Archivo de la categoría: Teatro

Perséfone Teatro: ·Johnnie Sayre / Spoon River·

Este nuevo episodio habla de la juventud, la desobediencia, la rebeldía y el arrepentimiento. Johnnie Sayre es un adolescente rebelde que escapa de su casa para saltar sobre los trenes, desafiando la jerarquía patriarcal; este personaje vaga sin rumbo. La muerte trágica pone fin a sus juegos, regresa lleno de culpa ante la frustración de su corta vida y el sufrimiento causado a su padre. Los lamentos y tormentos condenan a las almas de Spoon River a un eterno suplicio, que solo tiene como aliciente la revelación de la verdad más cruel sobre el significado de la vida. Esta alma joven, inexperta y confusa, quiso volar demasiado rápido y se estrelló contra el primer árbol sin levantar el vuelo. Para seguir leyendo/viendo…

Carlos A. Aguilera: ·Interviú a Heiner Müller / Archivo y terror·

Perteneciente a Archivo y terror. Operaciones entre literatura, política, teatro y arte, aquí los dejo con la interviú a Heiner Müller: “la deformación de Le Corbusier que el socialismo llevó a cabo en esa extensa área geográfica que Occidente antes denominaba “el telón de acero” es una de las más atractivas, por perversa, que se pueda pensar. Sin embargo, su relato, que me parece muy interesante, también está demasiado cargado con su propia historia personal. De ahí que el Hamlet parloteando en un barrio periférico de La Habana le haya parecido lo mejor del mundo. Pero ¿cree usted que para alguien en Noruega o Francia funcionaría de la misma manera? Supongo que no. El mejor escenario para una obra de teatro es siempre algo muy relativo. Quiero decir, no existe.” Enjoyyyyyt 😉

Guillermo Cabrera Infante (Feat. Ricardo Hernández Otero): ·Teatro norteamericano en La Habana·

Presentamos al lector tres olvidados textos suyos que nos lo muestran cercano al arte de las tablas –una conexión poco cultivada amén de la versión escénica que escribiera de su cuento de Así en la paz como en la guerra, “Josefina, atiende a los señores”, estrenada el mismo año de aparición del volumen (1960), y de su posterior casamiento con la actriz Miriam Gómez. Los tres textos guardan cierta unidad temática por centrarse en el teatro norteamericano. Uno de ellos, además, nos depara la agradable satisfacción de develar un seudónimo suyo, hasta donde se conoce, completamente desconocido. Expuestas las coordenadas generales por donde transitarán estas notas, pasemos a los habituales comentarios, que sólo pretenden ubicar a los lectores en los contextos de los materiales ofrecidos como novedad. Para seguir leyendo…

Katherine Perzant: ·Interviú a Carlos Díaz / La flor venenosa de Shakespeare·

Vicente Revuelta decía que cada cierto tiempo había un nuevo movimiento de máscaras, no de masas. Hay un estudio muy profundo de la máscara en el teatro. De la máscara que tú fabricas y te colocas en el rostro para cambiarlo. Nos pasamos la vida viendo máscaras. Yo tuve una hace tiempo. Y le falló el cordón y no me la he puesto jamás. A mí me alegraron dos caricaturas que me hicieron, la gente se espantó, pero sé que uno vino al mundo con un rostro y fue el que te tocó. Al sol le tocaron los rayos. Le tengo un poco de miedo a la máscara y, como soy tan lorquiano –Lorca en El público lucha por arrancar la máscara–, no me molesta quien quiera tenerla. Y si defiende su máscara, menos, pero sé que en cualquier momento caerá. Para seguir leyendo…

Jamila Medina Ríos: ·Que la revolución dure un orgasmo: Nara Mansur en Ediciones sinsentido·

Charlotte… puede ser visto también como un manifiesto del teatro del futuro que Nara quería improvisar cuando lo escribió, deseando que hablaran “nuestras parateatralidades” y nuestros actos cotidianos, buscando estudiar los “mitos ciudadanos” de la Isla. Como investigación permanente, esta obra se ha abierto a múltiples diseminaciones, cuerpos y voces. De ahí que de su cadáver exquisito salgan reverberando, como fuegos fatuos de galeones escondidos, los restos de la Historia desmitificada y las exhumaciones de fantasmas nacionales y ajenos (franceses, pero también soviéticos). Un texto que con el paso del tiempo está mucho más vivo que muerto, suelta su lengua, y sigue improvisando sus “verdades” en melodías o ritmos de tableteo diverso, de la tonada campesina al reguetón, pasando por el rap, la canción patriótica y el repicar de una ametralladora –por suerte, de palo–, que evade lo bélico llamando a la reconciliación. Para seguir leyendo…

Martha Luisa Hernández Cadenas: ·Interviú a Nara Mansur·

La teatrología creo que me ha dado la posibilidad de problematizar, de vivir la escritura en su contradicción, su incertidumbre, la posibilidad de creer que escribir es una zona bastante fecunda de generar preguntas, enunciar problemas a través de un artificio; a veces me ilusiono y quiero creer que ciertos poemarios pueden ser una “obra de tesis”, una nouvelle, una tragedia o un folletín, o una declaración a la manera de un texto casi jurídico… Hay una puesta en crisis de lo genérico, así y todo sin límites, así y todo contaminadas, liminales palabras, situaciones. También siento que pertenezco, me pienso más, en la idea de escritura / escrituras que de literatura. Para seguir leyendo…

PerséfoneT: ·El teatro cubano se hace ahora en YouTube: Dora Williams/Spoon River·

“Dora es todo una antiheroína, ella no se mueve por pasiones o resentimientos a diferencia de las mujeres que aparecen en los capítulos anteriores, su único objetivo es la banal ambición de una vida lujosa a cualquier costo. Lentamente fue secando su humanidad para darle paso a una máscara social y frívola. Evade el dolor, la nostalgia y cualquier experiencia traumática, ella decide de una manera quirúrgica cortar todo lo que la hace indefensa. En su lugar encontramos una mujer ataviada de una gran sonrisa impuesta y poses de gran dama. La filmación fue en la costa conocida como Playa del Chivo pasando el túnel de la Habana Vieja, un lugar famoso por ser un sitio de encuentros eróticos para homosexuales. Un lugar donde la marginación y el lívido masculino pulula de una manera grotesca.” Para acceder al vídeo…

Lizabel Mónica: ·Peter Handke en Cuba·

Si la intención de Peter Handke era la de contar con actores que no “dramatizaran”, para que el texto, y en definitiva las palabras mismas, sobresalieran, en varias ocasiones los actores de Impulso Teatro distraen a la audiencia con artificios ligeros, como agruparse o dar saltitos de un lado a otro del escenario, entre coreografías que ostentan la evidencia de marcar el ritmo de la función: su finalidad es organizar los cuerpos en escena a un tiempo que los convierte en objetivos, seguidos por la mirada atenta del espectador. Para seguir leyendo…

Augusto Munaro: ·Teatro de Reinaldo Arenas: palos a Fidel desde las tablas·

Los textos dramáticos aquí reunidos son las piezas “Traidor”, “El Paraíso”, “Ella y yo”, “El Reprimero” y “El poeta”. Aún cuando podamos concebirlos de manera individual, se enlazan unos con otros como fragmentos de un todo que se puede armar o desarmar de diferentes modos. Represión, soledad, miedo, perseguidos y enjaulados… Cada pieza pareciera ser atravesado por un estilo distinto, teniendo como nervio central, como hemos dicho, la denuncia. Para seguir leyendo…

Teatro Kairos: ·Patriotismo 36-77·

Excelente propuesta de Teatro Kairos, bajo la dirección de Lynn Cruz, quien hace poco explicaba su obra así: “El texto lo fui construyendo a partir de las vivencias de los actores. Sus fascinantes personalidades e inteligencia hicieron crecer la dramaturgia durante cada día de ensayo. Hay una escena dedicada a un selecto grupo de escritores cubanos del exilio e inxilio, que tiene su origen en esas conversaciones creativas que sostuve con ellos.” Enjoyyyyt 😉

Virgilio Piñera: ·Artaud, fundador de una nueva vanguardia·

Virgilio Piñera abre su prólogo para que el temperamento de Artaud se manifieste por sí solo. El prólogo recoge fragmentos de cartas que dejan al descubierto el volcán que fue Antonin Artaud, el hombre que creó el Teatro de la Crueldad, el hombre que levantó las columnas que sostuvieron, treinta años más tarde, los movimientos experimentales del teatro europeo. Jean Genet, Samuel Beckett, Eugène Ionesco, Fernando Arrabal y Alejandro Jodorowski y su Grupo Pánico, Jerzy Grotowski y su Teatro Pobre, el Living Theatre, el Anti-Teatro… son deudores de las tesis de Antonin Artaud. Para seguir leyendo…

TMH: ·El teatro cubano se hace ahora en YouTube: Nancy Knapp/Spoon River·

Este es el primer cortometraje de la serie Spoon River, tomado de un poema de la Antología de Spoon River del autor norteamericano Edgar Lee Masters. Grabado en los derrumbes de un edificio abandonado en la playa ‘La Puntilla’, del residencial barrio de Miramar, en la Habana. Conectando así las narrativas existencialistas de Lee Masters con nuestra realidad. Para seguir leyendo…

Ricardo Salvat: ·Interviú a José Triana·

Buenísima conversa con José “Pepe” Triana en 1991 sobre teatro, revolución, generaciones, poesía y cine. Ojo: no se pierdan la anécdota con la capitana Haydée Santamaría y Casa de las Américas. Enjoyyyyyyyyyyy 😉 (Agradecimientos a DAA.)

Rauda Jamís-Tejera: ·Ramiro Guerra: la coreografía de un hombre libre·

Los años 70 y 80 fueron períodos de puertas cerradas. “No les gustaba lo que hacía, no tenía ni espacio para una compañía, ni bailarines”, recordó Ramiro más tarde. Tampoco tenía ingresos para vivir, pero aún así hizo algo excepcional: creó un ballet para un solo bailarín al que se accedía a través de la pequeña escalera que subía a la terraza del edificio. En secreto, a escondidas, hacía sus funciones a las que asistían tres o cuatro espectadores cada vez. Para seguir leyendo…

Martha Luisa Hernández Cadenas: ·Penélope (sin órganos) aserrando (lengua) Televiché·

La escritura es un acto de rebeldía, de anarquía, de protesta, hacia el magma originario, hacia el continuum de una gestación que es desastre encarnado, permanente estallido. Si me preguntan quién es ese poeta, pienso en lo desastrosas que son las definiciones para hablar de poesía. Intento capturar ese instinto que traduce una escritura ritual y corpórea, detecto en la poética de Marien Fernández Castillo/Zuleydys Depekín el efecto impactante de lo sensorial y lo vivo. Preguntarse qué atraviesa esa unidad que es experimentación inflexible, sin definirle tácitamente, sino viajando a través de él, de lo que escribe y cómo se lee, este ensayo es la oportunidad de escribir una semblanza. El poeta ha estado ocupado en una permanente disquisición sobre teatro, poesía, forma y textura. Para seguir leyendo…