Archivo de la categoría: Memoria

FreeCinema: ·Fernando Villaverde / El parque & Elena·

Rescatados por NDDV en su blog, aquí les van dos joyas del “fenomenológico” Fernando Villaverde hasta ahora desaparecidas (o escondidas, o censuradas) en las, al parecer, tremebundas arcas del ICAIC: ‘El parque’, con textos de Miñuca Villaverde, y ‘Elena’, uno de los cortos que componen ‘Un poco más de azul’ (película que se completaba con otro corto de Fausto Canel y otro de Manuel Octavio Gómez) y que no se exhibió públicamente en Cuba hasta hace unos meses en ¡función única!. A propos, no dejen de ver las escenas de Miñuca y El Chori en ‘Elena’. Enjoyyyyyt 😉 De propina, una pequeña autobiografía de ambos.

LaRazón: ·Kid Chocolate: El arte de danzar sobre el ring·

Cabrera Infante relata que cuando Chocolate decidió empezar su carrera boxística, le hicieron el siguiente comentario: “El boxeo es un deporte de golpes dar y tomar”. A lo que Chócolo respondió de inmediato: “Más trompadas da el hambre y todas en el estómago”. Para seguir leyendo…

Nancy Calomarde: ·Ficciones territoriales: Formas de un atlas latinoamericano·

Aquí les va este buen ensayo de Nancy Calomarde, el cual pasando por el Atlas del grande y loquito Warburg (a través de la reapropiación y reflexión que ha hecho de él en los últimos años el, a veces exagerado, Huberman), se enfrenta a dos relatos incluidos en ‘Región. Antología de cuento político latinoamericano’; los relatos de Michel Encinosa (Cuba) y de Hernán Vanoli (Argentina). Enjoyyyyyt 😉

Pedro Marqués de Armas: ·Salvador Massip. Una temprana recepción del psicoanálisis en Cuba·

El psicoanálisis solo asiste en Cuba a una recepción continua a partir de 1926, pero sin que fuera entonces secundado por las vanguardias artísticas, para asomar con algún ímpetu en la década de 1950.  Para seguir leyendo…

Memoria: ·Miguel de Marcos / Tristeza de Cuba·

Imponente y actualísimo texto del gran Miguel de Marcos: “El cubano es triste. Los espíritus ligeros, los que no gustan de hacer el viaje desde lo superficial a lo profundo, le han formado, bajo el aguacero de las maracas, una reputación falsa. Le han ensanchado la boca para la carcajada. Le han fundido la pierna en los julepes de la danza. Le han puesto festones caprinos para los impulsos del son. Nadie quiere ver su tristeza, más desgarradora aún porque en muchos casos está hecha de humillación y de impotencia. Un pueblo que no puede crear su destino con sus propias manos, no es alegre, a pesar del cielo azul, de la benignidad de las cosas y de la gracia del paisaje.” 😉

Adriana Tolentino & Patricia Tomé: ·La gran pantalla dominicana·

Aquí los dejo con La gran pantalla dominicana, libro editado por Adriana Tolentino y Patricia Tomé para Almenara: “Las secuelas del trujillato, las subjetividades de toda índole que remiten a lo identitario y los lazos trasnacionales en el Caribe articulan un recorrido exhaustivo por la cinematografía dominicana contemporánea. Cartografía necesaria, este libro indaga a través de una mirada panorámica en los procedimientos formales y los temas recurrentes que conforman la identidad del cine nacional a lo largo de su historia, con especial énfasis en las últimas décadas y en los cambios más recientes que han venido animando lo que se vislumbra ya como un nuevo cine dominicano.”

Antón Arrufat: ·Virgilio Piñera, entre él y yo·


Aquí los dejo con Virgilio Piñera, entre él y yo, “clásico” de Antón Arrufat editado hace un par de decenios atrás en Cuba y el cual, en espera de que aparezca por lo menos UNA biografía del autor de Cuentos fríos (no una biografía exquisita o abundantemente informada, sino una, cualquiera), viene a realizar somera (intermitentemente) esta labor. Disfruuuuten 😉

Abel González Fernández: ·Notas sobre arquitectura en un diario·

Cuando un arquitecto estatal señala con el dedo desde el malecón hacia la bahía, puede que esté señalando al Cristo, o a la lanchita de Regla. Cuando un arquitecto señala con el dedo desde el malecón hacia la Habana Vieja, seguramente está señalando al Grupo de Administración Empresarial de las FAR (GAESA), donde, probablemente, todos los arquitectos estatales trabajen. Para seguir leyendo…

ElPaís: ·Ramón Fernández-Larrea y su ‘Memoria de La Habana’·

Tras llegar a Miami en 2005 para trabajar de guionista con el cómico Alexis Valdés, Fernández-Larrea reanudó de nuevo, hace dos años, su rincón de nostalgia radiofónica, y hoy Memoria de La Habana lleva 119 capítulos, la mayoría subidos a una página de Internet de acceso gratuito. Para seguir leyendo…

Ernesto Menéndez-Conde: ·La ninfa y el negro·

Intentaré mostrar cómo el pensamiento de Arango oscila entre la tentativa por modernizar la colonia y el esfuerzo por contener una revolución antiesclavista y democrática. Por lo primero, como sostiene Moreno Fraginals, Arango está a la altura de los economistas más avanzados de su tiempo. Por lo segundo, como quisiera demostrar aquí, se revela como un pensador reaccionario. Incluso cuando en determinado momento Arango sostiene que el sistema de plantaciones limita el desarrollo económico, su temor a una sublevación lo lleva a posponer indefinidamente cualquier proyecto abolicionista. Por paradoja, para Arango, el peligro de una revolución de esclavos es más acentuado con la abolición. Sería, como escribió «encender la hoguera que ardió en Santo Domingo». Para seguir leyendo…

Rafael Rojas: ·Desiderio Navarro y la teoría cultural en Cuba·

Al intervenir, siempre, desde los referentes teóricos, Navarro lograba participar en la articulación de poéticas artísticas y en políticas intelectuales de grupo, pero muchas veces su mensaje era instrumentado por el poder. Sucedió en 2007, con las conferencias que siguieron a la “guerrita de los e-mails” y en los últimos años, en números como el 35 y el 36, que se aproximaron de manera sesgada al neomarxismo. Navarro logró traducir a Boris Groys y a Ovidiu Tichendeleanu, pero dejó fuera de la estrategia de traducción de Criterios una importante zona del neomarxismo que podía contribuir a pensar y criticar el nacionalismo post-comunista en Cuba. Para seguir leyendo…

TheNewYorker: ·Interview with Reinaldo Arenas·

Aquí los dejo con esta interesante y poco conocida entrevista al gran Reinaldo Arenas, hecha por Ann Tashi Slater en 1983 para su tesis en la Princeton University’s Firestone Library, y aún no traducida al español. Disfruten 😉

Carlos A. Aguilera: ·Prosa de la nación poética·

Buen texto sobre Prosa de la nación, el libro más reciente de Pedro Marqués de Armas: “Y no solo porque por sus páginas desfilen poetas (o delirantes): Casal, Lezama, Piñera -el de La gran puta y no el de los Cuentos fríos-, Escobar y Juan Carlos Flores. Sino, porque mirado en conjunto, es uno de los pocos estudios sobre poesía cubana -otro sería La última lectura de Orlando, de Pablo de Cuba, publicado también recientemente- que intenta pensar la poesía, el poema, lo poemático desde otro lado.” Enjoyyyyyt 😉

Alejandro Anreus: ·Unas cuantas preguntas a Cundo Bermúdez·

En mi juventud quise ser escritor, y aunque estudié en San Alejandro por corto tiempo, nunca pensé tomar el arte en serio. Empecé pintando figuras y naturalezas muertas. Pepe [José Gómez Sicre] siempre me apoyó, incluyéndome en exposiciones de grupo. En San Alejandro aprendí algo, no mucho, de lo básico, lo elemental en el dibujo, etc. Donde en realidad tuve una buena educación fue en México. Guerrero Galván fue un buen maestro, también Rodríguez Lozano. Ambos hacían énfasis en el dibujo sólido, claramente modeladas las formas del cuerpo. Para seguir leyendo…

Gerardo Mosquera: ·Arte y utopía. 1970 a 1990: Dos décadas en guerra·

Aquí los dejo con el texto de Gerardo Mosquera a la exposición ‘Adiós utopía’, efectuada recientemente en USA: “La transformación efectuada por el Nuevo Arte Cubano tuvo implicaciones históricas más allá del arte. El proceso cultural que este movimiento artístico desencadenó y consiguió imponer, al triunfar en una “batalla de ideas” y acciones contra la ideología oficial prevaleciente, su poder político y su autoritarismo central, resultó un acontecimiento verdaderamente único. No conozco otro caso en la historia del llamado socialismo real en que un movimiento emanado del arte consiguiese desmantelar la política cultural oficial, transformando la situación impuesta en la década anterior bajo la orientación soviética, y, aún más importante y valioso, reorientar la cultura toda en un sentido de análisis y contestación social y política.” 😉 Un poco cliché esto, ¿no?