Archivo de la categoría: Memoria

Cubanet: ·Manuel Cofiño, el realismo socialista y el 349·

Algunos afirman que la oscuridad del Decenio Gris y los intentos por imponer el realismo socialista empezaron a atenuarse en la segunda mitad de la década del 70, con la creación del Ministerio de Cultura, presidido por Armando Hart. Pero resulta muy significativo que, en dicho ministerio, Cofiño ocupase el cargo de asesor de la Dirección Nacional de Literatura. Manuel Cofiño moriría infartado, en 1987 a los 51 años, como consecuencia de los disgustos con los escritores díscolos y los comisarios de la UNEAC, que no dejaron de regañarlo y exigirle, a pesar de su disciplinada dedicación al realismo socialista. Escritores como él son echados de menos por los comisarios que hoy buscan el modo de dominar definitivamente la cultura cubana con el decreto 349. Para seguir leyendo…

Alexis Somoza: ·El legado de ‘El objeto esculturado’ / Homenaje a la fotografía cubana·

Las Revoluciones paradójicamente en contravención a su significado, se convierten en dogmas que generan inmovilismo. Las revoluciones después de la primera etapa, en la que arrebatan el poder, son secuestradas por un inmenso aparato estatal anticuado que ellas mismas crean, diseñado para frenar todo tipo de cambio innecesario en nombre la supervivencia del control y la resistencia del proyecto político frente a la presión del enemigo agresivo. Para seguir leyendo…

Alexis Jardines: ·Los números «fantasmas» de la Revista Cubana de Filosofía·

En busca de información para mi libro sobre filosofía cubana, encontré en el catálogo del Instituto de Literatura y Lingüística una tarjeta que registraba buena cantidad de números de la Revista Cubana de Filosofía del período 1947-1957. Pero había allí otra ficha con un solitario número que supuse, erróneamente, incluido en la más sustanciosa antes mencionada. Y, como copiara de ésta la clasificación (para no perder el tiempo hurgando en el catálogo durante mis visitas posteriores), aquel dato aislado –que reflejaba nada menos que la virtual existencia del número de apertura de la Revista- no pudo ser descubierto en lo adelante. Hasta cierto punto, yo me fui adaptando a la idea de que no existía. Para seguir leyendo…

Carlos A. Aguilera: ·Utopía y sacrificio: apuntes para la gran estafa·

Imagínense la cara que hubiera puesto alguien como el Che Guevara, quien era uno de los muertos-vivientes de George A. Romero aunque no lo sabía, si hubiera hablado con estos “hombres nuevos nuevos” (para finales de los noventa, el hombre nuevo debía ser ya, según los cálculos del argentino, recontranuevo) y los mismos le contaran, casi tartamudeando y con asombro, cómo no podían dormir ya que un platillo volador de grandes dimensiones y luces de colores y robots semihumanos había parqueado en el patio de la escuela y había permanecido allí unos cuantos minutos. Para seguir leyendo…

FreeCinema: ·Si J’avais Quatre Dromadaires / Chris Marker·

Una de las piezas exquisitas del genial Chris Marker: Si J’avais Quatre Dromadaires (Si yo tuviera cuatro camellos). Película de 1966 donde a la reflexión por la fotografía (la imagen, el ojo), se une un excelente recorrido por la mentalidad de “límite colonial” que tanto importaba en los años sesenta, con un buen contrapunteo entre Francia, URSS, Cuba, China y otros “imaginarios”. Disfruuuuten perversillos 😉

Gini Miguez Lima: ·Interviú a Rank Uiller·

En la medida que caminaba por NY a veces con paraguas, otras con grandes abrigos que nunca me había puesto, iba descubriendo al artista, una nueva forma de decir, de hacer poesía con el lente y el ojo audaz del artista que nos iba cercenando la ciudad y nos la regalaba en trozos como diría Miguel Hernández, ”como árbol carnal generoso y cautivo”, poco a poco me fui insertando en su mundo, en conceptos como transvanguardias, contracultura, ultracultura, entendí que el arte se puede manipular, estrujar con las nuevas tecnologías pero siempre debe reflejar una vivencia actual y con ella la voz de otros, los hechos de su tiempo y sobre todo un mundo que sea espejo de la propia experiencia del artista. Para seguir leyendo…

Marelys Valencia: ·Por primera vez y Coffea Arábiga: Dos poéticas documentales de los años sesenta·

Aunque el documental de la década de los sesenta buscó expresar la compleja realidad social y participar de la construcción de una identidad nacional en función de un ideal socialista donde el individuo y el arte debían someterse a la colectividad, las propuestas estéticas variaron y algunas contrariaron este compromiso ideológico. Las imágenes y los sonidos del documental sirvieron para corporeizar poéticamente ese proyecto de nación concebido desde arriba (el estado), pero también para desafiarlo e impugnarlo poéticamente. Para seguirlo leyendo…

Jorge Ferrer: ·Citas en Berlín: cuidado con esa gaveta que tiene cucarachas·

Cuando llegué ahora a Berlín, después de 30 años sin venir aquí, nada me distrajo de la evidencia de que había llegado a Berlín. Los rótulos, el cielo bajo, las señales de tráfico indicando direcciones que parecen marcas en mis libros (Tempelhof, Spandau, Tiergarten…), el señor con bigotes y paraguas, el perro aliviándose orondo sobre tres patas firmes como porras. Viajé a Berlín al encuentro de dos mujeres. Más precisamente, al encuentro de una, Svetlana Aleksiévich, que me ayudara a llegar a la segunda. Tampoco descartaba encontrar la sombra del adolescente que fui allí, pero con ésa no me había citado. Ésa, si aparecía bien y si no también, que tampoco iba a llenar la sala de gente en tan pocas horas. Para seguir leyendo…

Alfredo Triff: ·Umberto Peña y La Habana sesentosa cocinándose en las costillas de la historia·

Excelente ensayo de Alfredo Triff sobre uno de los mostros de los 60s: “No se habla de Peña como un artista político. Con el lastre que nos embarga, es posible que él lo prefiera así. Pero es hora de que eso cambie. El problema está en las etiquetas. Peña choca con el sistema –y consigo mismo– desde la imagen. Intuye que pintar es como decir.” Enjoyyyyt 😉

Jorge Mata: ·Jesús de Armas, en el olimpo de los malditos·

“Una vez en Francia, decidimos pedir asilo político, pero antes de que lo hubiésemos hecho, alguien alertó traicioneramente a una periodista del diario Le Monde, que sin pedirnos autorización, publicó nuestra demanda de asilo a la OFPRA, convirtiendo nuestro caso en un problema diplomático”, relata Gilda Alfonso-Martín, esposa de González de Armas. Los hechos ocurrieron a principios de la década del 90 del siglo pasado. De más está decir que la filtración provocó que el Gobierno francés emitiera una notificación de expulsión en 1994 y la contraparte cubana depositara una pesada loza de olvido sobre la obra y figura de de Armas. No obstante, “en el último momento, recibimos la autorización para continuar viviendo en Francia”, dice Alfonso-Martín. De la parte cubana, a de Armas se le consideró persona no grata. El artista nunca más regresaría a la Isla. Para seguir leyendo…

José Luis Aparicio Ferrera: ·¿Minimalismo en el cine cubano?·

¿Existe minimalismo en el cine cubano? Si analizamos nuestros clásicos, es casi imposible encontrar algunos rasgos de esta índole. Películas como Memorias del subdesarrolloLucía Coffea Arabiga, todas de 1968, desde presupuestos estéticos dispares, hacen del exceso una virtud. Paroxismo de la puesta en escena, montaje vertiginoso, actuaciones expresionistas e hibridez genérica, así como ambiciones narrativas y conceptuales heredadas de la Nueva Ola Francesa, el neorrealismo reflexivo y ampuloso de Luchino Visconti y el Cinema Novo brasileño, componían un barroco entramado. Para seguir leyendo…

Jacqueline Loss: ·Extractos de documento: Notas de Cuba, gusto y movilidad·

En algún momento de los 90s, el término «compañero» dio paso a «señor» entre muchos sectores de la población: si el comportamiento de la población fue transformado para acomodar este cambio lingüístico, sería difícil de determinar. De todas formas, en la unión entre el socialismo tardío y el capitalismo, resulta interesante enfocar nuestra atención en lo que es «fino», categoría estética común –casi nunca analizada como tal– que tiene una importancia especial en este cambio, y por demás, es profundamente histórica. Los múltiples significados de «lo fino», sus múltiples connotaciones, que van desde refinamiento, imparcialidad (color), pureza, exactitud, educación, bondad espiritual, nobleza, generosidad, glamour, modestia y recato; a homosexualidad, represión sexual, pudor, necedad y esnobismo, hace especialmente importante las tensiones dentro de la forma y el sentir de la modernidad cubana. Para seguir leyendo…

Fonógrafo: ·A Night in Havana: Dizzy Gillespie in Cuba·

Más allá de que se encuentra con el sapingo de Fidel Castro y lo alababa a cada rato, etc etc etc., este documental (de 1988) y los conciertos que dio en La Habana Dizzy Gillespie son una maravilla. En fin, disfruten este documental y sean indulgentes, como Martín Caparrós 😉

Rogerio Moya & Raúl Rivero: ·Lam·

Perteneciente al libro Estrictamente personal, de Rogerio Moya y Raúl Rivero, editado por Unión en 1985, aquí les dejo una de sus mejores crónicas-entrevistas: Lam. Texto donde también aparece haciendo de las suyas el escritor, pintor, homófobo y loquito Samuel Feijóo. Gocen perversillos 😉 (Agradecimientos a CRSB.)

FreeCinema: ·Cien horas con Natalia·

Aquí los dejo con esta laaaaaaaaaaarga y cheísima entrevista a Natalía Bolivar, etnóloga, historiadora, pintora y ensayista cubana. Lástima que no hable más de sus diferencias con Castro (aunque hay una respuesta casi al final muy interesante sobre Fidel) y de sus “maestros” Lydia Cabrera y Fernando Ortíz, a quienes conoció. En fin, enjoyyyyt si pueden 😉