Archivo de la categoría: Memoria

Carlos Alberto Montaner: ·Fidel Castro en la era de Lezama Lima·

Lezama era gay. De closet, pero gay. Se casó con una señora para que lo cuidara y para protegerse de la homofobia oficial. También era gordo, asmático y abogado. Su amigo –no eran pareja-, también poeta, Gastón Baquero, antes de la revolución le había conseguido un “trabajito” en la junta que estudiaba los expedientes de los presos comunes y recomendaba o negaba la libertad a esos reos. (Parece que Lezama era muy severo). Cuando le pregunté a Gastón, exiliado en Madrid, por qué respetaba tanto literariamente a Lezama, pese a que habían tomado caminos divergentes en el campo poético –la poesía de Gastón era directa y transparente–, me miró fijamente y me dijo, con toda certidumbre: “porque un día las enciclopedias dirán que Fidel Castro era un dictadorzuelo menor en la era de Lezama Lima”. Su devoción por el poeta creador del grupo Orígenes era total y auténtica. Para seguir leyendo…

FreeCinema: ·Sin título (1242900) / Ángel Delgado·

Aquí los dejo con el vídeo de Exhibición “1242900”, de Ángel Delgado, en Aglutinador 1996. Primera exposición que mostró los dibujos y esculturas que Ángel Delgado creó en la cárcel. Para los que quieran saber más, aquí el ebook que hace un tiempito hicimos con el artista. Enjoyyyyt 😉

Lynn Cruz: ·LMOA libre, ahora, acumulemos experiencias·

Una característica del subdesarrollo, al decir del escritor Edmundo Desnoes, es no acumular experiencia, creo que hay varios aspectos que se han repetido y con ello provocaron el éxito de estas dos campañas. El fundamental para mí, y en el caso de Ruiz Urquiola, pocos días después de que el cantautor Silvio Rodríguez se pronunciara contra esta injusticia, recibimos la noticia de su liberación. Hoy, a casi 2 años de aquel hecho, Rodríguez, este artista controversial y amante de las ideas fidelistas, repite el mismo gesto. Lo que quiero decir es, que más allá de la importancia del arte, porque este trasciende las fronteras, las presiones internas son las que determinan al final, especialmente si se trata de figuras de la oficialidad. Para seguir leyendo…

Reinaldo Cid: ·Tarará: Blindsight·

Las imágenes de esta urbanización —«alrededor de 500 casas construidas por la burguesía cubana en la década de los cincuenta»— indican una voluntad de arrojar luz sobre «los mecanismos de control que producen encubrimiento y silencio». Porque la playa de Tarará —17 kilómetros al este de La Habana— fue confiscada y convertida más tarde, tal como apunta Cid en su statement, en «plataforma para reafirmar frente al mundo el carácter socialista de Cuba». Para seguir leyendo…

ElManierista: ·Interviú a Jesús J. Barquet sobre el grupo El Puente·

Aquí les va una buena conversa con Jesús J. Barquet, autor, entre otros, de ‘Ediciones El Puente en La Habana de los años 60. Lecturas críticas y libros de poesía’, libro o compilación que incluye íntegramente los catorce poemarios publicados (por el grupo El puente) en La Habana entre 1960 y 1965. Recordemos que El puente fue uno de los grupos literarios más interesantes de los 60s en la isla. Grupo que, a la vez que perseguido, ha aportado algunos de los más connotados ñángaras de la robolución cubana. Enjoyyyyyt 😉

ADN: ·Mike Porcel desmiente declaraciones de Amaury Pérez·

En una tertulia con varios artistas cubanos emigrados a Estados Unidos, en el canal de YouTube Somos Miami TV, Mike afirmó que el único con el que tuvo contacto del mundo de la canción durante sus nueve años de penitencia forzosa fue Pedro Luis Ferrer. “Me vio varias veces” y “a Amaury tampoco lo vi más hasta después de muchos años, aquí en Miami”. En Sueños al pairo, el hijo de Consuelito Vidal y conductor del espacio de entrevistas de la Televisión Cubana “Con dos que se quieran” dice que un día venía con Mike de la iglesia y se cruzaron con dos compañeros de canto que, al ver a Mike, brincaron la calle… Para seguir leyendo…

Yornel Martínez & Julio César Llópiz: ·A propósito de la visita de David Hammons a la Habana·

La extraña aparición de David Hammons en La Habana dejó sorprendidos a muchos y generó cierto escepticismo. Supimos de su visita por Aylet Ojeda, curadora del evento, quien nos dejó saber que en vez de realizar una exhibición de corte antológico para el Museo Nacional de Bellas Artes, la cosa sería en el Parque Trillo (Centro Habana). Esta fue la locación elegida para emplazar C-sharp: un filamento de nailon a la altura de los cables eléctricos,que atravesaba de esquina a esquina el parque para luego coger en dirección a la avenida Zanja. El artista prefirió apostar por un proceso de trabajo que prioriza la calle como terreno de juego al tiempo que dialoga poéticamente con ella. A nuestro juicio la elección de este sitio puede significar tomar en cuenta no solo las características físicas y socioculturales del lugar, sino también un juego con las expectativas de la audiencia. Para seguir leyendo…

Janet Batet: ·¿Para qué sirve la bandera cubana?·

Sucede, pues, que cuando el gobierno de un país no actúa a cabalidad ni a la altura de las expectativas de patria y nación, los símbolos patrios (siempre hábilmente manejados por el poder como sacros, para equiparar vilmente, en ignominioso hurto, el amor a la patria con el amor al gobierno de turno, muchas veces erigido tirano) devienen la expresión última de nuestra inconformidad, nuestras angustias y nuestras esperanzas. Devienen el único modo efectivo de hacer oír nuestro reclamo y con él exigir, de facto, nuestros derechos. Para seguir leyendo…

Adriana Bosch: ·Julio Cortázar fue el ángel salvador de Lezama Lima·

De acuerdo con Bosch, el responsable de que Paradiso se entroncara con el «boom» literario latinoamericano fue el argentino Julio Cortázar, que «saca la novela de Cuba y la publica en México». «Si hay un protagonista en la historia de Lezama Lima es Julio Cortázar, pero Cortázar no está para contarlo. Sin embargo, el protagonista de la trayectoria cultural de la intelectualidad latinoamericana con respecto a la revolución cubana es Mario Vargas Llosa», puntualiza. Para la directora, lo más duro al realizar este documental fue cerciorarse de que «las cartas son una vía de decir su verdad, aunque él sabe que esas cartas se las están abriendo». Para seguir leyendo…

Justo Planas: ·Ella guachinea. Chocolate y los objetos abyectos del reggaetón cubano·

En su raíz, el Decreto 349 apela a repugnancias históricamente compartidas por élites cubanas dentro y fuera de la Isla. En 2012, por ejemplo, en una de las –en aquel tiempo– populares guerras de email, una estudiante de Historia del Arte en La Habana le escribía al reggaetonero Osmani García: “No quiero que me representes, no quiero que utilices el nombre de Cuba para que japoneses, italianos, ‘yumas’ muevan el cuerpo e imaginen que somos ignorantes”. Mientras, a principios de 2018, en la otra orilla política de lo cubano, en Miami, más de dos mil personas firmaron una petición en Change.org para que el reggaetonero Chocolate fuera deportado de Estados Unidos por “poner a los cubanos que vivimos en Miami en una situación vergonzosa”. Para seguir leyendo…

Ernesto Santana: ·Nela Arias-Misson, una pintora cubana olvidada·

Hasta los 80, se hablaba muy poco en la historia del arte sobre ella. O sobre Sonia Delaunay, Löis Mailou Jones, Suzanne Valadon, Dora Maar, Remedios Varo, Leonora Carrington o María Freire. La centenaria pintora cubana Carmen Herrera solo recientemente comenzó a ser reconocida, como su coterránea Zilia Sánchez, ya nonagenaria. Igual que ellas, Nela Arias-Misson, nacida a inicios de siglo XX, se fue de Cuba en su juventud. Estimulada por el expresionismo abstracto, fue otra de muchas mujeres que brillaron en torno a la mitad de la centuria en un movimiento que atrajo la atención desde París hacia Nueva York, donde estallaba el arte más revolucionario del momento. Para seguir leyendo…

Fonógrafo: ·Interviú a Paquito D’Rivera / María A. Cabrera Arús·

Creo que ningún músico cubano, después de chocar con los fasten, se volvía a poner la ropa de la libreta. Yo ni siquiera supe lo que me tocaba, ni entré jamás a una de aquellas tiendas deprimentes, y creo que mi exesposa tampoco. A nosotros nos mandaba cosas mi madre, y yo lo traía todo de afuera, o más bien de adentro, como decía el Negro Nicolás, legendario saxofonista de jazz, pues según él los que estábamos afuera éramos nosotros. También mi abuelo Hilario, sastre que vivía en Venezuela, y más tarde en Puerto Rico, farandulero amigo de Ruth Fernández y Olga Guillot, de vez en cuando me enviaba algún traje o saco deportivo bonitillo para mejorar mi ajuar. Para seguir leyendo, aquí. Para escuchar (el) ‘Chucho’, aquí. 🙂

Manuel Alfredo Galguera: ·La colección José Kozer de literatura cubana·

En una revisión sobre las colecciones de libros de José Kozer que existen en los catálogos de distintas bibliotecas, me ha llamado la atención que, a pesar de la importancia de su obra para la literatura hispana, las principales universidades y bibliotecas públicas tienen un número de libros muy inferior al total de sus libros publicados. Por citar unos ejemplos: Princeton University Library (54), Cuban Heritage Collection de la Universidad de Miami (42), New York Public Library (36), University of Florida Library (31), Florida Internacional University Library (29), Biblioteca Nacional de España (23), Emory University (22), Duke University Libraries (18), British Library de Londres (18), Florida Atlantic University Library (15), Biblioteca Nacional de Cuba (14), Queen’s College Library, donde Kozer impartió clases de literatura de 1965 a 1977 (11), y en distintas bibliotecas de Miami Dade Public Library, área donde vive el autor (3). Para seguir leyendo…

Revistas: ·INRA (1960-1962)·

Con dirección de Antonio Núñez Jiménez y subdirección de José Lorenzo Fuentes, aquí los dejo con la revista INRA (1960-1962), revista que después pasaría a llamarse Cuba, pero que en sus primeros tres años de vida intentaría envolver a los mejores fotógrafos del país (Korda, Salas, Corrales, Núñez…) con lo que la dirección de la revista llamaba la “Revolución Agraria, Liberadora y Antiimperialista”. De más está decir que los temas eran los propios del realismo castrista-demagógico, aunque algo la salvaba: su formato inmenso, cosa que hacía que los reportajes fotográficos se pudieran ver también como ‘arte’ en sí mismo y no solo como ilustración político-social. Enjoyyyyyt 😉

Dean Luis Reyes: ·De lo intolerable: memoria de lo siniestro en el cine cubano·

Mi pavor nace de la pregunta: las cámaras que registran ¿asistían de manera espontánea a los sucesos o formaban parte del acto represivo? ¿El registro de los hechos a través del cine formó parte de la propia lógica policial? Filmar la purga anticipa lo que iba a ocurrir con tales imágenes: entrarían en la maquinaria de encausar, condenar, nutrir un expediente policial acerca de un grupo de personas, lo que las llevaría de forma inevitable a transformarse en archivo. Para seguir leyendo…