Archivo de la categoría: Libros

Alexis Jardines: ·Los números «fantasmas» de la Revista Cubana de Filosofía·

En busca de información para mi libro sobre filosofía cubana, encontré en el catálogo del Instituto de Literatura y Lingüística una tarjeta que registraba buena cantidad de números de la Revista Cubana de Filosofía del período 1947-1957. Pero había allí otra ficha con un solitario número que supuse, erróneamente, incluido en la más sustanciosa antes mencionada. Y, como copiara de ésta la clasificación (para no perder el tiempo hurgando en el catálogo durante mis visitas posteriores), aquel dato aislado –que reflejaba nada menos que la virtual existencia del número de apertura de la Revista- no pudo ser descubierto en lo adelante. Hasta cierto punto, yo me fui adaptando a la idea de que no existía. Para seguir leyendo…

Hernán Vera Álvarez: ·Interviú a José Abreu Felippe·

Hace ya unos cuantos años dicté una conferencia –más tarde se publicaría como libro– que titulé Poesía exiliada y pateada, jugando un poco con el título del excelente texto de Jorge Zalamea. Son siete autores cubanos ya fallecidos, poetas extraordinarios todos, que merecen un reconocimiento que no han tenido: Esteban Luis Cárdenas, Eddy Campa, David Lago, René Ariza, Roberto Valero, Jorge Oliva y Reinaldo Arenas. Este último, después de la película basada en Antes que anochezca, ha comenzado a valorarse. Hay otros autores que gracias a morir en el exilio fueron borrados de la literatura cubana. Triste destino, pero cuando las aguas tomen su nivel, llegará su momento. De eso no tengo dudas. Para seguir leyendo…

Jorge Ferrer: ·Citas en Berlín: cuidado con esa gaveta que tiene cucarachas·

Cuando llegué ahora a Berlín, después de 30 años sin venir aquí, nada me distrajo de la evidencia de que había llegado a Berlín. Los rótulos, el cielo bajo, las señales de tráfico indicando direcciones que parecen marcas en mis libros (Tempelhof, Spandau, Tiergarten…), el señor con bigotes y paraguas, el perro aliviándose orondo sobre tres patas firmes como porras. Viajé a Berlín al encuentro de dos mujeres. Más precisamente, al encuentro de una, Svetlana Aleksiévich, que me ayudara a llegar a la segunda. Tampoco descartaba encontrar la sombra del adolescente que fui allí, pero con ésa no me había citado. Ésa, si aparecía bien y si no también, que tampoco iba a llenar la sala de gente en tan pocas horas. Para seguir leyendo…

Anna Lidia Vega Serova: ·Anima fatua·

Aquí los dejo con otro fragmento de Anima Fatua, la novela de Anna Lidia Vega Serova publicada no hace mucho por Bokeh: “El cuarto amor de mi vida se llamaba Olga; pero era un amor tan apacible, tan delicado y profundo, que sólo años después supe que era amor.” ¡Viva Moscú! 😉

Ramón Hondal: ·Introducción al libro de Samuel·

Sus libros están contra todo país, dejándolo desolado, sin nada, porque les arrebata esa anciana y deprimida condición de Cultura Nacional que abandona al individuo, dejándolo en nadie, como debe ser, para seguir sin esperanzas entre los hombres, siempre a la suerte de leyes de gobernantes incapacitados para gobernar, también tullidos y ancianos de antemano, con un pasado mediocre, con unas guerras de pacotilla, y donde los seres se pierden en sus pequeñas historias familiares, destruidas por la separación y el desamparo, para vivir la miseria más intolerable. Para seguir leyendo…

Atilio Caballero: ·Luz de gas·

Aquí van algunas de las páginas de Luz de gas, novela de Atilio Caballero que acaba de salir por Bokeh, en Leiden: “El Afónico se encogió de hombros y escupió, apuntando a los talones de Spider, pero la saliva quedó prendida en un arbusto antes de llegar a los pies del otro. Casi nunca acertaba con sus salivazos; tampoco en la ciudad, cuando apuntaba a las rayas de la acera. Dejó que el Loco pasara a ocupar su posición; él se quedaría detrás, como de costumbre, siguiendo la marcha con su propio ritmo. De todos modos, sus amigos nunca lo echaban de menos, o eso pensaba él, por lo que si ahora se retrasaba a ninguno le importaría, y él podría moverse ligero según le conviniera.” Enjoyyyyt 😉

Jacqueline Loss: ·Extractos de documento: Notas de Cuba, gusto y movilidad·

En algún momento de los 90s, el término «compañero» dio paso a «señor» entre muchos sectores de la población: si el comportamiento de la población fue transformado para acomodar este cambio lingüístico, sería difícil de determinar. De todas formas, en la unión entre el socialismo tardío y el capitalismo, resulta interesante enfocar nuestra atención en lo que es «fino», categoría estética común –casi nunca analizada como tal– que tiene una importancia especial en este cambio, y por demás, es profundamente histórica. Los múltiples significados de «lo fino», sus múltiples connotaciones, que van desde refinamiento, imparcialidad (color), pureza, exactitud, educación, bondad espiritual, nobleza, generosidad, glamour, modestia y recato; a homosexualidad, represión sexual, pudor, necedad y esnobismo, hace especialmente importante las tensiones dentro de la forma y el sentir de la modernidad cubana. Para seguir leyendo…

Rogerio Moya & Raúl Rivero: ·Lam·

Perteneciente al libro Estrictamente personal, de Rogerio Moya y Raúl Rivero, editado por Unión en 1985, aquí les dejo una de sus mejores crónicas-entrevistas: Lam. Texto donde también aparece haciendo de las suyas el escritor, pintor, homófobo y loquito Samuel Feijóo. Gocen perversillos 😉 (Agradecimientos a CRSB.)

Cristian Cardozo: ·Gombrowicz-Piñera: ¿diálogo desde el Barroco, Vanguardia y Experimentalismo?·

La estética barroca presente en Trans-Atlántico podría entenderse como una manera de volver legible una escritura heterodoxa como la gombrowicziana habida cuenta de que se trata de un rasgo universal que resulta importante en esas décadas a nivel continental. Sabemos que la literatura del autor de Cuentos Fríos (1956) está construida conforme a una poética alejada tanto del “realismo socialista como del modelo ‘barroco cubano’ al estilo de Lezama Lima o Carpentier” (Berti, 2001). No obstante, puede pensarse que las participaciones irregulares de Piñera en la revista Orígenes ―junto a su vínculo con estos escritores insulares― constituyen la vía de acceso que, ya en Buenos Aires, coloca a Gombrowicz en sintonía con la relevancia de la estética barroca durante este período. Para seguir leyendo…

Ibrahim Hernández Oramas: ·Discontinuidades de Roberto Friol·

Si bien es cierto que la distinción poeta/bufón se obtiene en la obra de Friol por efecto de multiplicación del movimiento pendular de corrección y desvío con respecto a Orígenes, en el terreno de la tonalidad simbólica las certezas de dónde está el relato de la entrega y dónde el de la traición se tornan, si es aún posible, más difusas. No resulta extraño entonces que lecturas intencionadamente ideológicas se aprovechen de la dimensión simbólica del cuaderno Alción al fuego para mostrar una visión parcial e interesada de la poética de Friol. Para seguir leyendo…

Madeline Cámara: ·Interviú a Isabel Castellanos (sobre Lydia Cabrera & María Teresa de Rojas)·

Después que murió Titina, Lydia Cabrera hizo una crisis, una enfermedad que duró dos o tres semanas. Tuvimos que llevarla al hospital, yo creí que ella se iba a morir, pero ella rebasó eso. Hay cosas simpáticas acerca de esta crisis, le hicieron estudios psiquiátricos porque ella se confundió mucho en el hospital, y yo decía: “déjenme llevarla para la casa y ella se va a orientar de nuevo,” le preguntaron que cuál era la diferencia entre un niño y un enano y ella dice n que el enano es chiquito porque no le queda más remedio y yo solté la carcajada. Por entonces, ella tenía degeneración de la mácula, eso le impidió mucho, yo creo que tenía un poco de aburrimiento en el sentido de que su mayor entretenimiento era en realidad escribir y leer sus notas, buscar sus notas etc. Y pintar. Para seguir leyendo…

José Manuel Prieto: ·En el Centro de las Religiones·

Aquí les va un fragmentico de Treinta días en Moscú, un libro no demasiado conocido del dilecto Prieto: “No sabía que sería tomado por un espía, perseguido por un guardia de seguridad, interrogado como un espía. No lo sabía y por eso actué de la misma manera que en tantos otros lugares, la Galería Tetriakov incluida.” Enjoyyyyyyyyyt 😉

Roberto Echavarren: ·Prólogo a ‘Diario indio’ de Severo Sarduy·

Bellísimo el prólogo de Roberto Echavarren a esta edición del Diario indio del gran SS en Argentina: “Severo Sarduy perdió su patria, vale decir no volvió a Cuba desde su partida en 1960 hasta su muerte en 1993. Francia fue su patria adoptiva y su patria imaginaria la India. El orientalismo de Sarduy corresponde a una tradición de la poesía modernista hispanoamericana de lo exótico (la cubana japonesa de Julián del Casal y la peruana japonesa de Darío, el Buda de basalto de Amado Nervo, el carnaval de las épocas de La torre de las esfinges de Herrera y Reissig). En Diario indio el orientalismo literario se complementa con el viaje. Acentúa el costado politeísta de la contemplación exótica. Estos elementos aparecen a modo de precipitado, intercalados, sin orden aparente, como los arreglos vidriados de un caleidoscopio, sin intervención ni emergencia de ningún yo salvo episódica puntual.” 😉

Juan Bascó: ·Proust y los signos·

La pérdida no es una ruptura de la línea de la continuidad temporal. La pérdida es lo que le da continuidad al tiempo, lo que comunica una serie con otra. Lo perdido es lo que persiste, lo que necesita ser recobrado. La pérdida, y la irresolución que le es inherente, es la que comunica a las diferentes series temporales. La pérdida es la que hace avanzar al tiempo, la que nos entrega la verdad depurada de cada experiencia temporal y la que, al final del proceso, nos permite acceder a la experiencia del puro devenir que nos entrega la obra de arte. Para seguir leyendo…

Forum: ·Interviú a Óscar Cruz & José Ramón Sánchez / ‘Somos três ou quatro gatos pingados’·

Interesante esta conversa recién publicada en Brasil con Oscar Cruz y José Ramón Sánchez, regidores de la sublime revista La Noria: “Somos três ou quatro gatos pingados, cada um com sua dinâmica –  o resto é moleza. Embuste. Colocamos em circulação uma espécie de “Neo-grotesco oriental” nas primeiras tiragens de La Noria e também nos nossos livros. Depois disso, logo chegaram e se atracaram sujeitos cheios de truques”. Enjoyyyyyyyyyyyyyyt 😉