Archivo de la categoría: Libros

LaRepu: ·Calibán en el paredón·

A medida que Cuba se volvía una parodia de sí misma, Fernández Retamar retocaba su texto para volverlo contemporáneo, aunque el resultado fuera un collage de concordias contextuales. Hay “Calibanes” para todos los gustos: el de 1971 o los de 1987, 1991, 1992, 1993 o 1995, año a partir del que cae en un extraño olvido, tal vez provocado por su anacronismo en pleno Período Especial, que mataba de hambre a la población cubana, o porque sencillamente los estudios postcoloniales se volvieron trending topic para comprender la realidad latinoamericana. Por eso, es imposible afirmar que se leyó el “Calibán”. Podría decirse, más exactamente, que se leyó uno de los “Calibanes” disponibles. Para seguir leyendo…

Ana María Pozo de la Torre: ·La escritura y la furia de Gabriel Inzaurralde·

La escritura y la furia: ensayos sobre la imaginación latinoamericana es una lectura provocativa. Los ensayos se construyen de manera independiente. La estructura interna de cada capítulo se presenta como una suerte de yuxtaposición de subcapítulos o temas. Su lectura, por ende, nos enfrenta a la necesidad de seguir la línea de reflexión del autor, que no siempre sigue la estructura argumentativa tradicional del discurso académico. No obstante, Inzaurralde sigue los preceptos de la crítica: dialoga con fuentes secundarias que se han escrito sobre las obras que analiza y demuestra la productividad que sigue teniendo, para el latinoamericanismo, la obra de Walter Benjamin. Para seguir leyendo…

Reinier Pérez-Hernández: ·De la actualización del paradigma autobiográfico en la literatura cubana·

Las memorias de Lisandro Otero son un caso singular. Publicadas originalmente en Cuba, Llover sobre mojado tiene una versión mexicana con variaciones que no han dejado de ser polémicas. (…) Cada edición cuenta con catorce capítulos. Sin embargo, dos capítulos de la cubana no se incluyen en la mexicana, y dos de la mexicana no aparecen en la versión cubana. O mejor dicho, resultan rediseñados, como “Regreso desde la quimera” –la vuelta a la isla mientras en Europa se desarrolla el proceso de reunificación alemana entre 1989 y 1990– que constituye el cierre de la versión cubana, pero en la mexicana pasa a ocupar el penúltimo lugar, pues el viaje del héroe autobiográfico no termina en Cuba, sino en México, a donde el autor pasó a residir años después de volver de Alemania y tras algunos años en Cuba. Esto determina la forma en que el memorialista reconstruye su bio por medio de una estrategia de selección y disposición, o dicho en otros términos, de “olvidos” y “memorias”. Para seguir leyendo…

Marta Hernández Salván: ·La lengua agónica de José Lezama Lima·

Aquí los dejo con La lengua agónica de José Lezama Lima, la buena lectura de Marta Salván a la poesía y al mundo del “niño joseíto” en La futuridad del naufragio. Orígenes, estelas y derivas, la antología de Salgado & Lupi en Almenara: “La fascinación de Lezama con la prueba anselmiana radica, sin embargo, en su potencial para generar metáforas de un modo indefinido. Para Lezama todo lo que se puede pensar tiene un análogo o una metáfora, porque el pensamiento funciona a partir de la representación. «El cuerpo del eidos y de la imago» coinciden porque la realidad material y su representación no se pueden desligar. Como afirma Jacques Derrida, es imposible interrumpir la presencia de la metáfora”.

Gilberto Padilla: ·El comandante Playboy sí tiene quien le escriba·

Qué alivio leer a Abel Sierra Madero después de tantos historiadores patéticos que confundieron el dogmatismo con el realismo, la propaganda con la información, la censura con el meneíto. Qué alivio la prosa de Abel después de la cola interminable de machitos encorsetados, de tonantes periodistas de izquierda. Qué alivio leer a alguien que tiene la voluntad narrativa de no esquivar nada: Abel puede pasar de un chisme de Juan Reinaldo Sánchez a Michel Foucault, del periódico Granma a The New York Times sin que le tiemble un pelo. Para seguir leyendo…

Ramón Fernández Larrea: ·Capablanca es el ajedrez mismo·

Miguel Ángel Sánchez ha dedicado 40 años de su vida a estudiar al Gran Maestro cubano, y a seguirle el rastro, porque “Es imposible hablar del ajedrez y no hablar de Capablanca. Es imposible hablar de música y no hablar de Mozart. Capablanca es el ajedrez mismo. En algún momento yo he escrito que el ajedrez antes de Capablanca era un ajedrez incompleto.  Por eso uno de los grandes campeones mundiales de todos los tiempos; el ruso Mijaíl Botvinik, dice que “es imposible comprender el mundo del ajedrez si uno no viera el mundo del ajedrez con los ojos de Capablanca”. Para seguir leyendo…

Julio Ramos: ·Guillén Landrián: cine, poesía y locura·

Aquí los dejo con Guillén Landrián: cine, poesía y locura, el excelente ensayo de Julio Ramos en Guillén Landrián o el desconcierto fílmico, la antología que el autor de Desencuentros de la modernidad en América Latina: literatura y política en el S. XIX preparara junto a Dylon Robbins para AlmenaraPress: “¿Qué indican estos montajes sobre la relación entre poesía y cine, sobre la experimentación radical de Guillén Landrián y el legado de la poesía afrocubana? ¿Qué nos dicen los montajes sobre la cinematización del discurso poético en el trabajo de este realizador cuya pulsión experimentadora ha llevado a muchos comentadores a escatimar la discusión racial de las interpretaciones de sus filmes? ¿Cómo repensar la relación entre la experimentación formal y la categoría política e identitaria de la raza en su cine mientras sabemos que, si bien Guillén Landrián insistió en múltiples ocasiones en visibilizar la violencia del racismo en sus documentales, la complejidad de sus operaciones formales dificultan la interpretación identitaria de sus filmes?” Enjoyyyyyt 😉

Jacqueline Loss: ·An Inquiry into Choteo / Introduction·

Aquí los dejo con un jugoso fragmento de la introducción de Jacqueline Loss a An Inquiri into Choteo (Indagación del choteo), el conocido y reconocido libro de Jorge Mañach. Libro que la misma Loss acaba de traducir al inglés. Sobre el mismo Alexandra T. Vázquez ha escrito: “Esto es más que una traducción de una obra fundamental, es un ajuste de cuentas. Las audiencias de habla inglesa ya no pueden esconderse del gran llamado al desorden de Mañach. A través de la hábil y erudita traducción de Loss, esta joya escurridiza de la nueva teoría del rendimiento mundial conserva su actitud ante el juego crítico.” Enjoyyyyyyyyyyyyyt 😉

Pablo de Cuba Soria: ·Res adentro·

Aquí los dejo con un excelente adelanto de Res adentro, libro de Pablo de Cuba Soria recién publicado por Casa vacía: “Debieron partir hacia el sur de Entendimiento / Se distancia el Mens de varonas alisias / Le interrogan – / Ni siquiera hay Pregunta para situar las cerca / (alejando las) / intercalando paradero entre las índoles – // Res adentro, suele prestar le atención a los paraguas.” Gocen perversillos 😜

Miguel Ángel Sánchez: ·Capablanca. Leyenda y realidad·

Aquí los dejo con el primer y extraordinario capítulo de Capablanca. Leyenda y realidad, la biografía de Miguel Ángel Sánchez que, en dos tomos, acaba de publicar la editorial Casa Vacía: “La historia del ajedrez en Cuba tenía algunos sucesos espectaculares: las exhibiciones del Autómata de Kempelen presentado por Maelzel en 1837 y 1838; las visitas en 1862 y 1864 de Paul Morphy, así como las de Steinitz en 1883 y en 1888 ya como campeón mundial. La referencia de que en 1518 el capitán Manuel de Rojas, gobernador de la ciudad y comarca de Bayamo, invertía sus ratos libres en turbulentos intercambios de jaques con un empleado que administraba los bienes en la zona del conquistador Diego Velázquez, resultó la primera referencia de ajedrez en el nuevo continente americano.” Enjoyyyyt 😉

Waldo Fernández Cuenca: ·Lorenzo García Vega recibe un homenaje póstumo en La Habana·

Saínz criticó a aquellos que en los círculos intelectuales de la Isla han desdeñado la obra del escritor origenista: “Algunos bobitos desprecian por ahí su obra y yo les he preguntado dónde está la suya para hablar tan a la ligera de un escritor de alta valía como García Vega”, apuntó. A una pregunta del público sobre los intentos de publicar Los Años de Orígenes en Cuba, el panel respondió que los mayores esfuerzos han sido realizados por la poeta Reina María Rodríguez, pero hasta ahora no ha sido posible, debido en parte a que en esta obra “hay muchos cuestionamientos, críticas a la realidad social y al sistema político de la Isla que han hecho imposible su publicación”, explicó Saínz. Para seguir leyendo…

Héctor Manuel Gutiérrez: ·Nueva visita a ‘El laberinto de sí mismo’. Mi encuentro con Labrador Ruiz y la gestación de la vanguardia cubana·

Laberinto es una especie de largo poema lírico: el tono conversacional con que se nos entrega es parte del proceso de “fabricación” de la obra. El narrador/autor/personaje que nos habla, o habla consigo mismo, va inventando, instalando el texto. Y así el fluir del pensamiento es la novela misma: “la estructura está siendo construida con los avíos que el propio lenguaje está suministrando, con los elementos que el propio lenguaje le va dando” y, como dirían algunos críticos al enfocar el énfasis panóptico de la novela: “todo hilo narrativo, toda secuencia más o menos lógica de la novela tradicional, lo sustituye por la elaboración de una visión rápida, vivaz y muy breve, de momentos significativos en la vida de sus personajes”. Para seguir leyendo…

Abilio Estévez: ·La imagen de París·

Francisco Chacón, un periodista contemporáneo a Casal, ha contado en algún lugar que en cierta ocasión le propuso hacer un viaje y este respondió con una frase que me atrevo a llamar, aunque parezca una tontería, extraordinariamente casaliana: “No quiero ir, porque no quiero volver”. Una frase conmovedora y terrible en su sencillez. Una frase que revela una áspera impotencia. Una frase proustiana si las hay, proustiana avant la lettre. Toda una concisa definición del cansancio por el viaje y, claro está, del cansancio de vivir. Para seguir leyendo…

Leonardo Padura: ·La influencia catalana hace a los cubanos fundamentalistas·

Los cubanos somos fundamentalistas por influencia catalana. Lo que más me fastidia de Cuba es precisamente ese nacionalismo: de los cubanos de dentro y de los de fuera. Los cubanos se creen que todo lo que ocurre en Cuba tiene dimensiones universales. Para seguir leyendo…

Manuel Díaz Martínez: ·El caso Padilla: crimen y castigo (recuerdos de un condenado)·

David Chericián, por cuyo libro apostaba la Uneac como alternativa al de Padilla, fue enviado por Guillén a casa de José Zacarías Tallet para que persuadiese al viejo poeta izquierdista de lo negativo que sería para la revolución que se premiara Fuera del juego. La noche del mismo día en que Chericián lo visitó –esa noche se velaba en la funeraria de la calle Zapata el cadáver del joven escritor Javier de Varona, castigado por disidente y cuyo suicidio, según la versión policíaca, se debió a frustraciones sexuales–, Tallet me dijo que fue tanta la indignación que le produjo la visita de Chericián que, después de echar a este de su casa, telefoneó a Guillén y lo increpó por pretender coaccionarlo. El poeta y cuentista Félix Pita Rodríguez, que era el presidente de la Sección de Literatura de la Uneac, me aconsejó que desistiera de votar a Padilla. Ignoro si a Cohen y a Calvo también los presionaron. Supongo que no, por ser extranjeros. Para seguir leyendo…