Archivo de la categoría: Libros

Javier Alberto Prendes Morejón: ·Interviú a Jorge Luis Arcos·

A partir de los años ochenta, algo muy profundo sucedió en la cultura insular. He escrito de manera general sobre ello en algunos ensayos sobre la poesía a partir de entonces, aludiendo a un cambio y a una apertura cosmovisivos. Fue como el regreso de lo reprimido, digo con terminología freudiana. El daño, que se dice antropológico, de la nefasta Revolución, fue insondable. Para seguir leyendo…

Rafael Rojas: ·Alejo Carpentier y el tabú estalinista. La correspondencia con Arnaldo Orfila·

La correspondencia entre Alejo Carpentier y Arnaldo Orfila (Correspondencia Arnaldo Orfila / Alejo Carpentier, Siglo XXI Editores, Ciudad de México, 2021), uno de sus editores más destacados en el mundo iberoamericano, ofrece nuevas pistas para pensar la política intelectual, la proyección editorial y la estrategia de mercado del importante narrador cubano. Muchas cosas habría que comentar en este epistolario, editado en Siglo XXI por Adolfo Castañón, con prólogo de Jaime Labastida, que arranca en 1955, cuando Orfila era director del Fondo de Cultura Económica, y se extiende hasta 1980, año de la muerte de Carpentier. Para seguir leyendo…

Adrian Fundora García: ·Nitza Villapol y la cultura de la invención·

Durante los años sesenta, Cocina al minuto fue el único programa de cocina que sobrevivió, cuando las circunstancias atentaron contra la continuidad de estos, o al menos, del modo acostumbrado en que eran realizados. Los medios de comunicación y la industria pasaron a la propiedad estatal y la publicidad patrocinadora fue eliminada. Se había instaurado un sistema de racionamiento de alimentos, desde marzo de 1962, al persistir una escasez cíclica de productos, al tiempo que los sectores populares aumentaron su capacidad de consumo y ejercieron una presión adicional sobre los recursos. A pesar de todo lo anterior, el programa no dejó de transmitirse. ¿Cómo fue posible? Para seguir leyendo…

William Rowlandson: ·Sartre in Cuba – Cuba in Sartre·

Sus textos sobre Cuba han sido maldecidos, ignorados y poco estudiados. Los han llamado un elogio ciego a Castro, “propaganda descarada”, “cliché”; los han tachado de “panegíricos” y “superficialidad analítica”; de “locos” e “incomprensibles”. Este libro explora estas acusaciones. ¿Fueron propaganda los textos de Sartre sobre Cuba; alabanzas ciegas? ¿Fueron ingenuos? ¿Lo engañó Castro? ¿Manipuló Sartre a sus lectores? ¿Estaba obligado con Castro, con la Revolución? El escritor, al tiempo, abandonó un nuevo libro sobre Cuba, del cual más nunca se supo. Su relación con Castro se volvió amarga. ¿Cuál es el impacto de Cuba en Sartre y de Sartre en Cuba? Para seguir leyendo…

Ebook: ·Gilda Pérez: Tiempo de fotografía·

Por fin uno de los libros que desde hace mucho teníamos deseos de cantar y celebrar: Tiempo de fotografía, de Gilda Pérez, una de las grandes fotógrafas cubanas de los últimos 30/40 años. El mismo ha sido curado y prologado por la ensayista y poeta Kelly Martínez-Grandal (quien -por supuesto- conoce la obra de Gilda Pérez como nadie), y llega con contribuciones críticas de Ernesto Menéndez-Conde, Damaris Betancourt, Aaron Sosa, Pedro Abascal, Alex Fleites, Rogelio López Marín (Gory), Ricardo A. Sarco Lira Farías, José Antonio Navarrete y Willy Castellanos. Para descargar en PDF y EPUB, solo dar click, click, click… 🙂 Goooocen perversillos.

ElUniverso: ·‘Cuadernos carcelarios’, relatos liberadores desde las prisiones de Cuba·

Cuadernos carcelarios, una colección de experiencias biográficas de prisioneros cubanos que revelan con naturalidad la idiosincrasia carcelaria en la isla, historias reales y crudas que transitan entre el drama y el humor. Todo nace de Ernesto Arcia y su taller de literatura en Combinado del Este, centro penitenciario de máxima seguridad cerca de La Habana. Este cubano de 39 años, que en la actualidad imparte también lecciones de poesía, lleva casi media vida ayudando a estimular el arte de leer y escribir a los presos, impartiendo clases a todos los que “deseen formarse”, sin distinciones. Para seguir leyendo…

Legna Rodríguez Iglesias: ·Más miedosa que Virgilio yo te prometo que iré·

Lo importante de este mes es el Decrépito-Ley 35 y el miedo que tengo, cojones. Lezama Lima y Virgilio Piñera juntos no le llegan a la chancleta al Decrépito 35. Es un decrépito muy decreto o viceversa, aunque me revuelve el estómago, también, ver los números cinco y tres representando una ley maniática. Gente muy enferma y muy falta de una buena mamada se está llenando de poder por todo el mundo. Las personas deberían ponerse a gozar urgente en vez de seguir jodiendo de esa forma. Corea del Norte no existe, Afganistán no existe, Cuba no existe. Lugares fuera del tiempo y fuera de todo control, físico o espiritual. Para seguir leyendo…

Michael H. Miranda: ·Interviú a Octavio Armand / Hay columela, hay poesía·

A los 20 me atrajo la vanguardia. Quizá porque, algo esquizoide en mí por bilingüe, me tentaba a salir del margen en el uso plural del lenguaje, enseñándome a sentir su extrañeza, inventando telescopios para ver el cielo de la boca; me indujo a palpar letra a letra las palabras, como si hubiera fronteras entre una y otra y yo fuera un forajido, un contrabandista; y tendió puentes entre esta cercanía de telaraña y lo remoto, alegando que no había fronteras entre ser y cero, y que con palabras podía encaramarme en una nube. Sobre todo, creo, porque la incitación al juego y la ruptura implicaba una tenaz intransigencia ética y estética y un cuestionamiento de normas sociales. Para seguir leyendo…

Nanne Timmer: ·Martha Luisa Hernández Cadenas: contra el poder hurón·

Aunque La puta y el hurón testimonia la degradación moral de una adolescente en su cruce al ser-mujer, en verdad de lo que habla es de la degradación del espacio social, de la lucha por el propio territorio. La voz de Mary dice “no” dentro de una máquina generadora de hurones que a su vez producen “putas”. Ser puta, sin embargo, implica ser víctima a la vez que libre, antinomia trágica, ya que tanto la libertad como la subordinación son consecuencias de las normas que (la) excluyen; espacio con el que resulta imposible identificarse por su vocación de convertir en resto al otro. Para seguir leyendo…

Yaiza Santos: ·Interviú a Juan Abreu / Escribo por venganza, por todo el daño que hicieron a mi familia·

Los cubanos son capaces de echar a perder cualquier cosa. Echaron a perder la República, que era un experimento muy avanzado en su época. La Constitución del 40 era una Constitución avanzada respecto incluso a la estadounidense. Había una clase media fantástica, ilustrada. Había una justicia independiente. Es verdad que había pobreza, ¿pero dónde no la había? No hacía falta destruir todo aquello y convertirlo en un basurero para luchar contra algunas imperfecciones que podía tener la democracia. Para seguir leyendo…

Fernanda Bustamante Escalona: ·Pedagogías de la crueldad, feminicidio y régimen de autorización discursiva en relatos de Legna Rodríguez Iglesias: sobre las dificultades del des-aprender las lógicas (violencias) patriarcales·

Aquí les va Pedagogías de la crueldad, feminicidio y régimen de autorización discursiva en relatos de Legna Rodríguez Iglesias: sobre las dificultades del des-aprender las lógicas (violencias) patriarcales, ensayo de Fernanda Bustamante Escalona, sobre la mostra Legna Rodríguez Iglesias: “Rodríguez se inclina por representar mujeres vulneradas que no necesariamente se empoderan o poseen un posicionamiento crítico ante la violencia machista, sino que más bien, mujeres vulneradas que tienen enquistadas las prácticas patriarcales en sus propios cuerpos, participando de ellas activamente, pero desde la indefensión y la ausencia de una toma de conciencia de la violencia a las que están sujetas”. Enjjjoy 😉

Damaris Puñales-Alpízar: ·Muñeco para armar: un personaje literario llamado Fidel Castro·

Además del proceso de desmitificación y desacralización, de despojo y trans-ferencia de signo del capital simbólico de Fidel Castro que se desarrolla en las novelas que interesan a este ensayo, ambas comparten otras similitudes. En las dos aparecen elementos oníricos: muertos vivientes que pululan y aumentan en las calles de La Habana; una ciudad cubierta de un marabú que solo puede ser visto con unas gafas especiales (en la novela de Lage); una caja de cristal que funciona como oráculo, un ataúd que se convierte en isla (en la de Echevarría). Para seguir leyendo… (Imagen: Raychel Carrión).

A. Javier Treviño: ·C. Wright Mills and the Cuban Revolution: An Exercise in the Art of Sociological Imagination·

En C. Wright Mills y la revolución cubana: un ejercicio en el arte de la imaginación sociológica, A. Javier Treviño reconsidera las opiniones, perspectivas y percepciones de los cubanos que Mills entrevistó durante su visita a la isla en 1960. Al regresar a los Estados Unidos, el controvertido sociólogo escribió un pequeño libro en rústica sobre gran parte de lo que había oído y visto, que publicó como ‘Escucha, yankee: La Revolución en Cuba’. Esas entrevistas, ahora transcritas y traducidas, se entrelazan aquí con extensas anotaciones para explicar y contextualizar su contenido. Los lectores podrán “escuchar” a Mills como un entrevistador experto y determinar cómo utilizó lo que aprendió de sus informantes. Treviño también relata las experiencias de cuatro figuras centrales cuyas vidas se entrelazaron inextricablemente durante ese fatídico verano de 1960: C. Wright Mills, Fidel Castro, Juan Arcocha y Jean-Paul Sartre. El evento singular que obligó a sus biografías a cruzarse en un momento decisivo de la historia de la geopolítica de la Guerra Fría, con sus animosidades e intrigas concomitantes, fue la Revolución Cubana. Enjoyyyyyt 😉

Instar: ·Interviú a Ladislao Aguado / El libro es un producto muy dañado: editores y mercado·

Acá los dejo con una buena conversa entre Juliana Rabelo y Ladislao Aguado, director de la editorial Hypermedia, sobre el libro, el mercado, las estrategias de sobrevivencia y marketing de la literatura cubana, el público natural y el no-natural, sobre el estado cubano… Enjoyyyyt 😉

Ray Veiro: ·Katherine Perzant: taxidermia del pájaro motosierra·

Me interesa explorar la visualidad, la gestualidad. Heiner Müller dijo en una entrevista a Ute Scharfenberg: “Alguna vez hubo un intento, no sé de quién, de que en medio del texto, en medio de la representación, los actores se detuvieran, se quedaran parados, y que durante unos cinco o diez minutos no pasara nada. Sería bueno hacer esa prueba otra vez, ver qué pasa con los espectadores”. Y esto pasa en El pájaro motosierra. Los actores se quedan viéndose ese tiempo. No dicen nada. No pasa nada. Es un homenaje. Y este es mi comienzo con ese tipo de intenciones. Quizá un día ponga bajo una bombilla una jaula con un pájaro. Y que en el tiempo de la obra el público no vea pasar nada más que esto, un pájaro y una jaula. Un pájaro y una jaula…, y sus sombras. Para seguir leyendo…