Archivo de la categoría: Teatro

Carlos Espinosa: ·Los escenarios de las sexualidades disidentes·

¿Por qué el título de Cuba Queer? ¿Por qué no Cuba homoeróticaCuba homosexual o Cuba gay? A estas interrogantes da respuesta Fundora en “Escenarios para un deseo diferente”, el texto que sirve de introducción al libro. Allí argumenta que queer “ha devenido una suerte de término sombrilla que agrupa la diversidad de orientaciones sexuales e identidades de género disidentes de la norma heterosexual dominante, y porque además de ser en inglés el insulto homófobo por antonomasia que deviene consigna reivindicadora, lo queer se ha expandido también a «todo aquello que se sale de lo normal y pone en cuestión lo establecido»”. Y aunque reconoce que en contextos lingüísticos no anglófonos el empleo de ese vocablo se ha visto como una forma de colonialismo cultural, en Cuba Queer es entendido y aplicado desde la perspectiva de “la articulación del género y de las identidades sexuales no normativas y sus implicaciones escriturales, sociales, políticas y culturales”. 😉

Carlos Espinosa: ·Interviú a Abel González Melo·

Abel González Melo es el protagonista de la dramaturgia cubana actual. En esta entrevista habla de las razones que lo llevaron a escribir para la escena, de sus experiencias al ser leído por otros directores y de sus proyectos inmediatos. Para seguir leyendo…

DDC: ·Víctor Varela y Teatro Obstáculo llevan ‘El abismo de los pájaros’ a La MaMa de Nueva York·

“Una visión no autorizada de la historia o el mundo como campo de concentración”, así se define esta pieza teatral que “aborda la plasticidad del lenguaje en su más amplia diversidad: la pintura, el cuerpo del actor, el habla”. El abismo de los pájaros posee un enfoque conceptual que “oscila entre lo nacional y lo global. Va de Cuba al mundo, jugando a multiplicar las asociaciones en base a una idea dominante. Acerca de cómo las grandes mayorías sucumben ante las grandes minorías”. Para seguir leyendo…

Tatiana Bubnova: ·Cuerpos sin duelo. Iconografía y teatralidad del dolor·

Cuerpos sin duelo. Iconografía y teatralidad del dolor ( de Ileana Diéguez) es un libro estupendamente escrito y académicamente riguroso. Al mismo tiempo es un libro abominable. Lo es porque trata de una manera anatómica, al mismo tiempo que inquietante y reflexiva, aquello que todos sabemos que existe, pero no queremos enterarnos. La parábola y la metáfora del avestruz atraviesa de forma tangencial el libro, como diciendo: somos todos unos avestruces. Pero cuidado, miren cómo se mata a un avestruz: se le tapa la cabeza, se le encobija y se le golpea. Después se le hace filetes. Para seguir leyendo…

Julio E. Miranda: ·José Triana o el conflicto·

Hace poco publicábamos un impagable relato de Julio E. Miranda, uno de los escritores cubanos mas desconocidos de los últimos años. Aquí les dejo con un excelente ensayo sobre el teatro de José Triana, sobre su imaginario, sobre su “optimismo”. Enjoyyyyyyyyyyyyyyyyt 😉

Enrique del Risco: ·Cuba Queer y la redundancia·

Queer fue el teatro de los antiguos griegos, el pueblo más queer de la historia. O el isabelino donde a fuerza de prohibirle a las mujeres que interpretasen papeles femeninos sus representaciones se convertían en la apoteosis de lo queer. Queer ha sido el teatro con sus tramas rebuscadas, sus conflictos extremos, sus relaciones proscritas, sus travestismos, sus pasiones hechas carne y palabra. Lo queer es tan antiguo como la invención del hombre y la mujer ya sea por parte de Dios o de la laboriosa evolución. Para seguir leyendo…

14yMedio: ·’Mantecosa’, la realidad cubana concentrada en un cerdo·

La obra es una incisiva mirada a la realidad a partir del dilema de tres hermanos que deben matar al animal que criaron en un apartamento y en el que ponen todas sus esperanzas económicas… Para seguir leyendo…

Lynn Cruz: ·Le han hecho creer a la gente que pensar distinto es traicionar / Interviú al actor Pancho García·

En la década de los 80 se hizo un teatro muy evasivo, muy formal, donde primaba la cosa ideológica. Lo esencial, el pensamiento, escapó. Se hablaba entre líneas. Todo el mundo se iba por las ramas. Puestas en escena muy bellas pero ideológicamente negativas, porque no se podía hablar. Esas cosas uno las asumía en aquel momento. Yo padecí aquella represión. Es el tránsito nuestro, el viaje de mi generación. Para seguir leyendo…

Juan Cueto-Roig: ·El «Teatro Incompleto» de Manuel Reguera Saumell·

Extraídas de revistas, libretos y otras fuentes por la investigadora teatral Rosa Ileana Boudet, son cinco las obras que publica Ediciones de La Flecha, bajo el apropiado título M.R.S Teatro Incompleto: Sara en el traspatio, 1959, Premio de la Dirección General de Cultura del Ministerio de Educación; El general Antonio estuvo aquí, 1961; Recuerdos de Tulipa, 1962, llevada al cine por el director Manuel Octavio Gómez; La calma chicha, 1963; y La soga al cuello, 1967, que integró la muestra cubana a la Olimpiada Cultural de México. Para seguir leyendo…

HTimes: ·La Agencia Actuar castiga a Lynn Cruz·

Jorge Luis Frías, director de Actuar, se mordió la lengua cuando le pregunté las razones de esta decisión. Como lo tomé por sorpresa y el guión no estaba escrito, no supo qué responder, entonces prometió que redactaría los motivos del despido dentro de una semana, porque los agentes actuantes en verdad, no radican dentro de esta agencia díscola. ¿Provendrá la decisión del Ministerio de Cultura o de Villa Marista, la base militar de la seguridad del estado cubano? Para seguir leyendo…

Adonis Milán: ·Yo acuso·

Buen recuento de Adonis Milán, dramaturgo y director del grupo Perséfone, sobre la desmesura del totalitarismo cubano y la cadena de injusticias, represiones y censuras a que han estado sometido él y otros a partir de que se adscribieran al proyecto Cuba Decide -liderado por Rosa María Payá- y empezaran a denunciar en voz alta las hijeputancias del castrismo.

Diana Álvarez Amell: ·Para llegar a José Triana·

Aquí les van dos excelentes textos de Diana Álvarez Amell sobre José -Pepe- Triana, uno de los grandes dramaturgos, poetas y narradores de la isla (recientemente fallecido por cierto). El primero sobre su libro Orfeo en la ciudad, publicado hace un tiempito por Aduana Vieja, en Valencia; editorial que editara también su poesía y teatro completo. El segundo, sobre el surrealismo en su obra, en su imaginario. En fin, disfrutennnnn perversillos 😉 

Adonis Milán: ·Un pretexto para la resistencia·

Sobre cuáles fueron las fuentes para crear el texto Cruz dice: ¨Le pedí asesoría a los escritores Boris Gonzáles Arenas y Ernesto Santana. Me facilitaron varios materiales, como por ejemplo, el libro Los hijos del enemigo, de Norberto Fuentes, un reportaje de TV Martí y, en especial, testimonios de las víctimas del remolcador, entre las que se encontraba María Victoria Suárez, quien pierde a su hijo. “Esa fue una historia que me eligió a mí, yo no la elegí, porque cuando tú ves algo como eso serías muy insensible si fueras indiferente. Otro libro que definió la escritura fue La luz no es nuestra, de Leopoldo Panero, uno de sus textos dice que el mató a John Lennon y ese referente me dio la idea de decir yo maté a Fidel Castro”. Para seguir leyendo…

Rosa Ileana Boudet: ·Francisco Morín: profesión y mito·

Aquí les va el inestimable Francisco Morín: profesión y mito, de la gran Rosa Ileana Boudet. Libro que recoge algunas crónicas sobre él, algunas de las cartas que le enviaron, una documentadísima cronología y la versión original de la entrevista que Matías Montes Huidobro y Yara González Montes le hicieran al gran maestro del teatro cubano sobre la Electra Garrigó de Piñera. Pedir más sería una inmoralidad. Disfruuuuuten 😉

Lynn Cruz: ·Mi encuentro con Fernando Ravsberg·

Ni los fusilamientos en los primeros años del régimen de Fidel Castro; ni los prisioneros de conciencia que han muerto en huelgas de hambre en las cárceles cubanas; ni los suicidios en las universidades en el conocido “quinquenio gris”; ni el fusilamiento del general Ochoa; ni las víctimas del hundimiento del remolcador 13 de marzo; ni las condenas injustas a los presos políticos; ni los actos de repudio; ni borrar de la vida cívica, social y laboral a los opositores, podrán superar el peor crimen de Fidel Castro, la aniquilación del pensamiento y la voluntad de los cubanos. Para seguir leyendo…