blanco como los anuncios de las peluquerías. Después de haber permanecido tres meses dentro de ella me doy cuenta de que era una falta de sentido común esperar que la cortina de hierro fuera realmente una cortina de hierro. Pero doce años de propaganda tenaz tienen más fuerza de convicción que todo un sistema filosófico. Veinticuatro horas diarias de literatura periodística terminan por derrotar el sentido común hasta el extremo de que uno tome las metáforas al pie de la letra. Para seguir leyendo…

Armando Valdés-Zamora: ·Una lectura de la sátira en Cuba: Indagación del choteo de Jorge Mañach·

Para Mañach, alumno de un colegio español, estudiante en Harvard y en París, el cubano es un ser socialmente incompleto. El mejor ejemplo es el del choteo, «fenómeno psicosocial» que él considera lamentable. El choteo es la prueba de la levedad del carácter del ser cubano en los primeros anos de la república, del desequilibrio de su sociabilidad. El esclavo José Francisco de Landaluze que besa la escultura del ama blanca, es para Mañach el cubano independiente que tira una trompetilla a un orador público y que debe cambiar «con el advenimiento gradual de nuestra madurez, con la alteración paulatina de nuestro clima social». Para seguir leyendo…

León Félix Batista: ·Extranjero En La Realidad. Sobre Lorenzo García Vega·

José Kozer, entre mil otras generosidades para conmigo, fue quien me puso en contacto directo con Lorenzo García Vega, iniciando los años 90 del siglo pasado. Visita tras visita a la casa de aquél con Guadalupe en Forest Hills, conversábamos —sin falta e infatigablemente— acerca de la obra del rebelde benjamín de los origenistas. Por aquella época yo remolcaba a todas partes sendos ejemplares de Rostros del reverso y de Los años de Orígenes, de los que iba rumiando desde Sunset Park a Queens, durante la hora y media que consumía la Línea R del metro de Nueva York desde mi casa a la de Kozer: iba en domingo, y el tren local tampoco tenía prisa. Llegaba entonces con esos libros en mano —y a veces también con flores o con pan— al jardincito parvo y levemente barroco del maestro. Para seguir leyendo…

Axel Li: ·Feijóo: Huellas (no) evidentes de Martí·

Aquí les va Feijóo: Huellas (no) evidentes de Martí (Parte I y Parte II), ensayo de Axel Li sobre el genial aunque también muy jodido (por ñángara y homófobo) Samuel Feijóo: “Una secuencia fotográfica recoge el hecho en el inicio de la década del 80. Feijóo además de actuar, con cara de asustadizo y loco juguetón, readecuaría luego una de las fotografías de aquel día: dibujándola, alterándola con líneas y apuntes manuscritos. Añadidos que necesitaba, pero sin tapar el gran mensaje (ajeno) que llevaba sobre sí. Es el día en el que lleva puesto un pulóver blanco, que tiene impreso un texto bien diseñado y con sabor a cubanía: “Yo/ soy un/ hombre/ libre”. Resulta ser este un nuevo enunciado en el que quedan excluidos e implícitos –al unísono– dos vocablos cruciales y que parten de Martí: sincero y palma.” Enjoyyyyt 😉

Reinier Pérez-Hernández: ·La ciudad y los héroes (autobiográficos)·

Menos de una década antes de su muerte y un año después de Retrato de familia con Fidel, Nicolás Guillén publicó los recuerdos de su vida: Páginas vueltas. El autor de Motivos de son ofrece otra imagen, naturalmente, de la ciudad habanera. El domingo 9 de julio de 1978 apunta en un pequeña libreta algo que añade luego, en un espacio privilegiado –a toda página,
encerrado en un recuadro–, en sus memorias: «Ha llovido toda la prima tarde. Cuando salgo a la calle sorprendo la ciudad (o ella me sorprende a mí) limpia, lavada, como si le hubieran pasado esponja y cepillo: paredes, techos, parques». Esta forma de pintar un espacio central de la ciudad como es el Parque de la Fraternidad y ubicar en su centro la idea de una pulcritud urbana que le ofrece placidez al ciudadano, contrasta sobremanera con lo que el lector observaba en las últimas páginas del libro de Franqui. Para seguir leyendo…

Lynn Cruz & Rosie Inguanzo: ·La madre muerta de Carlos A. Aguilera: el making of·

La madre persigue gatos porque ve en ellos la encarnación del mal y, porque para ella, el mal –todo el mal– proviene siempre del Estado, o de la política, o del orden. No hay o no había salida para ella de la misma manera que no la hay para todo aquel que viva atravesado por la razón paranoica, por ese “saber” que se acopla a sospechas, traumas, prejuicios y delirios. Discurso quería ser (o quiere ser) una reflexión sobre ese orden, y sobre cómo, según qué variante o persona, ese orden produce un mundo equis, una narrativa donde el pathos y lo cómico estructuran la energía que usamos para levantar nuestro imaginario. Creo que Rosie Inguanzo y Lynn Cruz, apasionadas desde el primer momento por el texto y actrices espectaculares en sí mismas además de excelentes escritoras, entendieron perfectamente esto. Para seguir leyendo…

Legna Rodríguez Iglesias: ·Ifigenia/Polixena/Jamila: se busca viva o muerta·

Yo pienso en la poesía de Jamila Medina Ríos como un cuerpo que se tapa la cara con las manos. Un cuerpo de par en par, joven, perfecto en sus defectos, que se tapa la cara con las manos. Lo mejor de su poesía es que está llena, además, de manos. Uno se imagina la cara preciosa, los ojos verdes que te miran como nadie te ha mirado en tu vida entera, los labios medio abiertos o cerrados en mueca con restos de saliva en las comisuras, la nariz exhalando un aire de invierno que calienta, todo eso detrás de muchas manos, dedos, uñas, lenguas, miembros, tentáculos, gusanos, orugas que se mueven invitando y apartando. Miami lleno de fotos de Jamila Medina Ríos. Un grupo de constructores me pregunta «¿quién es esa?» Para seguir leyendo…

Rogelio Orizondo Gómez: ·Notas de Lear·

Bellísimos los libros de Ediciones Sinsentido: “Rogelio edifica con la palabra y la bufonería, es decir, con lo performativo, un instrumental del dolor heredado, generacional, intrafamiliar. El reinado y la ingratitud filial se deshojan en la cólera y la risa. Notas de Lear parece una demostración escénica, que retrata a la familia “domesticada” por el poder. Aquí el habla es pragmática, no necesita ayuda de ningún Estado, sus sujetos enunciadores vociferan, escachan hielo, mascan las preguntas y asumen que todo esto es teatro: dientes, personajes, cólera. De la mordedura y el residuo se nutre este cuerpo. Latidos, se escuchan latidos como prolapsos, y la gran presentación acontece en la cabeza de un niño.” Enjoyyyyt 😉