Archivo de la categoría: Libros

Félix Luis Viera: ·Carlos Victoria, 1950-2007·

Si bien su novela La travesía secreta con razón está considerada uno de los más altos exponentes del género en la literatura cubana, siempre me pareció, me parece, que él era superior en el cuento. A raíz de la publicación, en 2003, de El salón del ciego, un volumen con tres cuentos y tres novelas cortas, publiqué una nota en la revista española Ariadna, donde consta: “Con encomiable coraje y tesón —que no son sinónimos, valga aclarar, y sí condiciones indispensables del escritor de garra—, Victoria se lanza, en un solo volumen, a tocar asuntos, temas al parecer disímiles, encontrados, rozadores de las antípodas, pero que el autor, sorprendentemente, logra armar en un cosmos bien definido. O sea, para decirlo más claro: este volumen posee tres piezas de un género, tres de otro, pero es un solo libro”. Para seguir leyendo…

Ramón Hondal : ·Ante una imagen / La caja·

Aquí los dejo con otro fragmento de La caja, de Ramón Hondal, recientemente publicado por Bokeh: “Los intentos de crear “formas sabidas” en una pared, ese buscar una imagen en las nubes o en las sombras, es el fracaso, la soledad y la muerte construyendo una relación que no ha clamado ser instituida. Ese querer “ver eso” es la angustia del libro Compañía, de Samuel Beckett, que aun a sabiendas de que nunca será, se pide y se insiste que exista, para que se haga lugar “la creación”, esa ‘palabra mágica tanto de la religión como del arte, la palabra que redime todos los males'” Enjoyyyyyt 😉

HTelégrafo: ·El caso Saco: los profesores responden·

En el número 43 de la Revista CUBA, el profesor Salvador Bueno publicó una crónica enfocando la figura y la significación de José Antonio Saco. Discutiendo algunos de sus puntos, una comisión de cinco estudiantes, designada por los alumnos de Ciencias Políticas de la Universidad de La Habana, envió a esta Revista una respuesta (“Los estudiantes de Ciencias Políticas contradicen”) que se publicó en el número 48. Así nació la polémica. Para cerrarla, la Revista CUBA solicitó de algunos historiadores y profesores su opinión sobre “el caso Saco”. Para seguir leyendo…

Samuel Feijóo: ·Del piropo al dicharacho. Folklore oral de Cuba (1981)·

Este libro presenta una añosa recopilación del saber popular cubano. Durante lustros la he realizado, en búsqueda muy intensa, por las provincias cubanas. Mucho saber se expone, pero no hemos dejado la fuente exhausta. La fuente mana y se renueva. La cosecha de folklore es tan interminable como la creatividad del pueblo. Representa una muestra poderosa más del ingenio cubano, de su estilística propia y de su imaginación alegre; también de una sabiduría que se nutre, con los siglos, de muchos saberes folklóricos universales. Además revela, muy a las claras, la vivacidad del pueblo cubano, ya en imágenes vitales, únicas, graciosas, ya en picardías de fondo rebambarambesco, ya en su dicharachería borbotante de tensas cuchufletas, chirigotas, puyas, culequerías y zurumbetas de ríspida labia, ya en refranes de hondo conocimiento corredor, ya en adivinanzas cogidas por sorprendentes metáforas, ya en enroscalenguas, modismos, apodetes, pegas, ocurrencias y guasangas sin finales; previsibles. Para seguir leyendo…

Javier L. Mora: ·Relativos (notas sobre literatura cubana) (III)·

Cuando el narrador del narrador Guillermo Rosales explica en Boarding home de sí mismo: “No soy un exiliado político. Soy un exiliado total. A veces pienso que si hubiera nacido en Brasil, España, Venezuela o Escandinavia, hubiera salido huyendo también de sus calles, puertos y praderas”, y dice, además, que se fue a Miami “huyendo de la cultura, la música, la literatura, la televisión, los eventos deportivos, la historia y la filosofía de la isla de Cuba”, se está señalando que, a decir verdad, el cubano es un ente sin essentia, un curioso ente que ha sido transformado, con el paso (o mejor, peso) inexorable del tiempo, en ese fantasma sin identidad personal que es, por ejemplo, el curioso caso del señor Meursault de Albert Camus. Para seguir leyendo…

Martha Luisa Hernández Cadenas: ·La puta y el hurón / Fragmento·

Aquí los dejo con un nuevo fragmento de La puta y el hurón, novela de Martha Luisa Hernández Cadenas (Martica Minipunto), premio Franz Kafka 2020, y con las palabras de Jamila Medina Ríos en la contraportada: “¿Llevaría a mi mesita de noche un manuscrito que asevere que la suya sí es la generación cubana del desencanto? No-sé-pe-ro-lo-du-do… Todo me aburre. La única razón por la que me leería La puta y el hurón… tú la conoces si me conoces. Solo me sacan del letargo el pensamiento reptando en las paredes del cerebro, la desdramatización, el teatro dentro de la narrativa, la poesía dentro del melodrama, el tufo vintage de las epístolas, el feminismo gozante, la revolú de la que vuelve a matar a Marat –su cómo y su con qué–. Me tienta la lengua descorrida que se asoma socarrona / que muequea epiléptica / que nos (mas)turba delirantemente en las elegidas del Franz Kafka. ¿Mi pasaje favorito de la última? El chisporroteo de los flashs, la música incidental que borbotea sin importarle la muerte ni el nacimiento de la escritura, eso que flota en los oídos cuando la página pasa… El estribillo pegajoso de una noche que se parece un poco a la felicidad.” 😉

Reinaldo Arenas: ·Celestino antes del alba·

“Creo que la época más fecunda de mi crea­ción fue la infancia. (…) Aunque en la casa había siempre mucha gente, para llenar aquella sole­dad tan profunda que sentía en medio del ruido, poblé todo aquel campo de personajes y apari­ciones casi míticos y sobrenaturales”. Estas pala­bras de Reinaldo Arenas, escritas en otro lugar, nos dicen que Celestino, el niño de esta historia, no es otro que su alma gemela. Para Celestino, su casa también es un endiablado enjambre; tam­poco su madre y sus abuelos entienden por qué no cesa de escribir por todas partes, hasta en las hojas de los árboles; a él también le gritan y amenazan mientras se hostigan entre sí. No en vano, cuando el narrador se asoma al pozo de la casa, ve reflejado a Celestino. Ambos gustan de poblar el mundo que les rodea de fantasmagóri­cos espíritus, seres y hechos extraordinarios, que habitan también sus escritos, refugio de su insu­frible pobre realidad. Para acceder al archivo…

Melissa C. Novo: ·Interviú a Jorge Ferrer / Cuando todos los días parecían decisivos·

Abandoné Cuba en junio de 1994 porque no quería seguir viviendo en lo que se había convertido en un estercolero físico y moral. Mis proyectos personales o colectivos no podían ser conducidos allá. Quería comprar periódicos por las mañanas. Y vivir sin miedo a un poder grosero en medio de una cultura política sorda e irreformable. También me comenzaba a hartar de esa ridícula situación en la que se coloca a los disidentes del campo intelectual en Cuba: la de ser figuritas a las que acuden los visitantes extranjeros con caramelos, preguntas y grandes dosis de sesgo de confirmación. Y aparte de periódicos, quería comprar cruasanes. Entre 1981 y 1990 había vivido en la URSS viajando a Cuba solo de vacaciones. Marchar otra vez en el noventa y cuatro fue menos una ruptura que la recuperación de mi condición de extranjero. Para seguir leyendo…

TheKitchenSisters: ·Retrato de Cabrera Infante·

Un retrato sonoro del escritor cubano Guillermo Cabrera Infante, escritor vinculado a la revolución cubana que cayó en desgracia y se exilió en Londres en 1965. Intenso y convincente, Cabrera Infante era un apasionado del cine, la sátira, los juegos de palabras, los trabalenguas y su amor perdido: Cuba. En 1967 escribió su obra más conocida, Tres tristes tigres, un viaje apasionante y experimental a la vida nocturna de la década de 1950 en La Habana. En la década de 1970 sufrió un colapso mental masivo y fue tratado con electroshock y litio. Fue autor de más de una docena de libros, tradujo Dublinenses de James Joyce al español y escribió una adaptación del guion de Bajo el volcán, la novela de Lowry. La escritura cinematográfica y jazzística de Cabrera Infante cobra vida en esta historia rica en música y entrevistas con el director de fotografía Nestor Almendros, el pintor Jesse Fernández, el activista Saul Landau y el propio escritor. Para continuar con la información… (Agradecimientos a HL).

Ángel Pérez: ·Carlos A. Aguilera reúne narrativas cubanas del siglo XXI en ‘Teoría de la transficción’·

Esta antología delinea un mapa de las escrituras (algunas de ellas) más singulares de la literatura cubana. Una paradoja que se instala al centro mismo de los ejercicios reunidos en el libro, puesto que cada uno, a su manera, desplaza / reconfigura / desautomatiza la idea del nacionalismo como un significante maestro que administra el sentido de la escritura. Cuando Carlos A. Aguilera se pregunta al inicio de la introducción a Teoría de la transficción por qué la literatura cubana se lee como un territorio Nación, está llamando la atención no sólo sobre una maniobra de mercado, sino sobre un mecanismo propio de los procesos de subjetivación que definen la identidad de las narrativas que él presenta. Para seguir leyendo…

Alejandro de la Fuente: ·A sus cien años, ‘El Profe’ Moreno Fraginals sonríe·

A diferencia de muchos historiadores cubanos que vivían atrapados en redes burocráticas en las que la subsistencia estaba inequívocamente ligada al asentimiento y la mediocridad más atroz, Moreno era una especie de electrón suelto, una rara avis que había logrado ser y florecer sin salpicarse demasiado en el lodo de la cultura oficial. Un dandi. Un picaflor criollo que lo mismo libaba en la nueva historiografía económica y la cliometría de los Estados Unidos, que en la demografía histórica de Cambridge, las arterias del marxismo clásico, la microhistoria italiana o la cotidianidad de la Escuela de los Annales. Al igual que los modernistas brasileños, Moreno practicaba, con desfachatez exhibicionista, una antropofagia metodológica y cultural que era la antítesis misma del dogma, el aburrimiento, la rigidez y la aplastante mediocridad de la cultura oficial. El Profe era un iconoclasta que, desde su obra, incineraba imágenes y figuras sagradas. Para seguir leyendo…

Antologías: ·Teoría de la transficción. Narrativas cubanas del siglo XXI / Presentación·

Aquí los dejo con la presentación a Teoría de la transficción. Narrativas cubanas del siglo XXI, antología de Carlos A. Aguilera donde intervienen Abel Fernández-Larrea, Legna Rodríguez Iglesias, Radamés Molina, José Manuel Prieto, Michael H. Miranda, Ronaldo Menéndez, Abel Arcos, Ahmel Echevarría, Ernesto Hernández Busto, Carlos Manuel Álvarez, Idalia Morejón Arnaiz, Waldo Pérez Cino, Pablo de Cuba Soria, Jorge Enrique Lage, Ena Lucía Portela, Rolando Sánchez Mejías, Ramón Hondal e Iván de la Nuez. En la presentación, además del autor y el editor del libro, Ladislao Aguado, estuvieron presentes algunos de los escritores incluidos en la antología (+ Thelonious Monk). Enjoyyyyyt 😉

Josefina de Diego: ·Lo que me cuentan los libros de la biblioteca de mi padre, Eliseo Diego·

Toda su vida mi padre quiso organizar su biblioteca. Siempre fue un hombre muy metódico y, además, tener sus libros ordenados le ahorraba mucho tiempo pues desde muy joven ya su colección era impresionante y encontrar un título a veces podía convertirse en una empresa titánica. Pero nunca logró terminar, completamente, ese trabajo. Los libros los agrupaba por orden alfabético, según el apellido del autor, los escritos en inglés estaban separados de los escritos en español. El año pasado quise hacerle una especie de regalo de cumpleaños y me dispuse a terminar ese trabajo, tantas veces comenzado. Tardé un año completo. Preparé una hoja de cálculo Excel y decidí los datos que recogería: nombre del autor, título del libro, nombre de la editorial, año de su publicación, lugar de ubicación del libro, estado de conservación y observaciones. En esta última casilla escribí si estaba dedicado, el nombre del traductor, ese tipo de información. Para seguir leyendo…

Frédérick Lavoie: ·Orwell en Cuba·

En ninguna de las dos reediciones de Orwell aparece indicación alguna sobre la autoría de la traducción. Una simple comparación entre las versiones españolas existentes en la época permite constatar, sin embargo, que en el caso 1984 los editores reprodujeron la que se publicó en España en 1952 por la editorial Destino. En cuanto a La Rebelión en la granja, el texto no se corresponde con ninguna de las traducciones aparecidas con anterioridad en Argentina y México. Con toda verosimilitud, la traducción publicada por Librerías Unidas es original. Para seguir leyendo…

Alejandro del Vecchio: ·’Médicos animales y maricas’: higienismo social y Revolución en El nido de la serpiente de Pedro Juan Gutiérrez·

El espesor discursivo de El nido de la serpiente, ¿no expone precisamente los engranajes del poder para denunciar los efectos represivos de un neohigienismo fuera de control? La suciedad hiperbólica, las sexualidades polimorfas, el hiperrealismo de lo pornográfico y la consecuente animalización del sujeto definen una poética escrituraria cuya densidad pone en evidencia referentes ideológicos y simbólicos que, como afirma Melgar Bao, “sirvieron de vehículos para construir extendidas lógicas autoritarias de exclusión social y étnica. Gutiérrez diseña, desde un contradiscurso paródico del dispositivo de enunciación revolucionario, espacios subalternos habitados por una nueva subjetividad animal, bajo una atmósfera kafkiana a la que acaso le convengan aquéllos adjetivos borgeanos: opresiva y lenta y plural. Para seguir leyendo…