Archivo de la categoría: Memoria

Fonógrafo: ·Celina González / El cuarto de Tula·

Aquí los dejo con El cuarto de Tula, uno de los grandes sones cubanos cantado, nada más y nada menos, que por Celina González, que no cantaba muchos sones pero con un traguito de ron, no tenía rival (¡pregúntenle a Reutilio!) 😉

Nedda G. de Anhalt: ·Dile que pienso en ella / Entrevistas·

Aquí les va un libro que se debería leer en todos los talleres literarios de la Habana Vieja: Dile que pienso en ella, el libro que Nedda G. de Anhalt, en el año 1999, publicó con entrevistas a Justo Rodríguez Santos, Herminia del Portal, Martha Frayde, Gastón Baquero, Pancho Vives, Lorenzo García Vega, Ángel Gaztelu, Belkis Cuza Malé, Leví Marrero, Alfredo Lozano, Cristóbal Díaz y María Elena Cruz Varela. En fin, coquito con crema de vie. Enjoyyyyyt 😉 (Agradecimientos al kamikaze OL, as usual).

BBC: ·Caridad Mercader, la apasionada estalinista nacida en Cuba que conspiró junto a su hijo para asesinar a Trotski·

Cuando el 20 de agosto de 1940, Ramón Mercader asesinó al revolucionario soviético León Trotski, Caridad Mercader, su madre, le esperaba en un auto a escasos metros de la escena del crimen. Pero el plan de huida nunca llegó a ejecutarse. Mientras Mercader lanzaba su golpe de piolet sobre la cabeza de Trotski, éste tuvo tiempo de gritar y alertar a los guardias que vigilaban su residencia en el número 19, hoy 45, de la calle Viena de Coyoacán, en Ciudad de México. Para seguir leyendo…

FreeCinema: ·Sobre un primer combate / Octavio Cortázar·

Aquí les va Sobre un primer combate (1971), de Octavio Cortázar, autor de las horribles El brigadista y Guardafronteras (horribles como películas y horribles como ideología). Sobre un primer combate documenta, a su manera, es decir, la castrista, lo que sucedió con el barco La Coubre. En fin, buena fotografía. Enjoyyyyt 😉

Rolando Sánchez Mejías: ·Olvidar Orígenes·

“Aunque los políticos cubanos no sean buenos lectores -pues un político tiene  la necesidad  de efectuar  “malas lecturas” para hacer su labor con la realidad-, poseen el olfato capaz de intuir lo que se  encuentra en las mayúsculas de Ficción Absoluta. Por eso los políticos no soportan la idea de una República de las Letras. Los políticos cubanos intuyen que Orígenes generó algunas mayúsculas  trascendentalistas, y una nostalgia del “origen”, y un énfasis de la resurrección histórica, que pueden emplearse en situaciones concretas de la política”. Ommmmmmmmm… 😉 Para seguir leyendo…

Ernesto Menéndez Conde: ·Lezama Lima y el 26 de julio·

Las posiciones de Lezama hacia la Revolución Cubana cambiaron ya antes de 1961, si creemos en el testimonio de su hermana Eloísa. Sin embargo, las severidades de la política cultural posiblemente hicieran que el autor de Paradiso no encontrase otra alternativa que expresar su descontento por medio de un lenguaje hermético y ambivalente. Dicho lenguaje no solo era uno de los pocos subterfugios desde los cuales era posible burlar la censura y el que caracterizaba la producción literaria lezamiana, sino también un modo de redactar un panegírico que a su vez pudiese leerse, si se revisaba con algún detenimiento, como una expresión de inconformidad. Para seguir leyendo…

Iraida H. López: ·De Alacrán azul a Apuntes posmodernos: Exilio, etnicidad y diáspora cubana·

Más de treinta revistas culturales dirigidas por cubanos han sido lanzadas desde los años sesenta en diversas ciudades norteamericanas, especialmente en Miami y Nueva York. Adoptando un modelo de revista cultural de larga tradición en Cuba y América Latina, la mayoría de las publicaciones ha combinado el marcado interés en la literatura y el arte con la preocupación social y política. No cabe duda de que se trata de un voluminoso corpus literario que amerita la atención del investigador. Sin embargo, debido quizás a la engorrosa tarea de revisar página tras página de las más de treinta revistas publicadas a lo largo de más de treinta años, esta colección de publicaciones ha recibido escasa consideración. Para seguir leyendo…

Gilberto Padilla Cárdenas: ·El ataúd de Virgilio Piñera·

¿Por qué esperar hasta 2015 para publicar estos ensayos? Esa es otra historia. Una historia que comienza con el miedo institucional al ensayo cubano. Ser ensayista es mucho más difícil en Cuba que ser homosexual, o bisexual, o heterosexual incluso. Ser ensayista es mucho más jodido que ser yonqui. Para seguir leyendo…

Ignacio T. Granados: ·Interviú a Gustavo Rodríguez (Garrincha)·

Para Garrincha su trabajo es una extensión de sus dibujos infantiles. “El cómic (o historieta) es un género del enemigo (…) no te permitían participar en concursos internacionales, (lo que es) una gimnasia intelectual muy saludable”, dice. Ya en privado Gustavo me comenta que, antes de él empezar a publicar, una vez alguien había dicho a los caricaturistas que no participaran más en un concurso en Canadá porque era patrocinado por la Coca Cola. Y es que hay una contradicción esencial entre la falta de libertad de expresión en Cuba y la caricatura. Ésta decanta por el arquetipo para amplificar el defecto, la característica sobresaliente, y mofarse de ello a modo de cuestionar, criticar. 😉

Lorenzo García Vega: ·Cetrería del títere·

Tercer libro de Lorenzo García Vega, cuando aún se movía bajo el sayón origenista: Cetrería del títere, en su primera y única edición de 1960 por la Universidad Central de las Villas (y con cuño de Casa de las Américas incluido). A propósito de este libro, no se pierdan este comentario del súper Albino a Margarita Pintado: “Esa Cetrería fracasada, o esa Cetrería callejón sin salida, es mi magma, el magma conque me encontré en mi juventud (un momento en que, miembro del hermético grupo Orígenes, fracasé en mis amores con una cantante de boleros en un restaurant de un barrio habanero -algo de eso lo he contado en Los años de Orígenes-). Así que, en el momento en que lo hice, no podía haber escrito otro libro que la Cetrería. Así que, Cetrería (¡pero ahora, después de una autobiografía, y con ochenta y tres años, es que llego a esa conclusión¡) es el magma que está detrás de todas las experiencias que he intentado, y que sigo intentando.” Enjooooyt 😉

Fonógrafo: ·Los Van Van / El martes·

Un clásico de la época dorada de Juan Formell y Los Van Van: El martes. Una mezcla de son, funky, nueva trova, y todo lo que se meneaba por la época… Enjoyyyyyyyt 😉

FreeCinema: ·Újule / Interviú a Carlos A. Díaz Barrios·

En los años 90s Lorenzo García Vega y Carlos A. Díaz Barrios pusieron en órbita Újule, revista que duró muy poco (3 números) pero, en su brevedad, resultó excelente. Aquí los dejo con una entrevistilla a Carlos A. Díaz Barrios donde habla sobre la revista y sobre cómo se gestó el último número, el dedicado precisamente al Albino mayor. Enjoyyyyyyyt 😉

Carlos Espinosa: ·La cartelística cubana·

Los afiches muy pronto dejaron de cumplir la simple divulgación del estreno de una película o la convocatoria para asistir a una actividad política. Fueron más allá y se erigieron en sí mismos en obras de arte. Como ha escrito el novelista Leonardo Padura, “se declaraban en rebeldía propagandística y se lanzaban en busca de su propia identidad estética”. A fines de los años 60, el cartel estaba ya a la altura de la pintura, el dibujo, el grabado. Prueba de ello es que en el Salón 70, organizado por el Museo Nacional de Bellas Artes, por primera vez el diseño gráfico fue incorporado como manifestación plástica. Un año antes, se había celebrado el I Salón Nacional de Carteles, inaugurado, como era de rigor, el 26 de julio. OOOOps 😉

Daylet Domínguez: ·Antiintelectualismo y género policial en Cuba·

 

El antiintelectualismo surge dentro del propio grupo intelectual como resultado de la tensión entre el hombre de letras y el hombre de acción y tiene como premisa fundamental cuestionar la autonomía de los artistas y escritores con respecto a los poderes oficiales. El antiintelectualismo se oponía al concepto de
intelectual como grupo de poder, al intelectual como conciencia crítica de la sociedad, y rechazaba la concepción del escritor y del artista como seres excepcionales. En este sentido, se proponía la proletarización y sociabilización de la figura del intelectual exaltando tanto el compromiso de la obra como el compromiso del autor. Frente a la categoría tradicional de intelectual, el movimiento antiintelectual apostó por las nociones de intelectual revolucionario, intelectual orgánico, escritor revolucionario, escritor funcional y escritor operativo. Para seguir leyendo…

Cristina Burneo Salazar: ·Acrobacia del cuerpo bilingüe·

Aquí les va uno de los últimos imperdibles de Almenara: Acrobacia del cuerpo, de Cristina Burneo Salazar, uno de los pocos libros que existen sobre el poeta vanguardista Alfredo Gangotena y su entorno. A propos, fue uno de los que acompañó a Michaux en su viaje por latinoamérica, viaje que diera como resultado el imprescindible Ecuador. Así que a vanguardear, perversillos 😉