Archivo de la categoría: Revistas

Revistas: ·El Oficio (8)·

Aquí los dejo con el más reciente número de El oficio, el número 8. Revista de artes visuales de la isla que esta vez viene con textos de Elvia Rosa Castro, Abel González Fernández, Jorge Peré, Aurora Carmenate, Carlos Manuel Álvarez, Andrés Isaac Santana, Sachie Hernández, Gladys Garrote, Fernando Castro Flores y Less. Disfruten perversillos 😉

Revistas: ·INRA (1960-1962)·

Con dirección de Antonio Núñez Jiménez y subdirección de José Lorenzo Fuentes, aquí los dejo con la revista INRA (1960-1962), revista que después pasaría a llamarse Cuba, pero que en sus primeros tres años de vida intentaría envolver a los mejores fotógrafos del país (Korda, Salas, Corrales, Núñez…) con lo que la dirección de la revista llamaba la “Revolución Agraria, Liberadora y Antiimperialista”. De más está decir que los temas eran los propios del realismo castrista-demagógico, aunque algo la salvaba: su formato inmenso, cosa que hacía que los reportajes fotográficos se pudieran ver también como ‘arte’ en sí mismo y no solo como ilustración político-social. Enjoyyyyyt 😉

Revistas: ·Cacharro(s) (2003-2005)·

Aquí los dejo con todos los números (Uno, Dos, Tres, Cuatro, Cinco, Seis/Siete, Ocho/Nueve) de una de las grandes revistas posDiáspora(s) en Cuba. Una revista dirigida por Jorge A. Aguiar Díaz y textos de Pedro Marqués de Armas, Pía McHabana, Lorenzo García Vega, Rolando Sánchez Mejías, Guillermo Rosales, Juan Abreu, José Kozer, Jacobo Machover, NDDV y un millón de gentes más. Disfruten perversillos 😉

Revistas: ·Término (1982-1984)·

Dirigida por Roberto Madrigal y Manuel Ballagas entre 1982 y 1984, aquí los dejo con los 8 números de la excelente revista Término (Un1, D2s, Tr3s, C4atro, Cinc5, S6is, S7ete, Och8); revista literaria que al decir de Ballagas era la voz de la “generación del silencio”. Sobre ella, escribe Madrigal: “Su radio, en tiempos predigitales, eran 5,000 números, se repartían en librerías de Miami, New York, París, Boston, San Francisco, Chicago, Toronto, Washington DC y Los Angeles. Teníamos unos cuantos suscriptores, pero en esos lugares se regalaba… Como verás, hasta Julio Ramón Ribeyro supo de nosotros. Tuvimos intercambio con Vuelta y Plural y desde La Habana nos ofrecieron intercambio y por años me mandaron Unión, Casa de las Américas y la revista de la Biblioteca nacional (hay un editorial en donde hablo de eso).” Enjoyyyt perversillos, y gocen, que lo good es good 😉

Tania Pérez Cano: ·Testimonios gráficos de la crisis migratoria de 1994: narrativas de los cubanos detenidos en la Base Naval de Guantánamo·

En el verano de 2017, realicé una investigación de archivo en los Fondos de la Cuban Heritage Collection de la Universidad de Miami, en Florida. Allí, en cajas de cartón, se conservan las publicaciones artesanales producidas por esos cubanos detenidos en la Base. El conjunto incluye cuatro publicaciones: ¿Qué Pasa?, El Bravo, Éxodo y El Futuro. También encontré referencias a otra publicación llamada El Balsero, pero no pude localizar ningún ejemplar conservado en los archivos. Este es un corpus producido en condiciones desfavorables, adversas, careciendo de materiales, realizado de manera completamente artesanal, fotocopiado y distribuido entre los detenidos. Para seguir leyendo…

Revistas: ·Revista de avance (1927-1929 / Falta 1930)·

Editada por Alejo Carpentier, Martín Casanovas, Francisco Ichaso, Jorge Mañach y Juan Marinello (quienes firmaban como “Los cinco”), aquí los dejo con la edición casi completa -falta el último año: 1930- de la “revista de avance”, una de las más importantes revistas cubanas y latinoamericanas del siglo xx. Espacio, donde desde 1927, publicaran Gómez de la Serna, Lydia Cabrera, Mariano Brull, Florit, Novás Calvo, Enrique José Varona y muchos muchos más. De propina, un estudio de Carmen Vasquez sobre la misma. Enjoyyyyt 😉

Julio Ramos: ·La farmacia de los poetas. Poesía, droga, biopolítica / Presentación·

Desde comienzos del siglo XIX, posiblemente a partir de las Confesiones de un inglés comedor de opio de Thomas De Quincey, la literatura moderna ha sido un laboratorio privilegiado para el registro de la experimentación sensorial, una zona de reflexión intensa sobre la peculiar y elusiva ontología del objeto pequeña d(roga). Objeto al que se le asigna atributos divinos, cuya trayectoria se desplaza entre tiempos sagrados y seculares, cruza fronteras coloniales e imperiales, subvierte los límites entre cuerpo maleable y tecnología, entre naturaleza y artificio, materia y psiquis, para llegar a convertirse -no tan sólo en el estímulo de memorables y a veces letales viajes a los límites de la subjetividad y la conciencia-, sino también en el estimulante de formidables acumulaciones de capital en la vasta industria farmacológica que impacta la subjetivación y el gobierno de la vida en el mundo contemporáneo. Para seguir leyendo…

Ignacio Iriarte: ·La realidad administrada. Reflexiones sobre la gestión de los signos por medio de tres figuras cubanas: la revista Diáspora(s), Antonio José Ponte e Iván de la Nuez·

Varios escritores cubanos que publican su obra a partir de 1990 proponen una serie de ficciones y ensayos sobre las relaciones tensas y contradictorias que mantienen con el poder estatal. Se puede afirmar que lo que presentan es una lucha por el control o la administración de los lenguajes que configuran la realidad. En este trabajo propongo describir y analizar esta lucha a través de una serie de figuras o escenas que se encuentran en la revista Diáspora(s), en La fiesta vigilada de Antonio José Ponte y en El comunista manifiesto de Iván de la Nuez. La intención ulterior de este texto es contribuir mínimamente, y desde el estudio de la literatura cubana, a un estudio sobre el poder en la actualidad. Para seguir leyendo…

Revistas: ·La Noria 16·

Con textos de J.L. Serrano, Ángel Pérez, Idiel García Romero, Carlos A. Aguilera, Marcelo Ariel, Manuel Barrós, Alberto Garrido, Legna Rodríguez, Gelsys María García Lorenzo y Julio Jiménez…, aquí les va el 16 de La noria, la revista que comandada por los poetas Oscar Cruz & José Ramón Sánchez y desde Santiago de Cuba, se come un león todos los días. Disfruten el kilovatio, perversillos 😉

CHisp: ·Dossier Arquitectura de La Habana·

Coordinado por Malva Flores y con textos de Joaquin Ibáñez Montoya, María José Pizarro Juanas, Óscar Rueda Jiménez, Ada Esther Portero Ricol, Mirelle Cristóbal Fariñas, José Antonio Yánez Balbuena y Fernando Vela Cossío, aquí les va el más reciente dossier de la revista española Cuadernos Hispanoamericanos dedicado a la arquitectura de La Habana, esa ciudad-residuo. Disfruten perversillos 😉

Carlos A. Aguilera: ·El comandante soft: entrevista a Abel Sierra Madero·

Fidel Castro es una invención, una fantasía que construyeron y vendieron corporaciones de la comunicación como The New York TimesPlayboyCBS, entre otras. Castro fue un producto de la Guerra Fría, una suerte de commodity, un producto que respondió a necesidades específicas tanto de los grupos liberales como de los conservadores. Y esto se conecta con tu primera pregunta en lo que respecta a esas fases de adoración y demonización. Fuera del contexto de la Guerra Fría el dictador cubano es un personaje anacrónico, hasta ridículo. Anthony de Palma le adjudicó a Herbert Matthews y The New York Times la producción de la fábula; pero creo que esa invención fue un poco más compleja. El periodista John P. Wallach recogió esa pulsión, mucho antes de que Anthony de Palma escribiera su libro. Aunque es algo trillado, decía Wallach “hay que decir, que si Fidel Castro no hubiera existido, lo hubiéramos tenido que inventar. El hecho es ese, que lo inventamos.” Para seguir leyendo…

MN: ·Interviú a Adriana Bosch / Documental ‘Cartas a Eloísa’·

A pesar de varias imprecisiones, no deja de ser interesante esta conversa entre María E. Salazar y Adriana Bosch, quien acaba de terminar ‘Cartas a Eloísa‘, un documental sobre Lezama Lima y la asfixia de los 70. Aquí les van ‘ambas dos’. Enjoyyyyyyyyyyt 😉 (Gif: MGA)

Revistas: ·Mundo Nuevo (1966-1968)·

Con textos y entrevistas y notas de/o sobre Severo Sarduy, Cabrera Infante, Reinaldo Arenas, Jesse Fernández, Lezama Lima, Jesús Díaz y muchos, muchos más, del ámbito hispanoamericano y europeo, aquí los dejo con todos los números hechos por Emir Rodríguez Monegal (MN continuaría publicándose hasta 1971) de una de las revistas más importantes (por polémica, lúcida e informada) de los años 60 en español: Mundo Nuevo. Revista que, en su momento, abriera un vector de diferencia al “foquismo retrógrado” de Casa de las Américas y al che-ísmo izquierdoso. Enjoyyyyyyyyyyt 😉

Dainerys Machado Vento: ·El silencio sobre ‘Ciclón’·

La ruptura de Orígenes puede considerarse como el verdadero cierre de un ciclo histórico cultural, que había estado conformado por publicaciones como Revista de AvanceEspuela de PlataNadie ParecíaPoetaClavileño, mientras Ciclón, como autodenominada “nueva revista”, fue el inicio de una nueva época artística. No solo porque estuvo más abierta a la experimentación estética, a la inclusión de géneros literarios diversos, como el teatro, el ensayo, el cuento corto y la crítica cinematográfica; también por su actitud contestataria ante el entorno social y por las decisiones formales de sus creadores, que legaron al presente una publicación aún equilibrada en su diseño, visualmente atractiva, que resurge seis décadas después para abrir nuevas perspectivas sobre la literatura cubana. Para seguir leyendo…

Luis Reguillo Sánchez & Leandro Morales: ·Diálogo con Octavio Armand·

Si dos exilios constituían de por sí borrones, luego se intentaría otro penúltimo punto final: borrarme del exilio, que equivalía a borrarme de un borrón. Nos perseguían, a mí y a todos los cubanos del exilio, che guevaras de bolsillo. Che guevaras en minúsculas. Es lo que entonces llamé doble exilio: al estar fuera de Cuba y fuera también del exilio latinoamericano, desaparecíamos como en espirales de humo. Que yo haya vivido dos exilios y además un exilio doble explica la polémica abierta en febrero de 1980 en el PEN Center de Nueva York. escandalar fue un esfuerzo por crear, del yo a tú con cada lector, un nosotros que se percatara del palimpsesto. Del borrón. Ese esfuerzo respondía tanto a la poética como a la ética de la revista. Para seguir leyendo…